Paraná
Lunes 05 de Noviembre de 2018

Denuncian que un femicida con perpetua tiene "aplicado" a todo el pabellón 16

Presos se quejan de las amenazas a ellos y sus familiares por parte de Marcelo Schiaffino, condenado por matar a su pareja y por proxeneta

En el pabellón 16 de la Unidad Penal N° 1 de Paraná hay 105 internos. Entre ellos está Marcelo Schiaffino, de 44 años, condenado a prisión perpetua por un femicidio cometido durante la visita familiar de una joven en la cárcel de Gualeguaychú, de donde es oriundo. Presos del mismo pabellón se comunicaron con UNO para expresar que "tiene aplicada a mucha gente, vive amenazando a internos que quieren vivir en paz". Por eso piden que se tomen medidas con el hombre, porque "así es imposible poder purgar la condena, porque mantiene a todo ritmo el pabellón".
Schiaffino fue condenado a 13 años de prisión por esclavizar y explotar sexualmente a una chica de 15 años en Gualeguaychú. La secuestró, la torturó y la prostituyó. Con 29 años lideraba una banda que prostituía a mujeres, integrada por su madre y sus tres hermanos, también condenados por Promoción de la prostitución.
Mientras purgaba esta condena en la Unidad Penal N° 2, en febrero de 2013 asesinó a su pareja, Vanesa Ocampo, de 23 años, durante una visita familiar, dentro del instituto penitenciario. En ese momento, el hombre ahorcó a la joven, salió de la habitación y le informó a los carceleros que la había matado, adelante de la hija de 1 año y medio.
Schiaffino había sido trasladado a la Unidad Penal de Federal, y luego lo alojaron en la de Paraná.
En la jerga carcelaria, "aplicar" es amenazar a otros presos y sus familiares para que lleven dinero, comida y otros elementos, para no matarlos; "tirar a la cancha" es delatar; y "cachivache" es aquel que pretende manejar un pabellón.
Según el reclamo que plantearon a UNO algunos presos, Schiaffino y varios presos más habrían formado una banda, la cual amenaza y amedrenta física y psicológicamente a los otros internos. "Uno quiere purgar tranquilamente la causa y a esta persona no le interesa nada, porque tiene cadena perpetua.
"Tiene aplicado a mucha gente, hace llamadas a los familiares, les dice 'traeme para tal día tanta plata y tantas cosas porque si no tu familiar va terminar en un cajón'. Hay heridos, pero queda dentro del pabellón, porque los mismos celadores si uno sale a hablar, te tiran a la cancha. Queremos purgar tranquilo nuestro delito pero con esta gente no se puede", afirmó un interno.
"Se quieren hacer los cachivaches, y en este pabellón no da, porque somos gente tranquila. Todos los días lo mismo. Yo en mi caso que estoy empezando la facultad, así no puedo estudiar. Todos lo días este tipo con su banda te cae al rancho a cualquier hora, te amenaza".
"Queremos salir adelante, el 90% se siente culpable, acarrea la culpa y la cruz que uno tiene, por la familia, pero a esta gente no le interesa nada, tiene cadena perpetua".
Por otro lado, los internos destacaron que la actual dirección del penal ha trasladado a todos los "cachivaches", pero "le está quedando este".
Consultado el abogado que representa a los presos que plantean la queja, Horacio Barreto dijo que iba a poner la situación en conocimiento del Juzgado de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, a cargo de Carlos Rossi, así como a autoridades penitenciarias, "para que esto se esclarezca, ya que el fin de las cárceles es la resocialización del reo, como lo dice taxativamente la Constitución Nacional", afirmó.

Narcopolicías con celulares
A primera hora de la mañana de ayer se llevó a cabo una requisa en el pabellón colectivo de la Unidad Penal N° 2 de Gualeguaychú, donde se encuentran alojados los cuatro policías detenidos por la causa de narcotráfico que involucra a uniformados de la ciudad de Villaguay.
En la requisa se encontraron siete celulares en poder de los reclusos.
Así lo confirmó al sitio Reporte 2820 el titular de la Unidad Penal N°2, César Villalba, al señalar que "efectivamente se encontraron siete teléfonos celulares dentro del pabellón donde se aloja el personal policial detenido en Villaguay", y destacó que "dentro del lugar residen otros internos compartiendo espacio con ellos".
"Fue una requisa rutinaria que encabecé esta mañana. Se encontraron siete teléfonos. Ahora investigamos cuál es el vínculo con los internos", destacó el jefe de la unidad.
Villalba dijo que lo sorprendió el hallazgo y que los internos se mantendrán en el mismo espacio hasta que avance la investigación.
Por otra parte aseguró que los teléfonos celulares fueron secuestrados y que se están llevando a cabo las tareas de investigación correspondientes para determinar la propiedad, cómo llegaron hasta allí y para qué se utilización, remarcó R2820.
El traslado de los efectivos policiales involucrados en el mencionado ilícito se produjo el jueves por disposición del Juzgado Federal N°1, a cargo del juez Pablo Seró.
La causa mantiene detenidas en distintas cárceles de la provincia a 15 personas acusadas de integrar una banda narco que recibía cocaína desde Moreno, en la provincia de Buenos Aires, para comercializarla en Villaguay.

Comentarios