Asalto
Martes 06 de Marzo de 2018

"Eran ladrones profesionales", afirmó el exfiscal de Estado asaltado en su casa

Idelfonso Esnal, de 81 años, contó el episodio de ayer a la madrugada, en Victoria. Dos ladrones se llevaron dinero, relojes y alhajas

Como dos hombres araña, los ladrones treparon por un balcón y se metieron en el dormitorio. No prendieron las luces, no se cubrieron los rostros ni dieron el golpe con violencia. Bastaron dos linternas para lograr ocultar sus identidades, maniatar al matrimonio que dormía en la cama y apoderarse de una importante suma de dinero que había en la vivienda de calle Laprida, entre San Martín y Alem, de la ciudad de Victoria.
Las víctimas fueron el abogado Idelfonso Esnal, de 81 años, y su esposa. El hombre es conocido por haber sido fiscal de Estado durante el segundo gobierno de Jorge Busti.
El asalto ocurrió a las 3 de ayer, y sobre el mismo Esnal afirmó que hay "poco para contar". En diálogo con UNO relató: "Se me aparecieron de golpe, se treparon por el frente de la casa y se metieron por el balcón. Eran dos y en tono de voz muy baja, sin luces, solo con dos linternas de baja potencia, nos alumbraron a mí y a mi señora, nos ataron bien atados y preguntaron dónde estaba la plata. Obviamente no voy a cometer el error de resistirme. Y bueno, les dije dónde estaban los pesos que tenía para pagar a dos peones del campo que tengo, unos 40.000 pesos, el sueldo del mes pasado".
Consultado acerca del tiempo que los ladrones estuvieron adentro de la casa, Esnal dijo: "Le calculamos 45 minutos. Después como nos obligaron a quedarnos en la cama atados, se dedicaron a revisar, a dar vueltas patas para arriba todo buscando más dinero, que no había. Después que recorrieron todo nos llevaron los relojes y algunas alhajas de mi mujer. Siempre hablando en voz muy baja. Supuse que se estaban por ir cuando me metieron una gasa en la boca y me taparon para que no pudiera gritar ni nada. Estimo que bajaron la escalera y se fueron por la puerta del frente de la casa que da a la calle".
Acerca de la audaz modalidad de ingreso a la vivienda, el abogado expresó: "Se notan las marcas de las zapatillas de cuando treparon por la pared, no nos explicamos si hubo un tercero que los ayudó, a lo mejor una ventana sirvió de apoyo".
Esnal dijo que no recibieron golpes de ninguna naturaleza: "Nos recontra ataron pero siempre sin amenazar, más que las amenazas naturales de que nos portáramos bien".
"Tengo la convicción de que eran ladrones profesionales, muy posiblemente no eran de Victoria. No es habitual meterse en una casa habitada y en la forma que nos ataron", aseguró Esnal. Aparentemente, los atracadores estaban armados, pero solo en un momento pudieron ver algo: "Mi mujer dice que ella vio que cuando la despertaron que tenían un arma, pero después no les vimos más nada", contó el hombre.
Posiblemente hayan existido algunas averiguaciones previas al hecho por parte de los ladrones, pero fundamentalmente la víctima cree que "fue al voleo y por el balcón, si uno se pone a pensar es bastante tentador, y sobre todo esta gente que trepa como gatos".
Según informó LT 39, oficialmente se indicó que los ladrones que actuaron a cara descubierta, solo con un gorro, se llevaron unos 60.000 pesos además de los otros elementos mencionados.
Tras la denuncia, la Policía y la Fiscalía local llevan adelante la investigación y, en particular, se están estudiando las cámaras de vigilancia particulares de dos cuadras a la redonda para observar los movimientos de vehículos en las horas previas y posteriores al robo.
"Por ahora están trabajando, pero veo que si es como pensamos no va a ser tan fácil porque da la impresión de que no era gente de acá", concluyó Esnal.

Comentarios