Secciones
Abuso sexual

Felipe Pettinato fue denunciado por abuso sexual a una menor

La víctima es media hermana de la actual pareja del joven. La presentación judicial la hizo la mamá de ella.

Jueves 24 de Octubre de 2019

Felipe Pettinato fue denunciado ante la Justicia por un supuesto abuso sexual simple a una menor de 14 años. La denuncia fue realizada por la madre de la adolescente, quien era media hermana de la actual pareja del bailarín, Sofía Colasante.

Según denunció Paula, la madre de la adolescente, el hecho ocurrió el 8 de marzo de 2018 a las 2 de la madrugada en la casa de su familia, en la que Pettinato se encontraba viviendo circunstancialmente con su pareja.

En esa ocasión, él habría tocado a la menor en sus glúteos y vagina, mientras ella estaba recostada en un sillón. "El aprovechamiento de la nocturnidad, de la soledad en la que se encontraba mi hija y de su inmadurez sexual, le permite perpetrar su conducta abusiva garantizándose de esa manera el silencio de la víctima, quien se quedó absolutamente paralizada", indicó la mujer en su declaración.

En su relato, la denunciante cuenta que luego de que la menor hablara sobre lo sucedido, se reunieron con Pettinato para pedirle explicaciones. Frente a esta situación, según consta en la presentación, él "se pone visiblemente nervioso, se ruboriza, pero dice no recordar nada".

pettinato.JPG

"No lo niega, pero refiere: "¿Yo hice eso?". Mi hija nuevamente se angustia notablemente", aseguró la mujer, que actualmente se encuentra separada del suegro de Pettinato.

La mujer también indicó que demoró en formular la denuncia porque necesitaba como madre tener la seguridad de que su hija "iba a poder enfrentar un proceso difícil", y además refirió que sufrió amenazas por parte de la actual pareja de Tamara, la hermana de Felipe Pettinato.

El abogado de la víctima, Andrés Bonicalzi, confirmó a La Nación que la denuncia fue realizada hace 20 días ante la Fiscalía de Género de Vicente López. El letrado reveló además que a la menor se le realizó una entrevista psicológica para determinar si se encuentra en condiciones de brindar declaración.

Embed

"Prima facie se determinó que el relato resulta coherente y verosímil. Por otro lado, está la declaración de la víctima y se ordenaron pericias psicológicas y psiquiátricas para Felipe Pettinato y solo psicológica para la víctima. En este último caso, habrá sido para advertir indicadores de abuso sexual, y en el caso del acusado, para analizar el desarrollo de su psico-sexualidad y determinar grados de desviación sexual o grado de morbosidad", informó Bonicalzi.

Embed

A continuación la denuncia completa:

El 8 de marzo de 2018, aproximadamente a las 2 AM, época de receso escolar, mientras mi hija se encontraba chateando con su teléfono celular, semirecostada en posición decúbito lateral sobre un sillón ubicado en el living del departamento en el que vivíamos, cito en (...) Vicente López, el señor Felipe Pettinato, quien vivía en aquel entonces con nosotros, se desplaza desde su cuarto hasta el living donde estaba mi hija, y de manera intempestiva y sin que ella tenga la más mínima posibilidad de advertirlo, con su mano le agarra fuertemente sus glúteos realizando un tocamiento también sobre su vagina.

Realiza dichos tocamientos por encima de su ropa, y se dirige sin emitir sonido alguno hasta una canasta donde guardábamos diferentes bebidas alcohólicas, para poner unas medidas de una de esas bebidas en un café que se había preparado. Canasta que se encontraba a unos tres metros del sillón.

El aprovechamiento de la nocturnidad, de la soledad en la que se encontraba mi hija y de su inmadurez sexual, le permite perpetrar su conducta abusiva garantizándose de esa manera el silencio de la víctima, quien se quedó absolutamente paralizada. Tras servirse las bebidas alcohólicas de referencia, retorna a su cuarto.

Durante los siguientes días, semanas y meses, mi hija no nos contó nada. Con el tiempo, nos refirió que no lo había hecho antes por vergüenza, miedo y porque quería evitar que se generen problemas en la familia. Pero si bien ella no había verbalizado nada, hubo diversos cambios de conducta que sufrió a partir de ese momento.

A modo de ejemplo, mi hija siempre había sido una alumna excelente, con un buen desempeño académico. Sin embargo, el ciclo lectivo del año 2018 fue desastroso. Se llevó 9 materias, algo que nunca le había sucedido.

Asimismo, se la veía muy triste, deprimida. Engordó mucho en relación al peso que tenía con anterioridad al momento del abuso. Y si bien con posterioridad al hecho descrito, Felipe no continuó viviendo con nosotros, él seguía viniendo al departamento porque continuaba su relación con Sofía. Cuando eso sucedía, notábamos que ... trataba de evitar estar cerca de Felipe, en la medida en que eso le era posible.

Más allá de estas conductas, ni Sergio, ni mi hijo, ni yo sabíamos del hecho de abuso sexual que había tenido a mi hija por víctima. Ella termina revelándolo algunos meses después.

Debido a su repentino bajo rendimiento escolar, procuramos que ... se entreviste con una psiquiatra, suponiendo se podía tratar de un diagnóstico de ADD (Desorden de Déficit de Atención). La psiquiatra que interviene es la doctora ..., quien también fue psiquiatra de Felipe por poco menos de un año. La doctora nos indica que lo que en realidad advierte en ... es una marcada angustia y altos índices de ansiedad.

Es así que el viernes 7 de diciembre de 2018, al volver de una sesión con la psiquiatra, mi hija nos cuenta en el departamento, a Sergio y a mí, lo que le había sucedido aquel 8 de marzo de 2018 en manos de Felipe. Nos relata entre llantos, con absoluto detalle, todo lo que le había sucedido. La angustia asociada a ese relato de abuso derivó en la inmediata contención por parte de la suscripta.

Al día siguiente tomamos la decisión de hablar con Felipe. Nos reunimos con Felipe y le comentamos lo que ... nos había dicho. Se pone visiblemente nervioso, se ruboriza, pero dice no recordar nada. No lo niega, pero refiere: "¿Yo hice eso?". Mi hija nuevamente se angustia notablemente. Desde ese momento, tomo la decisión de prohibirle el ingreso a mi casa a Felipe.

(...) Sofía, pese al hecho relatado, continuó siendo pareja de Felipe hasta el día de la fecha. (...) Demoré algún tiempo en formular la siguiente denuncia por dos razones: la primera, porque necesitaba como mamá tener la seguridad de que mi hija iba a poder enfrentar un proceso difícil como es el que estamos encarando, y por otro lado, porque me encuentro amenazada por el señor Vladimir Belosloudtsev, pareja de Tamara Pettinato, hermana de Felipe.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario