Secciones
Revista Tuya

Flopa Suksdorf, la voz del jazz del Litoral

Flopa Suksdorf es una de las vocalistas de jazz y soul más convocantes del país, con 20 años de trayectoria musical. Ahora trabaja en su segundo disco

Domingo 26 de Septiembre de 2021

Una técnica impecable, una voz potente y un timbre típico de la música negra la caracterizan. Sus presentaciones en vivo así lo han demostrado; y es por eso que es convocada como cantante por músicos abocados al jazz, el blues y hasta el funk de toda la región. Nacida y criada en el barrio Mercantil de Paraná, Flopa Suksdorf recibió su primera formación musical en la ciudad, durante su preadolescencia. “Siempre canté, desde niña. En Paraná tuve a mis primeros grandes maestros”, cuenta.

Actualmente su vida transcurre entre la capital entrerriana, Santa Fe, Rosario y Capital Federal, a donde viaja todas las semanas por cuestiones laborales relacionadas a la música y la docencia, como así también por proyectos propios, entre los que se encuentra su segundo disco solista.

—¿En tu familia hay otros músicos o lo tuyo es algo totalmente singular?

—Para nada había músicos en casa, así que no sé de dónde salió mi inclinación musical. No conocí a la rama italiana de mi familia, que se decía que mis bisabuelos eran artistas. Yo desde chiquita, motu proprio, pedía que me regalen instrumentos musicales y que me lleven a estudiar. A los 10 años me regalaron mi primera guitarra y a los 14 empecé a estudiar con Daniel Rochi; luego él me recomendó que estudie canto, entonces pasé por varias profesoras; mi gran profesora de canto de Paraná fue Cintia Müller. Y seguí estudiando canto sin cortar, si bien pasé y avancé mucho por otras carreras universitarias que no tenían que ver con la música, pero la música siempre estuvo ahí, a la par. Y en algún momento di vuelta la tortilla, porque me di cuenta de que necesitaba más tiempo para la música. De pronto trabajaba mucho más de esto que de cualquier otra cosa. La música me fue invadiendo de a poquito y yo dejé que eso suceda; pero no me arrepiento, lo disfruto.

—¿Y cómo se fue dando tu interés por el jazz y el blues?

—Me di cuenta muchos años después de que era una sonoridad que me interesaba desde siempre. De chica era fanática de Los Beatles y me gustaban especialmente las composiciones de Paul McCartney, que eran más bluseras. De pronto, no sabía que algunos de los discos que había en casa eran de Ella Fitzgerald, Aretha Franklin y Louis Armstrong, y esas eran las músicas que más me gustaban. Llego a la conclusión entonces de que es música que me movilizó desde siempre, si bien durante la adolescencia estaba más fanatizada con el rock nacional, Fito Paez, Spinetta, Charly García, entonces fue lo primero que abordé cuando empecé a estudiar música a los 14 años. Ahora doy clases en la universidad y cito al rock nacional todo el tiempo, me recuerda esas viejas épocas y es una música que me gusta muchísimo. Pero en algún punto, el destino me arrimó mucho más a la música de raíz afroamericana.

—¿Estás dando clases en la universidad?

—Hace unos siete años se creó la Licenciatura en Canto Popular en la Uader. Y desde hace más de cuatro años estoy dando clases de Rock y Pop, Jazz y Blues y también de Improvisación en el Canto. De segundo a quinto año. La verdad que es un programa muy lindo y muy novedoso; es singular que en Paraná haya una carrera así, viene mucha gente del interior de la provincia y de afuera también a estudiar. Y conecta mucho con lo que yo he estudiado.

Flopa Gentileza Darío Giles.jpg
Flopa Suksdorf es una de las vocalistas de jazz y soul más convocantes del país. Foto: Gentileza Darío Giles

Flopa Suksdorf es una de las vocalistas de jazz y soul más convocantes del país. Foto: Gentileza Darío Giles

—A la hora de cantar, ¿qué diferencias hay entre un género y otro? ¿Es más difícil interpretar jazz que hacer pop?

—No sé si hay músicas más complicadas que otras, yo creo en el compromiso con los géneros musicales y en abordar las raíces de los géneros musicales que a uno le interesa interpretar. Hoy en día elijo dedicarme al jazz porque es lo que me nace y el ritmo de vida que tengo hace que solamente me pueda dedicar a esa música, es difícil abarcar muchos géneros y hacerlo bien. Yo me dedico al jazz y el blues porque es lo que puedo hacer de la mejor manera posible.

—Hace un tiempo viajaste a Nueva York a perfeccionarte en el género.

—Si, en realidad viaje para formarme con un par de cantantes de jazz que me interesan mucho, como Sheila Jordan, una vocalista que ahora tiene más de 90 años y me interesaba conocerla, recibir devoluciones de ella, conocer su manera de pensar. Pero estando en el Harlem aproveché para asistir a servicios religiosos, a las misas donde se canta Gospel, me traje un poco de material para estudiar. Es una música que se origina como algo grupal, donde siempre hay una pregunta y una respuesta, luego fue evolucionando y lo han abarcado solistas, pero su origen son las canciones de trabajo que hacían los esclavos negros en las plantaciones, luego fueron evolucionando en los Negro Spirituals y terminan encontrando su lugar en las iglesias cristianas de los afroamericanos.

—Hablando de raíces, eso es algo en lo que pusiste mucho énfasis en tu primer disco, “Afro Blue”.

—Me dedico a buscar lo más profundo posible cómo surgió esa música desde el África, cómo se desarrolla cuando los africanos traídos a América como esclavos empiezan a poblar el continente y cómo su música se empieza a ramificar en diferentes géneros a medida que van evolucionando y fusionándose, Con mi primer disco, “Afro Blue” traté de buscar eso, lograr una sonoridad que fuese bien africana. Y creí que había llegado a la raíz, pero ahora que estoy preparando mi segundo disco, me doy cuenta de que me faltó excavar más. Pero es algo que nunca se termina, es muy profundo. Lo mismo pasa con nuestro folclore, si queremos investigar las raíces tenemos que cavar un montón, irnos muy atrás en el tiempo y no es nada fácil.

—¿Podemos hablar de un jazz propiamente argentino?

—Supongo que es algo que todavía no he abarcado, pero totalmente podemos afirmar que hay un jazz argentino, con características propias que tienen que ver con el folclore argentino, latinoamericano y el tango, como así también el rock nacional. Yo supongo que tiene mucho sentido fusionar toda esa música latinoamericana con el jazz y darle una identidad propia. Por mi parte estoy investigando mucho la raíz del jazz desde los afrodescendientes en los EE.UU., para en algún momento hacer la transición hacia algo más local, pero no me siento llamada a esos lugares por ahora. Creo que gente como Roxana Amed y otros jazzistas de la Argentina son personas que tienen mucho más recorrido que yo, son décadas, entonces se pueden permitir hacer bien esa transición. Roxana es toda una referente del jazz fusión en el canto, y quizás no hay muchas más; por ahí está más desarrollado en el aspecto instrumental.

—Te definís como vocalista, ¿cuál es la diferencia con las cantantes?

—En realidad se dice de las dos formas, hoy en día está todo muy mixturado. Pero suelo llamarme a mi misma vocalista porque en esa denominación veo algo un poco más amplio que solamente cantar textos, pero hoy en día ambos términos están bastante equiparados. Hay otras maneras de referirse también, que es cuando llaman a alguien cantor o cantora; mientras que cuando hablamos de cantautor o cantautora estamos hablando de otra cosa, los primeros son intérpretes mientras que los segundo hacen sus propias canciones.

—Precisamente, en tu primer disco incluiste un tema propio. ¿Estás pensando en profundizar más el aspecto compositivo en esta segunda producción?

—Muy de a poco lo estoy haciendo, le tengo mucho respeto a meterme con un género que en principio es extranjero, si bien el fenómeno de la globalización ha borrado un poco las fronteras, incluso en lo musical. Pero lo estoy haciendo; en mi primer disco incluí algo mío y ahora lo estoy haciendo también para el segundo. Es algo que me gusta mucho, pero quiero hacerlo bien, buscando un equilibrio con algo que me represente.

—¿Ya está en marcha el disco?

—El disco ya está en marcha, estamos organizando ensayos, y seguramente se grabará entre octubre y noviembre en Buenos Aires. Ojalá que ahora que está de moda la cultura del single pueda mostrar algún adelanto antes de que termine el año. Van a venir otras grabaciones también, proyectos en los que me invitaron a participar, y también estoy estudiando mucho la música Gospel sobre la que también estamos pensando grabar algún material nuevo.

Flopa Agustin Zuttion.jpg
Ahora está preparando su segundo disco de estudio. Gentileza: Agustín Zuttion

Ahora está preparando su segundo disco de estudio. Gentileza: Agustín Zuttion

En resumen: Flopa Suksdorf

Tiene 20 años de trayectoria junto a la música. En su adolescencia se acercó a las experiencias de grabación en estudio y de performances en vivo de la mano de sus profesores y amigos en Paraná. Con el correr del tiempo se nutrió con los maestros más destacados de la región.

Desde 2010 intensifica sus estudios musicales en la Ciudad de Buenos Aires, de la mano de la cantante referente del jazz argentino, Roxana Amed, participando también de masterclasses y workshops de cantantes nacionales e internacionales.

Desde inicios del año 2011 comenzó a estudiar canto lírico en la Universidad Nacional del Litoral, luego intensificó en la Ciudad de Buenos Aires al igual que sus estudios de improvisación y composición.

Con el correr de los años se incorpora como voz líder de bandas de soul, funk y fusión de jazz con distintos estilos en Paraná y la zona del litoral, realizando grabaciones varias y presentaciones en todo el país, incluido el Buenos Aires Funk & Soul Festival de la mano de Factor Fun en 2013.

En los últimos años, enfatizó sus actuaciones dentro de ensambles de jazz y fusión con otros estilos en Paraná, Santa Fe, Rosario, Córdoba y Buenos Aires. A fines de 2014 se presentó por primera vez como solista en el Festival Internacional de Jazz de Buenos Aires, el más importante del país en referencia al estilo, siendo seleccionada dentro del Proyecto Nuevas Voces del Jazz, acompañada por músicos de renombre. En 2015 lo hizo con su grupo Flopa Suksdorf & The Litoral Brothers en el Festival de Jazz de Rafaela.

Actualmente, se desempeña como voz líder y compositora en su grupo solista. Intensifica sus estudios de escritura, composición y teatro. Dicta clases de canto y estilo en la región del litoral de manera independiente y en la Licenciatura en Canto Popular de la Universidad Autónoma de Entre Ríos.

En 2018 presentó “Afro Blue”, su primer álbum solista.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario