Secciones
Juicio abreviado

Condenado por viajar con cocaína en una salida de la cárcel

Amado Hamze fue condenado junto a Hugo Altamirano por ir en taxi y los descubrieron gendarmes en al ruta 12 con la cocaína que llevaban hacia Capital Federal.

Lunes 06 de Septiembre de 2021

Los dos hombres con antecedentes por narcotráfico habían viajado juntos hacia Buenos Aires en un taxi, cuando los detuvieron antes de salir de la provincia con un kilo y medio de cocaína. Uno de ellos todavía estaba preso en la cárcel de Paraná por haber sido condenado en otra causa por drogas, pero con una salida socio familiar. Ahora los sentenciaron nuevamente y los declararon reincidentes.

Uno de ellos es Amado Omar Hamze, de 60 años, porteño de nacimiento pero residente en los últimos años en la ciudad entrerriana de Santa Elena. El otro es un vecino del barrio Francisco Ramírez de Paraná, Hugo Daniel Altamirano, de 49 años.

Ambos cayeron detenidos el 15 de marzo de 2019, a las 14.15, cuando personal de Gendarmería Nacional del Escuadrón de Seguridad “Zarate Brazo Largo”, apostados en el kilómetro Nº 115 de la ruta nacional Nº 12, Departamento Islas del lbicuy, en el marco de un operativo de control, detuvieron la marcha de un auto Chevrolet Onix, que era un taxi de Paraná (interno 183). El mismo tenía como destino final la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El vehículo era conducido por C.S., y como pasajeros viajaban Altamirano y Hamze. Al ser identificados, Hamze presentó documentación que daba cuenta de que era un condenado que se encontraba en salida extraordinaria de la Unidad Penal Nº 1 de Paraná.

En el marco de una inspección de rutina, los uniformados procedieron a realizar un control del rodado, chofer y pasajeros, con el apoyo del perro detector de drogas y su guía.

En la requisa hallaron una mochila color negra que se encontraba en el asiento trasero del vehículo, ubicada en medio de Hamze y Altamirano, ante la cual el pero Reck reaccionó indicando la presencia de estupefacientes.

LEER MÁS: Gendarmería detuvo en Zárate un taxi de Paraná con 1,4 kilos de cocaína

Se inspeccionó la mochila y hallaron en su interior, entre prendas de vestir, dos paquetes rectangulares, conteniendo una sustancia blanca, y el test confirmó que era cocaína. Además contenía 55.770 pesos y un celular.

En ese momento, Hamze manifestó espontáneamente que la mochila era de su propiedad. A su vez, se secuestraron los teléfonos celulares que portaban cada pasajero. La pericia química confirmó que la sustancia pesaba 1,4 kilos, equivalentes a 1.270 dosis umbrales.

Ambos fueron procesados (el chofer del taxi quedó desvinculado), la causa fue remitida al Tribunal Oral Federal de Concepción del Uruguay, donde se celebró un juicio abreviado.

La fiscal general Milagros Squivo presentó el acuerdo al que arribó con los imputados, quienes fueron asistidos por la defensora oficial Julieta Elizalde y el abogado Alberto Roger Salvatelli. Altamirano y Hamze siguieron la audiencia por videoconferencia desde la Unidad Penal 2 de Gualeguaychú.

Se acordó que Hamze reciba la pena de cuatro años y seis meses de prisión y una multa de 162.000 pesos, por el delito de Transporte de estupefacientes; y Altamirano la condena de dos años y seis meses de prisión efectivo, por ser partícipe secundario en el mismo delito.

Siete condenas entre los dos

Esta es la tercera condena de Hamze por transporte de drogas. La primera la recibió por parte del Tribunal Oral Federal de Posadas, porque el 15 de agosto de 2012 gendarmes que estaban en la Terminal de Ómnibus de la capital de Misiones advirtieron que en un colectivo iba dos encomiendas con presuntamente televisores, pero que en realidad tenían 48 kilos de marihuana, con destino a Paraná. Su dueño, Hamze, iba en el colectivo y fue descubierto por los gendarmes como el dueño de la droga. En un abreviado, acordó cuatro años de prisión.

La segunda se la impuso el Tribunal de Paraná, porque el 14 de febrero de 2015 a la tarde, gendarmes que estaban en el puesto sobre la ruta nacional 12, en localidad de La Paz, lo vieron caminando con otro hombre con una mochila. Al revisarlos, se advirtió que tenía 1,2 kilos de marihuana. Le impusieron cuatro años de prisión, y le unificaron ambas penas en cinco años y dos meses.

Por su parte. Altamirano no se queda atrás y en su caso llegó a su cuarta. La primera fue por Trata de personas con fines de explotación sexual, por regentear un prostíbulo de la zona este de Paraná donde había dos menores de 15 y 16 años como víctimas.

La segunda fue por Tenencia simple de estupefacientes (ni para consumir, ni para vender), porque cuando estaba en la cárcel cumpliendo otra sentencia anterior, le encontraron 68 gramos de cocaína. La tercera condena la recibió en 2016, por haber ido a la Terminal de Ómnibus de Paraná a buscar una encomienda con cinco kilos y medio de marihuana. La Gendarmería de La Paz había detectado el cargamento en un control y lo siguieron hasta detener a quien lo retiraba, con un nombre falso.

LEER MÁS: Narcos de Puerto Viejo venden droga por $13 millones al mes

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario