Seguridad vial
Miércoles 21 de Noviembre de 2018

Ideas para frenar las muertes en accidentes de tránsito

A un mes y 10 días para que termine el 2018 en Entre Ríos murieron 142 personas en accidentes de tránsito. Llegó el momento de escuchar a los especialistas para buscar a una solución urgente.

En lo que va del año en Entre Ríos murieron 142 personas en accidentes de tránsito. La Policía informó que se registraron 98 muertes en rutas y 44 en ciudades.

La fuerza de seguridad contabiliza los fallecimientos que se producen en el acto, por lo que las cifras pueden aumentar teniendo en cuenta a las personas que pierden la vida luego de ingresar heridas al sistema de salud.

En 2017 la Asociación Luchemos por la Vida informó que en Entre Ríos se registraron 316 víctimas fatales y un año antes la triste estadística remarcó que fueron 298 las vidas que se perdieron en accidentes viales. Con el patrón estadístico en las manos ¿Qué medidas tomarán para reducir las muertes?

Porque es evidente que los controles municipales, las campañas y los operativos de las fuerzas de seguridad provinciales y nacionales están lejos de frenar el flagelo.

Buscando espacios de pensamiento y discusión, este jueves, especialistas disertaron en la III Jornada de Problemáticas Regionales del Transporte que se desarrolló por la mañana en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Entre Ríos (Fiuner) en Oro Verde.

Como sucedió los últimos años, los paneles fueron organizados para promocionar la carrera de Ingeniería en Transporte que se dicta en la Fiuner.

Disertaron el ingeniero civil Juan Jaurena, el abogado Víctor Neifert y el bioingeniero Joel Tornero.


En la Facultad de Ingeniería de Oro Verde esperaban la participación de docentes, estudiantes, funcionarios municipales, provinciales y de todas aquellas personas interesadas en buscar soluciones para que la vida tenga más valor, tanto en las ciudades como en las rutas.

Si bien en una jornada de tres horas es imposible tomar decisiones que cambien la realidad de las personas, sí se pueden analizar las tragedias viales que ocurrieron este fin de semana en Paraná, Chajarí y Nogoyá.

calles.jpg
Otra calle recuperada para las personas.
Otra calle recuperada para las personas.


Teniendo más claro en dónde estamos parados, lo que sabemos todos es que en la capital de Entre Ríos hay que bajar, urgente, la velocidad de los automóviles. Esta decisión ya se tomó en buena parte del mundo con resultados muy exitosos: convirtieron en peatonales las calles que antes eran solo para los vehículos motorizados.

Además habrá que escuchar cuáles son las últimas novedades con respecto al transporte público de pasajeros, porque será necesario que las personas vuelvan a utilizarlo. Claro que para que esto suceda el servicio deberá ser eficiente. El problema es que los indicadores para el sector son negativos, y las proyecciones aún peores. Luego deberán llegar las obras de infraestructura para las personas que eligen trasladarse por las ciudades en medios de transportes no motorizados.

Quizás una de las pocas buenas noticias, en las jornadas de Oro Verde presentaron el programa Paraná Pedalea que, en teoría, ya estarían realizando las primeras obras para concretarlo.

Embed


Más allá de los proyectos, será interesante escuchar la opinión que surja desde la carrera de Ingeniería en Transporte porque, por ejemplo, ellos tienen un convenio de trabajo con el Observatorio de Seguridad Vial de Entre Ríos.

Desde la coordinación explican que los siniestros viales son una de las problemáticas más sensibles del transporte, por lo que "la Ingeniería en Transporte tiene el objetivo de aplicar los principios tecnológicos y científicos para la planificación, diseño, operación y administración de todos los modos de transporte con el fin de proveer un movimiento seguro, conveniente, económico y compatible con el medio ambiente de bienes y personas".

A la teoría habrá que sumarle la decisión política.


Comentarios