Secciones
Fátima

Buscan pruebas en un celular que sería el de Fátima Acevedo

Familiares del imputado por el femicidio, Jorge Martínez, localizaron el teléfono en un pozo cerca de su casa. Declararon testigos del hallazgo.

Miércoles 08 de Abril de 2020

Al cumplirse un mes del femicidio de Fátima Acevedo surgió una novedad importante en la causa judicial, que reforzaría la acusación contra su expareja, Jorge Nicolás Martínez, y su indeclinable camino hacia una condena de prisión perpetua. Familiares del hombre encontraron por casualidad un celular con idénticas características al de la víctima en cercanías de su casa, que aún no había sido hallado. Lo entregaron a la Fiscalía y será peritado para confirmar si era el teléfono de Fátima.

Cuando la joven de 25 años era buscada tras la denuncia de su desaparición, la Policía allanó la vivienda de Martínez, en la zona de calle Hernandarias al final, y secuestró, entre otros elementos, el chip de la línea que utilizaba Fátima, pero no así el aparato.

El martes por la tarde, cuando parientes de Martínez estaban revisando las inmediaciones del domicilio en un pozo encontraron una bolsa. Al retirarla observaron en su interior el teléfono, que fue entregado a la Justicia.

Embed

Ayer, en la Unidad Fiscal de Violencia de Género y Abuso Sexual de Paraná, se tomaron declaraciones testimoniales de las personas que participaron del hallazgo. Asimismo, se remitió el aparato a la Oficina de Informática para constatar si se trataba del teléfono de la víctima, aunque se cree que debido al receso extraordinario que rige en el Poder Judicial en el marco de la cuarentenea obligatoria, habrá que esperar por el resultado de la pericia. En esta tarea se buscarán, además, mensajes, llamadas, fotos y videos que pudieran tener relación con el hecho y ser pruebas de relevancia para la causa.

Cabe recordar, como anticipó UNO, que el ardid de Martínez para lograr que Fátima fuera a su casa fue que le había prometido que le daría un celular nuevo para poder comunicarse. Ambos tenían un hijo en común, de 3 años. Ella lo había denunciado por violencia y todavía estaban vigentes medidas de restricción. La joven estaba alojada en la Casa de las Mujeres de la Municipalidad de Paraná y nadie la compañó a la casa del femicida.

Según la hipótesis de la acusación pública, el asesinato no se produjo en la casa de Martínez, sino que este llevó a Fátima hacia el descampado ubicado entre Hernandarias y Tibiletti, en cercanías de un aljibe, donde le produjo la muerte por asfixia,el domingo 1° de marzo. El domingo 8 su cuerpo fue hallado en ese pozo.

Se multiplicaron las masivas movilizaciones por justicia en todo el país, con severas críticas a fiscales, jueces y a funcionarios de las áreas de protección de las mujeres. Pero hasta ahora, nadie dio un paso al costado en su cargo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario