Secciones
Droga

Juzgan a dos jóvenes por el traslado de marihuana y cocaína a María Grande

Un oficial de Marina y un amigo comenzaron a ser juzgados por el Tribunal Oral Federal de Paraná por el tráfico de drogas. Hoy declaran testigos.

Lunes 01 de Junio de 2020

Dos jóvenes de la ciudad de María Grande comenzaron a ser juzgados ayer por el delito de Transporte de Estupefacientes.

Se trata Franco Germán Camilion y del oficial de Marina, Leopoldo Fernando Narváez. Ambos están con arrestos domiciliario desde el 4 mayo, cuando fueron aprehendidos por personal de Gendarmería Nacional en la ruta 10 a la altura del acceso a Paso de Piedras. En ese lugar fue detenido un Fiat Súper Europa propiedad de la madre de Camilion. En el interior de una mochila que estaba entre las piernas de Narváez, los efectivos de seguridad hallaron 1 kilo de cocaína y dos de marihuana.

En el debate, que continuará hoy con la declaración de cuatro testigos, dos funcionarios y dos civiles, se trata de establecer la responsabilidad de los arrestados, ya que Camilion niega haber tenido conocimiento del traslado de la droga.

Según se dijo en el debate, que se realiza bajo estrictas normas de seguridad por el Covid-19, los jóvenes al momento de ser detenidos regresaban a María Grande tras comer un asado con amigos en Paraná. El operativo de Gendarmería que concluyó con el secuestro de la droga se ejecutó cerca de las 1.30.

El juicio está bajo el control de la camarista Federal Noemí Berros, quien preside el tribunal unipersonal. El Ministerio Público está encabezado por el fiscal general, José Candiotti, mientras que la defensa de Camilion está a cargo de Pedro Fontanetto D’Angelo y José Velázquez, en tanto que Narváez es representado por la defensora pública Noelia Quiroga.

Este juicio oral y público es el primero que se realiza de forma íntegra, ya que como consecuencia de la cuarentena dictada por el gobierno nacional por la pandemia de coronavirus solo se estaban realizando juicios abreviados y se concluyeron los que estaban en desarrollo antes del inicio del aislamiento obligatorio dispuesto a medidos de mayo.

En la jornada de hoy las partes van a escuchar a los funcionarios que desarrollaron el operativo de control y los testigos civiles de la requisa. Al parecer las dos personas ajenas a la fuerza de seguridad nacional transitaban casualmente por la ruta.

UNO consultó una vez culminada la audiencia con el defensor Pedro Fontanetto D’Angelo, quien explicó: “Vamos a demostrar que Camilion fue usado para el transporte de drogas”. Además el letrado sostuvo: “Mi defendido es inocente. No sabía nada de la droga”. Acerca de si había tareas investigativas previas sobre los acusados, el abogado precisó que no. En ese sentido detalló que “la requisa se habilitó producto del estado de sospecha, porque supuestamente Narváez se puso nervioso”.

Si bien en la mayoría de las causas los acusados se niegan a declarar en esta etapa de la investigación, los dos detenidos hablaron ante la Justicia Federal y realizaron un descargo, que la Fiscalía lo evaluará al momento de los alegatos, al igual que las defensas.

Las pertenencias de los procesados por transporte de estupefacientes fueron secuestradas, entre ellas, los celulares, los cuales fueron peritados.

La escala penal para el delito que les endilga el Ministerio Público Fiscal a los acusados arranca en cuatro y llega hasta los 15 años de encierro. Hasta el momento el único que pasó un tiempo en la cárcel fue el oficial de Marina que estuvo alojado en la Unidad Penal Nª 1 de Paraná

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario