Secciones
Policiales

Balaceras, un herido grave y detenidos por disputas entre bandas de dos barrios

Recrudecieron los enfrentamientos armados entre grupos del barrio Consejo y de La Palangana. Arrestaron a varias personas.

Miércoles 28 de Octubre de 2020

Son días de tensión y violencia en los barrios Consejo y La Palangana de Paraná, donde grupos familiares de uno y otro lugar se vienen enfrentando a tiros desde la semana pasada. Ayer por la madrugada un joven resultó baleado de gravedad y por la mañana recrudecieron los enfrentamientos. El personal de la comisaría cuarta y de la División Homicidios intervinieron, detuvieron a varias personas y secuestraron armas de fuego. Esperan que se calme la zona ubicada en inmediaciones del Complejo Escuela Hogar Eva Perón, porque la situación tiene atemorizados a muchos vecinos.

Según informaron a UNO fuentes policiales, en el barrio Consejo están Los Monitos Aguilar (conocidos por otros hechos delictivos desde hace varios años en la zona), y en La Palangana un grupo liderado por un tal Luis Gabriel Taca Bravo, junto a su pareja Verónica Aguilar, prima de Los Monitos.

Si bien las diferencias se arrastran desde hace bastante tiempo, la semana pasada hubo un episodio que desató la violencia. El viernes 23 fue agredido a tiros Alan Fernández. En el marco de esta causa, la fiscal Mercedes Nin encargó a la División Homicidios la investigación del episodio. De este modo, se reunieron evidencias por las cuales se autorizaron cinco allanamientos, que fueron efectuados en horas de la tarde del martes, en el barrio Consejo, todos en viviendas ubicadas en calle Vicente del Castillo al final.

En una de esas casas (de los Aguilar y sus allegados) encontraron dos armas de fuego calibre 9 milímetros, dos cargadores y una gran cantidad de municiones, con alto poder de fuego, suficiente para matar. Nelson Bejarano, de 34 años, fue detenido en el lugar y alojado en la Alcaidía de Tribunales, para ser imputado por la fiscal por la tenencia ilegítima de arma de guerra. Mientras, se espera por las pericias solicitadas a la División Scopometría de Criminalística para saber si ese arma fue utilizada en el ataque a Fernández o en otros hechos delictivos.

Luego de este procedimiento, allegados a Los Monitos habrían echado de una casa de esa cuadra de calle Vicente del Castillo a una mujer pariente de ellos, pero vinculada a Verónica Aguilar. Las disputas por otras viviendas están en el trasfondo de este conflicto, aunque muchos mencionan y en las diferentes causas ha quedado plasmado, que la venta de droga podría tener relación con estos enfrentamientos. Cabe recordar que ese lugar fue escenario de allanamientos por narcomenudeo hace un par de meses.

Ataque, tiros y arrestados

Ayer por la madrugada la violencia recrudeció. Taca Bravo, de 23 años, caminaba por calle Los Constituyentes al final del barrio La Palangana, alrededor de las 4.30, cuando fue atacado a balazos, que impactaron en el pecho y en un brazo. Lo trasladaron al hospital San Martín, donde lo sometieron a una cirugía debido a la gravedad de la herida, con insuficiencia respiratoria y luego quedó con hemoneumotórax izquierdo, y permanece intubado, en observación, en Sala de Cuidados Intermedios del nosocomio.

En la investigación del hecho, a cargo de la fiscal Paola Farinó, un familiar de la víctima dijo que el joven salió de la casa, fue al kiosco de la esquina y al regresar estaba ensangrentado y pidiendo ayuda por los disparos en su cuerpo. Otra versión informada por la Policía era que el muchacho había salido de su casa para buscar un perro que se le había escapado.

Ayer por la mañana, mientras se evaluaban allanamientos y el personal de Criminalística trabajaba en el lugar de los hechos levantando indicios balísticos, volvieron los enfrentamientos. Desde un lado del barrio La Palangana, arrojaban todo tipo de elementos contundentes a un grupo de personas, del bando contrario, que se encontraba del otro lado del arroyo.

Hubo tiros, gritos y piedrazos, con la consiguiente intervención de la comisaría cuarta, el Grupo Especial y del 911 para controlar la situación. En medio de mucha tensión, detuvieron a un grupo de personas sospechadas de las agresiones y también por entorpecer el procedimiento. Mientras se arrestaban esos vecinos, se podían seguir escuchando los tiros, aunque no se registraron más heridos.

Desde la Jefatura Departamental se informó que detuvieron en total a seis personas, que fueron trasladadas a la Alcaidía de Tribunales. Se trata de cuatro hombres (uno de 18, dos de 24 y uno de 27 años) y dos mujeres de 19 y 37 años. Les practicaron el dermotest, entre otras medidas para establecer si cometieron delitos.

En tanto había dos personas en la mira, con acusaciones cruzadas, como presuntos autores de la agresión a Bravo, hasta que finalmente fue allanado y detenido uno de ellos, identificado como Ramón Orlando Romero, alias Gordo. En el procedimiento en su casa realizado en horas de la siesta le secuestraron una pistola calibre 9 milímetros con cargador y cartuchería.

También terminó en la Alcaidía, y en las próximas horas sería imputado por el delito de Homicidio en grado de tentativa por parte de la fiscal Farinó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario