Secciones
Paraná

Robos en viviendas, remisero herido en asalto y el robo de un ventilador de una iglesia

El trabajador del volante sufrió un corte al forcejear con pasajeros-ladrones en Caputto y Tibiletti. El ventilador de la parroquia Santo Domingo Savio fue recuperado.

Domingo 12 de Enero de 2020

Entre la noche del sábado y la madrugada de ayer se produjeron varios hechos delictivos en Paraná, tanto en domicilios particulares como en la vía pública.

Antes de la medianoche del sábado, una mujer fue asaltada en el ingreso de la ciudad, por avenida Circunvalación. La víctima circulaba a bordo de un auto, al que se le pinchó una rueda, por lo que cuando se detuvo al margen de la arteria para repararla o a esperar el auxilio mecánico la abordó un sujeto que le sustrajo una cartera.

Según se informó a UNO, el delincuente habría aparecido desde la zona cercana al Club Ministerio, por calle Mantegazza, por lo cual la Policía realizó recorridas por la zona para tratar de identificarlo y para prevenir nuevos robos.

Otro hecho delictivo tuvo como víctima a un remisero. El hombre tomó pasaje en calle Laurecena y Güemes. Eran tres jóvenes, que le indicaron como destino calles Caputto y Tibiletti. Cuando estaban por llegar a destino, el chofer sospechó que iba a ser asaltado, por lo que al momento en que uno de los pasajeros intentó sustraerle algún elemento, quiso evitarlo y forcejearon.

Como uno de los ladrones estaba armado con un cuchillo, en el forcejeo el conductor resultó con un corte en el maxilar inferior, cerca del cuello. La víctima fue a su casa y como luego comenzó a sangrar más que al principio decidió ir al hospital San Martín para que lo asistieran. Allí contó lo que le pasó, pero al menos hasta anoche no hizo la denuncia, según se informó a UNO.

La lesión que sufrió el trabajador del volante fue leve, ya que luego de las curaciones que le practicaron en la Guardia del nosocomio le dieron el alta médica.

También se denunciaron hurtos en viviendas. Por ejemplo, en una casa de calle Mihura al 1500 ladrones se llevaron algunas pertenencias. Fuentes policiales indicaron a UNO que, en momentos en que la finca estaba deshabitada, delincuentes ingresaron y sustrajeron un televisor y un equipo de música. Cuando la familia llegó al hogar en horas de la madrugada, advirtieron el hecho que sufrieron y radicaron la denuncia en la comisaría tercera.

Por otro lado, en una vivienda de calle Virrey Vértiz, en el barrio Gaucho Rivero, un vecino denunció en la comisaría novena que le robaron varias herramientas, como una carretilla y una pala.

Uno rezaba, otro robaba

Un hombre ingresó, entre las 20 y las 20.15 a la sala del Santísimo de la parroquia Santo Domingo Savio, ubicada en Miguel David 100 de Paraná, desenchufó el ventilador de pie y se lo llevó ante la mirada de un fiel que estaba rezando.

El sacerdote Walter Minigutti confirmó a UNO que el ladrón se llevó el ventilador en un remís que estaba en la puerta y como había sol lograron anotar la patente.

En la comisaría 13 recibieron la denuncia del hombre que estaba “adorando” al Santísimo a la hora del robo. Es más, le preguntó qué estaba haciendo y el ladrón respondió que lo llevaba a la parroquia. “Fue todo muy rápido”, reconoció el párroco que tomó la decisión de subir el video a Facebook.

“La intención de viralizar las imágenes fue para no sentirnos tan solos” remarcó Minigutti, al describir lo que sienten con los últimos robos que vienen sufriendo, tanto en la parroquia como en el barrio.

Los integrantes de la comunidad de la parroquia Santo Domingo Savio están preocupados porque la sala en donde los fieles rezan al “Santísimo” está abierta las 24 horas del día durante todo el año.

La cámara de seguridad fue colocada para chequear que siempre estén los fieles rezando y que lo hagan con cierta seguridad, aunque el último robo demostró que la situación social es compleja.

En el barrio de la parroquia se registraron arrebatos en las calles y algunos intentos de “entraderas” en casas de familia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario