Paraná
Martes 08 de Enero de 2019

Fiesta popular, música y homenajes para venerar al Gauchito Gil en Paraná

El 8 de enero de 1878 nació la leyenda. Muchos paranaenses visitan al santo pagano. Se le suman personas que llegan desde distintas provincias. Cintas rojas, velas y chamamé forman parte del tributo.

En el santuario del Acceso Norte, a la vera de avenida Circunvalación de Paraná, hubo familias que participaron de la vigilia nocturna y este martes se organizaron para pasar el día en el lugar, honrar y homenajear al santo milagroso.

La adhesión al santo pagano crece con el paso del tiempo. En vivo UNO dialogó con Susana Lescano, encargada del santuario que fue levantado hace 25 años por su familia.
MIRÁ >>>>>

Embed

El interior del santuario está colmado de objetos y tributos que demuestran gratitud, fervor y también dan cuenta de los pedidos de miles de fieles que no solo el 8 de enero, sino que durante todo el año pasan por el lugar que permanece siempre abierto. Muchas patentes de autos, postales religiosas clásicas, botellas, vasos, fotografías, camisetas de fútbol son cobijadas por un entorno monocolor rojo, adornados por cintas y velas.

Embed

El escenario montado en el exterior del lugar lleva el nombre de Mario Godoy, en honor al dueño del lugar, quien falleció hace tres años. Su esposa, Susana, tomó la posta y acondiciona el lugar junto a sus hijos para recibir a quienes consideran parte de su familia.

gauchito gil3.jpg
gauchito gil4.jpg
gauchito gil5.jpg
gauchito gil6.jpg
gauchito gil7.jpg
gauchito gil8.jpg
gauchito gil9.jpg
gauchito gil10.jpg
gauchito gil11.jpg
gauchito gil12.jpg
gauchito gil13.jpg
gauchito gil14.jpg
gauchito gil15.jpg
gauchito gil16.jpg
gauchito gil17.jpg
gauchito gil1.jpg
gauchito gil2.jpg

Si bien las muestras de fe hacia este santo no reconocido por la religión oficial se extienden a lo largo de todo el territorio nacional, el lugar en el fue asesinado el gaucho Gil se convirtió en un santuario que congrega a la romería más importante que pueda darse hoy en toda América Latina, sólo superada por la visita del papa Francisco el año pasado a Brasil.

Historia del personaje

Antonio Gil fue un gaucho trabajador rural, adorador de la "Santa Muerte", que tuvo un romance con una viuda adinerada. Esto le hizo ganar el odio de los hermanos de la viuda y del jefe de la policía local, quien había cortejado a esa misma mujer. Fue un desertor y como esto era delito, fue capturado, colgado de su pie en un árbol de espinillo, y muerto por un corte en la garganta. Gil le dijo a su verdugo que debería rezar en nombre de Gil por la vida de su hijo, quien estaba muy enfermo; el verdugo así lo hizo y su hijo sanó milagrosamente. Él le dio al cuerpo de Gil un entierro apropiado, y las personas que se enteraron del milagro construyeron un santuario, que creció hasta hoy.
Ese milagro fue la piedra basal de una serie interminable de acciones atribuidas al gaucho, desde donde se edificó un fenómeno de religiosidad popular que durante décadas se mantuvo casi en secreto por los desposeídos que sostuvieron la llama del mito, y que en los últimos años alcanzó una masividad que llegó a las ciudades y ya no distingue clases sociales ni barreras.

Su nombre real era Antonio Mamerto Gil Núñez, sin embargo es más conocido como Gauchito Gil. Son diversos mitos los que tratan de explicar lo milagroso de este santo de los pobres. La popularidad de Gauchito Gil creció desde Corrientes y se expandió a lo largo de todo el país.

Es uno de los íconos más venerados del santoral profano, es decir aquellos que no son reconocidos oficialmente por la Iglesia, pero sí por la gente que los convierten en 'santos populares'.

Aunque no se tiene mucha información oficial al respecto, se cree que el Gauchito Gil nació en el departamento correntino de Mercedes, en cuyo cementerio se encuentra su cuerpo desde el día de su asesinato: el 8 de enero de 1878, fecha en que se lo venera como a un verdadero santo popular.

Comentarios