Secciones
Cuidadores y terapistas ocupacionales

Iosper: Cañete señaló que el sistema puede colapsar

Afiliados adultos mayores y personas con discapacidad, ya hablan de "abandono de persona". Muchos debe recurrir a la Justicia. Piden al Gobierno que intervenga

Lunes 12 de Octubre de 2020

Tras el reclamo de cuidadores domiciliarios realizado el viernes frente a la sede central de Iosper en Paraná el titular de la obra social, Fernando Cañete, señaló que el sistema puede colapsar financieramente.

En diálogo con LT39 desmintió “que se les deba tantos meses a los cuidadores domiciliarios” y , apuntó contra el costo de tratamientos de discapacidad.

En ese sentido ejemplificó: “Cinco afiliados reciben una inversión de 2.593.000 de dólares. Me preocupa porque es mucha concentración de recursos en muy pocos afiliados y esto va a hacer colapsar el sistema. Va a llegar un momento en que los recursos no van a alcanzar”.

Por otra parte indicó que unos 174 afiliados que reciben tratamientos en escuelas especiales representan 239 millones de pesos para Iosper.

Embed

Los reclamos

El viernes cuidadores domiciliarios se concentraron frente al sede de la obra social en Paraná para reclamar los pagos adeudados por Iosper, algunos de los cuales acumulan deudas de hasta ocho meses.

El sector está considerado esencial en el marco de pandemia por el coronavirus y abarca cuidadores de adultos mayores, personas con discapacidad y niños con diversas patologías. En la provincia hay unas 650 personas que se dedican al servicio.

El rubro se maneja como personal autónomo a través de facturaciones con Monotributo. Los pagos por parte de la obra social de la provincia se realizan de forma discrecional generando inestabilidad laboral para quienes viven de ese trabajo. Las quejas contra la obra social llegan también de los afiliados quienes deben hacerse cargo de los pagos, a pesar de tener autorizadas las prestaciones. A esto se suma la pésima atención, las demoras o faltas en las tramitaciones, la escasa o nula información y prestaciones a través del sitio de Internet y la imposibilidad de acceder en forma telefónica a soluciones.

Cuidadoras.jpg

A los cuidadores para trabajar por la obra social se les pide libre deuda de AFIP y ATER, Monotributo al día, trámites que requieren de contador y que suman gastos a trabajadores a quien no se les está pagando el servicio.

Los afiliados, que terminan siendo los damnificados, señalan que tantos requisitos hace que los cuidadores se abstengan de aceptar trabajar con esa obra social.

Por su parte, afiliados adultos mayores y personas con discapacidad, ya hablan de “abandono de persona”. Muchos de ellos debieron recurrir a acciones de amparo ante la Justicia para obtener la prestación y hacen hincapié en que los descuentos para obra social son puntuales, a pesar de no obtener los beneficios. Piden al Gobierno provincial que intervenga.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario