Secciones
Policiales

Investigan la muerte del militar retirado y su esposa

La principal hipótesis de lo ocurrido ayer en la vivienda del barrio Los Arenales es que Hugo Lerch mató a puñaladas a María Emilia Gorosito y luego se clavó el cuchillo en el corazón. Aunque los investigadores no descartaron aún otras hipótesis. Más detalles de las pesquisas. 

Miércoles 12 de Noviembre de 2014

José Amado/De la Redacción de UNO
jamado@uno.com.ar

 

Dos jóvenes escucharon la discusión que tenían sus padres en su habitación. Pensaron que era una más de las tantas peleas que venían sucediendo en los últimos días. Pero cuando se hizo el silencio, fueron a la pieza y los encontraron muertos en la cama. La principal hipótesis versa sobre un homicidio seguido de suicidio: Hugo Lerch, de 64 años, mató a su esposa María Emilia Gorosito, de 49, con nueve puntazos y luego se apuñaló en el pecho con el mismo cuchillo.


El dramático episodio ocurrió alrededor de las 2 de la madrugada de ayer, en la vivienda de calle Jozami 1108, casi Rondeau, de Paraná. En las tempranas horas de la mañana la noticia dejó sin aliento ni palabras a muchos familiares y allegados a la pareja, quienes jamás imaginaron un final de estas características. Pero muchos de ellos tal vez no sabían lo que la investigación pudo recabar: que las cosas estaban cada vez peor entre Lerch y Gorosito.


El hijo mayor del matrimonio, de 19 años, llamó al 911 cuando encontró a sus padres sin vida, en medio de un charco de sangre. Enseguida llegaron al lugar los efectivos policiales de la comisaría 14ª, y luego los de la Dirección Investigaciones y el fiscal Juan Malvasio.


El joven y su hermano de 15 años fueron coincidentes en el relato de la discusión que existió desde la noche del martes, y que su padre estaba fuera de sí. En este sentido, comentaron respecto de un problema puntual que se había suscitado entre sus padres desde hacía poco tiempo.

 

La pesquisa
La escena del crimen fue la habitación matrimonial ubicada en la planta baja de la vivienda. Allí trabajaron el fiscal y el personal de la Dirección Criminalística, levantando rastros, como huellas dactilares, muestras de sangre y el arma blanca por la que murieron el hombre y la mujer.


El médico forense hizo una primera observación de los cadáveres en el lugar, pero fueron los resultados de la autopsia practicada en la morgue judicial los que arrojaron resultados concretos: Gorosito había sufrido nueve puntazos con el cuchillo en su cuerpo, y fue el que le alcanzó el cuello el que le costó la vida. En tanto que Lerch tenía una sola herida: en el pecho, donde el cuchillo le alcanzó el corazón.


Además, el estudio forense determinó otro dato que resulta clave para la investigación, en relación al momento del deceso de cada persona: la mujer murió primero, y poco después se produjo el fallecimiento del hombre.


Este dato reforzó la principal hipótesis de la investigación: el femicidio seguido de suicidio. Además, según los elementos observados en el lugar y por las declaraciones de los hijos del matrimonio y de vecinos, no estaría involucrada una tercera persona en el hecho.


Por otro lado, hay otra teoría que no encuentra sustento firme pero siembra dudas: que Gorosito haya atacado a Lerch mientras dormía, clavándole el cuchillo en el pecho, para luego el hombre levantarse y atacarla con la misma arma blanca y asesinarla.


Resulta que Lerch, como militar retirado, tiene una pistola 9 milímetros guardada en la casa, y muchos que conocían esto se preguntaron por qué no la utilizó para dar muerte a su esposa, o luego para quitarse la vida, eligiendo asestarse la puñalada en el corazón.


Más allá de las dudas que esto generó, no hay todavía ningún elemento concreto que permita darle consistencia a esta hipótesis, y por el contrario la primera cuenta con mayores evidencias. De todos modos, el fiscal no descartó ninguna por el momento, ya que solicitó varias medidas de las cuales se esperan los resultados para los próximos días.


Entre ellas, las de carácter científico que se trabajan en el laboratorio de la Justicia, y también las pericias sobre los celulares de los fallecidos, que podrían arrojar nuevos elementos esclarecedores, al menos sobre el conflicto existente en el matrimonio.

 

Inesperado
En el ámbito de allegados y conocidos de Lerch y Gorosito, nadie podía creer lo sucedido, ya que todos los consultados tienen un buen concepto del matrimonio y la familia, lo cual obviamente no habla de lo que pudiera ocurrir puertas adentro de la casa.
Gorosito era docente en la ENET Nº 2 Almirante Brown de Paraná, cuya comunidad educativa se conmocionó con la noticia de su muerte, por lo que ayer se suspendieron las actividades por duelo. Además, un allegado contó que era una mujer muy cordial y amante de los perros.


Lerch era muy conocido en Paraná, tanto por su actividad empresarial como por su historia y las excentricidades de su vida. Nacido en Suiza, fue un militar de la Fuerza Aérea y muchos recuerdan que estuvo solo en el Amazonas, cautivo de una banda de narcotraficantes. Afincado en el barrio Los Arenales de Paraná, se dedicó a la fabricación de embarcaciones en un astillero, actividad que ahora desarrolla su hijo mayor (de un matrimonio anterior), y hasta su muerte estaba a cargo de la guardería de lanchas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario