Paraná
Martes 06 de Noviembre de 2018

Un joven murió de un balazo en extraño episodio en un barrio en construcción

El violento hecho sucedió en la zona de Tibiletti y Bordón, en el este de Paraná. Hay versiones cruzadas sobre lo acontecido ayer

La División Homicidios de la Policía de Entre Ríos trata de determinar en qué circunstancias murió Hugo Alberto Monzón, un joven de 30 años que ingresó a un barrio en construcción en la zona este de Paraná y fue abatido por el sereno del lugar.
Fuentes policiales consultadas por UNO indicaron que hay dos versiones sobre cómo se desencadenaron los hechos. Una indica que Aníbal Martínez, de 53 años, estaba custodiando las viviendas que aún están deshabitadas en la zona de Tibiletti y Bordón, en el denominado barrio 44 Viviendas. Al parecer, el sereno escuchó ruidos y al observar se encontró con dos muchachos, uno de los cuales le disparó y él respondió la agresión con un disparo efectuado con un aire comprimido modificado. En el lugar la División Homicidios encontró una tumbera que podría dar crédito a la versión del detenido.

El disparo fue efectuado desde unos 50 metros de distancia, y según pudo conocer UNO el balín (que está modificado en su punta) ingresó abajo de la tetilla izquierda provocando la mortal lesión.
Hay otra versión dada a conocer por el amigo de Monzón que dice que ellos intentaron cruzar por el barrio solo con los fines de acortar la distancia hasta sus casas. Además rechazó que hayan agredido al sereno.
La fiscal Patricia Yedro dispuso la detención de Martínez, quien será indagado hoy a la mañana. Una vez que la Fiscalía escuche la versión del detenido decidirá si lo imputa y qué delito le endilga.
Ayer transcendió que la defensa podría llegar a solicitar la legítima defensa, pero eso recién se sabrá en la jornada de hoy. La Fiscalía recibirá en las próximas horas los informes de los forenses sobre las causales de la muerte, mientras que Criminalística trabaja en los peritajes de las armas secuestradas.

Sin detenidos
Personal policial trabaja levantando rastros y entrevistando posibles testigos para dar con el o los autores del disparo mortal que recibió el domingo Cristian Palacios, de 22 años, quien era un interno de la Unidad Penal N° 1, donde estaba cumpliendo una condena por robo y gozaba de salidas socio-laborales.
Por el momento no hay personas detenidas, pero entre las pistas que manejan los investigadores hay una que vincularía a la víctima con el narcomenudeo.
Si bien hay mucho hermetismo entre los vecinos de la zona de la escuela Hogar, en especial de calle Los Constituyentes, que es donde fue encontrado Palacios herido, parece que se comenzó a romper el pacto de silencio y ya hay datos que están saliendo a la luz.

Comentarios