paraná

Residuos: buen balance para seguir con el resto de la ciudad

A dos meses del programa Separá, el Municipio de Paraná que asoma una "ciudad más limpia". El reparto de contenedores de residuos a más barrios queda para 2023

Domingo 07 de Agosto de 2022

El programa de separación de residuos en origen de Paraná cumplió anteayer dos meses desde su implementación, el 5 de junio, en una primera etapa en el Centro. Desde entonces, los vecinos de la zona más poblada de la ciudad deben diferenciar en su casa los desperdicios reciclables (plástico, metal, papel, tela, cartón, vidrio), intentar juntarlos limpios y secos, y arrojarlos en los contenedores verdes. En cambio, todo lo no reciclable (yerba, café, estiércol, restos de comida, toallitas, pañales) debe echarse en los azules.

paraná contenedores separación de residuos 1.jpg

El sector donde empezó la doble contenerización es un área de cuatro kilómetros cuadrados: las 1.600 manzanas de Paraná que generan el 30% de la basura diaria de toda la ciudad. La zona céntrica produce 300 toneladas diarias de desechos, según información oficial. Incluye 500 edificios, que alojan más de 6.000 departamentos. El área está comprendida por: Avenida Laurencena, Avenida Ramírez, Bulevar Racedo y Catamarca. Hace dos meses dentro de este perímetro se distribuyeron 180 contenedores verdes y 240 azules.

Como balance de los primeros 60 días del programa Separá, el intendente Adán Bahl destacó que "mi compromiso es con hechos. Y la implementación del programa Separá es parte de una visión de Paraná que compartimos con miles de vecinos: una ciudad limpia, sana, sostenible”.

Bahl Basura Residuos.jpg

A la vez, ponderó que Paraná es uno de los pocos municipios del país con alrededor de 300 mil habitantes que presta el servicio de recolección con sus propios medios. “En la mayoría de los casos el servicio de recolección está tercerizado, y nosotros lo hacemos con la misma eficiencia que cualquier empresa", dijo el presidente municipal en declaraciones a UNO.

Por último, concluyó: “invito a todos los paranaenses a que juntos construyamos la ciudad capital limpia que nos merecemos".

LEER MÁS: Paraná: se desarrolla la primera etapa del programa Separá

parana contenedor reciclar separa residuos.jpg

Menos basura, más residuos

Por su parte, el subsecretario de Servicios Públicos, Lucas Feltes, informó que la recolección diaria viene demostrando un aumento de la separación en origen. La ejecutan dos camiones. “Los contenedores verdes van teniendo cada vez más residuos reciclables y a la par disminuye la cantidad que se descarga de los contenedores azules”, ilustró el funcionario en diálogo con UNO.

Además, resaltó que mermó la rotura de bolsas de basura y el consecuente desparramo de su contenido afuera del contenedor. Siempre hablando del casco céntrico, cabe aclarar. “Vamos notando una ciudad más limpia en cuanto a bolsas. Gracias a la separación en origen, el reciclador no abre tanto las bolsas para revisarlas”, valoró.

Como contrapeso, Feltes advirtió que hay incumplimiento de parte de algunos comercios. “Son los grandes generadores de basura. Muchos locales gastronómicos vuelcan todo junto en cualquier contenedor. Estamos dialogando para promover el cumplimiento de estos sectores”, indicó.

En cuanto a difusión y concientización, las subsecretarías de Salud y de Ambiente hacen visitas a escuelas, donde enseñan sobre reciclaje a alumnos de 4°, 5° y 6° grado. También hay encuentros con asociaciones de la sociedad civil.

LEER MÁS: Programa Separá en Paraná: "Tras la puesta en marcha tuvimos buenos resultados"

Separacion de Residuos Basura Contenedores Parana.jpg

El destino de los residuos de Paraná se bifurca en dos caminos. Los contenedores verdes se dirigen a la Planta Municipal de Clasificación de Residuos, donde trabaja la cooperativa de recicladores Nueva Vida. Los contenedores orgánicos van a parar al Volcadero, el basural a cielo abierto que todavía tiene la capital de Entre Ríosm, donde los tachos azules del Centro se suman a los otros cientos que provienen del resto de la ciudad (donde aún no está vigente el programa Separá) y que tienen todo mezclado dentro. Allí se hace el “relleno sanitario”: los montones de residuos orgánicos se tapan con broza y tierra.

Consultado sobre las siguientes zonas de la ciudad donde se aplicará el Programa y a partir de cuándo, Feltes informó que quedará para el año que viene. Los tachos instalados hasta ahora se compraron con lo que permitió el Presupuesto 2022 de la Municipalidad, y la incorporación de más contenedores estará determinada en la próxima ordenanza de ingresos y gastos municipales para 2023.

Además, Feltes descartó que se sumen más contenedores verdes en el Centro. Asegura que ningún vecino de esta área tiene uno a más de una cuadra y media. “La premisa es no tener que caminar más de 150 metros para encontrar un Punto Verde. Apelamos al compromiso ambiental de la ciudadanía de acercarse hasta el que tenga más próximo”, instó el funcionario.

Recicladores, menos convencidos

El balance es más relativo entre los recicladores, que trabajan a la par del Municipio en la “Mesa GIRSU” integrada por las tres cooperativas de la ciudad: Recicladores del Paraná, Nueva Vida y Sueño Cartonero. Sebastián Carnevale, dirigente de la primera de ellas, valoró que los recuperadores “dentro de todo vienen mejor, porque trabajan mucho metiéndose a los tachos y ahora saben que en el verde van a encontrar algo de material en mejores condiciones que antes”.

Según dijo el reciclador a UNO, calculan un 50% de cumplimiento de la separación en origen. “El balance es que no está funcionando mucho. Hay vecinos a los que no les importa o no entienden bien. Muchos tienen el contendedor verde a una cuadra o dos, pero no llevan el reciclable”, observó. A la vez, aseguró que no ha crecido la cantidad de materiales no-orgánicos que los recicladores llevan para el acopio y clasificación al galpón de la organización en calle Montevideo.

LEER MÁS: Recicladores se ganan el pan y el respeto caminando la ciudad

Cooperativa Cartoneros 10.jpg

Los Recicladores, como integrantes del Movimiento de Trabajadores Excluidos -que lidera Juan Grabois-, promueven otra política de gestión de residuos, que se aplica en algunas localidades del país, en especial en Buenos Aires. Se trata del “retiro en mano” de los residuos reciclables entre vecino y recuperador. Carnevale pone como ejemplo que en esos lugares cada recuperador tiene a su cargo cuatro manzanas, cuyos habitantes saben qué día y a qué hora pasará.

Acá en Paraná, como experiencia inicial y caso testigo, lo vienen haciendo con la vecinal 33 Orientales. Además, lo vienen poniendo en práctico con varios comercios céntricos y de algunos barrios. Los recicladores pasan los jueves a las 16 por las calles del barrio y recolectan.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario