Rosario

Rosario: asesinaron a jubilado de 28 puñaladas

El cadáver del jubilado fue encontrado esta madrugada en una vivienda de Castellanos y Viamonte, en Rosario, luego de que vecinos denunciaran su desaparición

Sábado 14 de Mayo de 2022

Un jubilado de entre 70 y 75 años fue hallado asesinado de al menos 28 puñaladas en un predio de barrio Cinco Esquinas, de la ciudad de Rosario, luego de que los vecinos denunciaran su desaparición, informaron fuentes judiciales.

El cadáver del anciano -aún no identificado- fue encontrado esta madrugada en Castellanos y Viamonte, luego de que los vecinos denunciaron su desaparición alertados por su ausencia en los últimos días. Al ingresar al lugar, la policía notó la presencia de sangre en el picaporte de un portón que lleva a un patio, y a los pocos metros encontraron el cuerpo sin vida tendido en el suelo y con abundante sangre alrededor, indicaron las fuentes.

Según las primeras informaciones, el cuerpo presenta al menos 28 heridas de arma blanca que le ocasionaron su muerte. En en lugar, los investigadores encontraron junto al cadáver dos cuchillos de cocina ensangrentados que fueron secuestrados y se presume serían las armas homicidas.

El fiscal de Homicidios Dolosos de Rosario, Gastón Ávila, solicitó el relevamiento de las cámaras de seguridad públicas y privadas en la zona del hecho para saber los motivos del asesinato.

Los primeros datos de la investigación

Personal de la División Homicidios tomó conocimiento del hecho este sábado a las 7 cuando el fiscal a cargo solicitó que acudieran a un domicilio con entrada por Castellanos al 2300. Los policías llegaron al lugar, una ex fábrica abandonada, a la que debieron ingresar violentando el portón de ingreso dado que nadie respondía.

Al irrumpir hallaron el cuerpo de la víctima tendido en un piso del patio junto a un vehículo. La policía advirtió que había manchas de sangre en el picaporte. Fueron secuestrados dos cuchillos, uno tipo tramontina de mango negro con sangre y en el acta se hizo constar que en la hoja del cuchillo había pegado un cabello de color blanco. Al analizar la mecánica del crimen el forense interviniente señaló que en el ataque se utilizó más de un arma.

Según reportaron las fuerzas actuantes, la vivienda es un predio de cerca de media manzana sin iluminación artificial, con vegetación, desorden y acumulación de objetos. Al tomar intervención el fiscal Gastón Ávila estableció que era una fábrica que había cerrado y que luego de su clausura quedó viviendo allí un hombre que tenía buen trato con sus vecinos.

Estos lo habían visto por última vez el miércoles, según dijeron, y se preocuparon al no advertir movimientos por la entrada de calle Castellanos cuando el ocupante de la fábrica, que vivía en una especie de tapera en el interior, solía hacerse ver a diario. El predio tiene otro ingreso por Viamonte.

La persona fallecida no había sido identificada formalmente pero los vecinos, que llamaron al 911, señalaron que se llamaba Carlos G. Vivía en condiciones muy humildes y tenía algunos animales como aves y cuises en jaula y también perros.

Uno de los testigos señaló que la última vez que fue visto al ocupante de la fábrica lo estaba tratando de golpear otra persona. Y que luego de ese incidente al predio no se vio entrar ni salir más a nadie.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario