Secciones
Cultura

La Editorial de Entre Ríos recorrerá la provincia con un ciclo de autores nuestros

Este jueves, en Villa Elisa, será el primero de cuatro encuentros. Leerán a Emma Barrandeguy, Isidoro Blastein y Selva Almada

Lunes 03 de Febrero de 2020

Durante febrero, el ciclo Letras en el Patio, que organiza y promueve la Editorial de Entre Ríos (EDER) se llevará a cabo en distintos puntos de la provincia, difundiendo parte de la obra de Selva Almada, Emma Barrandeguy e Isidoro Blastein. Será en el marco del programa Cultura Encendida - Verano 2020, que lleva adelante la Secretaría de Cultura de la Provincia.

El primer encuentro tendrá lugar este jueves, a partir de las 19, en el Centro Cultural La Fragua, de Villa Elisa. Los jueves consecutivos se desarrollarán en Gualeguay, General Campos y Paraná. La entrada es libre y gratuita.

“En el marco de Cultura Encendida, la editorial va a continuar con el ciclo denominado Letras en el Patio, que comenzó el año pasado y se siguió desarrollando en el patio de la Editorial. Por iniciativa de la Secretaría de Cultura la propuesta se lleva a localidades del interior, tal es el deseo también del gobernador Bordet”, señaló a Escenario el director de la EDER, Fernando Kosiak.

El objetivo del ciclo, que continuará durante el año, es conocer a nuevas y nuevos autores, así como a autores consagrados de nuestras letras

“La idea es juntarnos a leer autores y autoras de la provincia, ya sean fragmentos o cuentos enteros. En este caso trabajamos con nueve libros, tres de cada autor. Por una cuestión de tiempo no podemos trabajar con toda la obra. En Paraná sí lo hacíamos el año pasado dedicándonos a un solo autor o autora, prácticamente abordando su obra completa. Se leen los fragmentos y los vamos comentando con el público a modo de taller, pero es algo más dialogado para ver qué noción de literatura entrerriana podemos ir construyendo entre todos”, detalló Kosiak.

Por otra parte, destacó que la elección de los lugares atienden a los pagos en donde nacieron estos autores: Emma Barrandeguy, en Gualeguay; Selva Almada, en Villa Elisa; e Isidoro Blaistein, en General Campos. “Y el último encuentro va a ser en Paraná, abocado solamente de Selva Almada, porque a los otros autores ya los hemos desarrollado en la Editorial, así que con ella cerraremos este ciclo de encuentros”, aclaró.

Los textos que van a trabajar son Las Puertas, El andamio y Amor saca amor de Emma Barrandeguy; después poesías y fragmentos de Cuando éramos felices y Voces en la noche, de Isidoro Blainstein. “Y de Selva Almada se abordarán fragmentos de Chicas muertas, Ladrilleros y leeremos uno de los cuentos del libro Los inocentes, que se va a publicar a través de la Editorial de Entre Ríos y se va a presentar en el mes de marzo en Paraná. Es un libro muy bello, pensado para escuelas e ilustrado por la hermana de Selva, Lilian”, concluyó Kosiak.

Sobre los autores

Selva Almada nació en Villa Elisa, en 1973. Comenzó a estudiar Comunicación Social pero lo dejó por la literatura. Su primer libro de poesía, Mal de muñecas, apareció en 2003. Es autora también de los libros de relatos Una chica de provincia (2007) y Niños (2005). Pero fue con su novela El viento que arrasa, en 2012, que llamó la atención de los lectores y la crítica especializada. En 2013 publicó la novela Ladrilleros y en 2014. Reside en Buenos Aires desde el año 2000.

Emma Barrandeguy nació en Gualeguay, en 1914. Fue maestra, aunque no ejerció la docencia. También fue periodista del diario La Verdad de Gualeguaychú. En 1937 se estableció en forma permanente en Buenos Aires, donde trabajó en el diario Crítica. Fue poeta, narradora y dramaturga. Publicó sus libros recién después de haber cumplido 50 años. Se destacan Las puertas (1964), Amor saca amor (teatro, 1970), Los pobladores (1983), Crónicas de medio siglo (1984), entre otros. Fue dos veces ganadora del Premio Fray Mocho. Murió afectada por el cáncer en 2006.

Isidoro Blaisten nació en Concordia en 1933 y falleció en la ciudad de Buenos Aires en 2004. Con el tiempo, cambió su apellido por el de Blastein, con el que firmó algunas de sus obras. Trabajó de publicista y fotógrafo, pero su oficio más longevo fue el de librero de barrio. Esta faena la compaginaba con la escritura de cuentos. En esta categoría recibió dos premios Konex de Platino, en 1994 y 2004. La felicidad fue su primer cuento publicado, en 1969. A este le siguieron otros como El mago, Cerrado por melancolía o Carroza y reina. También publicó ensayo (Anticonferencias, Cuando éramos felices) y poesía (Sucedió en la lluvia). En 2004, en el año de su muerte, vio la luz su primera y única novela, Voces en la noche. En 2001 fue nombrado miembro de la Academia Argentina de las Letras (sillón 13) y miembro de la Real Academia Española.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario