Deuda Externa

Deuda externa: Argentina le paga U$S1.880 millones al FMI

El país cancelará este miércoles una parte de la deuda externa contraída en 2018. Lo hará con dólares que le presta el propio FMI. Dudas por nuevo acuerdo.

Miércoles 22 de Septiembre de 2021

Tras la derrota en las PASO y en medio de las tensiones abiertas en el oficialismo, el Gobierno le pagará este miércoles al Fondo Monetario Internacional cerca de 1.880 millones de dólares de deuda externa. Se trata del primer vencimiento de capital que abonará el país del multimillonario crédito que tomó el gobierno de Mauricio Macri en 2018. Para ello usará los derechos especiales de giro (DEG) que envió el propio FMI en agosto, como parte de la distribución de liquidez entre sus países miembros para hacer frente a los efectos de la pandemia.

La cancelación del compromiso ya fue confirmada por el decreto 622/2021 publicado el sábado en el Boletín Oficial, que formalizó el ingreso de los DEG. El DNU también dispuso un intrincado mecanismo contable para aplicar estos recursos al pago de esta deuda, mientras continúa la negociación por un nuevo programa con el FMI y para habilitar, al mismo tiempo, una ampliación del margen futuro de financiamiento del Banco Central al Tesoro.

Según consignó Ámbito, el Ministerio de Economía ya labró la orden de pago para este miércoles, por un vencimiento de 1.327 millones de DEG, que equivalen a u$s1.883 millones.

Para el pago, se utilizarán los derechos especiales de giro distribuidos por el Fondo, de los cuales a Argentina le tocaron el equivalente a u$s4.334 millones. Estos recursos se irán casi en su totalidad en los tres pagos que el Ejecutivo realizará al organismo en lo que resta del año: el de este miércoles, más u$s390 millones de intereses en noviembre y u$s1.885 millones de capital en diciembre.

Así lo dispuso el mencionado DNU, que incorporó los DEG al Presupuesto 2021 y dispuso su uso para cancelar todos los compromisos con el FMI hasta fin de año por un total de casi 393.000 millones de pesos nacionales.

LEER MÁS: Argentina recibirá 4.355 millones de dólares del FMI

fmi 1.jpg
FMI estima números positivos en Argentina

FMI estima números positivos en Argentina

El gobierno apeló a un mecanismo contable de dos pasos que, además de habilitar los pagos de deuda con esos recursos, liberó un mayor margen de financiamiento del Tesoro por parte de la autoridad monetaria. Por un lado, el Tesoro le vende los DEG que recibió en agosto al BCRA a cambio de 422.174 millones de pesos. Con esos pesos, inmediatamente Hacienda le cancela adelantos transitorios (una de las vías de asistencia al fisco) al Central por la misma cantidad. Por otro lado, el Tesoro emite una letra intransferible a diez años que se la coloca al BCRA a cambio de los DEG que le vendió y, con eso, se pagarán los vencimientos con el Fondo.

La negociación con el FMI

El pago de esta semana salda una parte del préstamo que tomó el Gobierno de Cambiemos luego del estallido de la crisis cambiaria en 2018 para llegar a las elecciones de 2019 sin defaultear la deuda en dólares con acreedores privados que había contraído en 2016 y 2017 por alrededor de u$s100.000 millones. La segunda versión de ese crédito Stand By fue por u$s57.000 millones, de los cuales llegaron a desembolsarse unos u$s45.000 millones. Cerca de la mitad de ese monto se utilizó para pagar vencimientos con bonistas privados y el resto financió la salida de capitales del país, algo que prohíbe el propio estatuto del Fondo.

El programa estipuló, además, que Argentina debía devolver ese dinero en apenas tres años, con un calendario de vencimientos sobreexigentes. Por caso, en 2022 se tendrían que pagar u$s19.000 millones y otro tanto en 2023. La refinanciación de esos compromisos es lo que ahora busca acordar el Gobierno a través de un nuevo programa, de cuyas premisas fundamentales poco se conoce por ahora, aunque determinarán buena parte del rumbo económico del país en los próximos años.

Por el lado del Gobierno, seguirá al frente de la negociación Guzmán, quien sobrevivió a los cambios de Gabinete. El ministro negocia un programa de Facilidades Extendidas, el de mayor duración dentro de las opciones que ofrece el FMI pero que suele incluir exigencias de reformas estructurales. Otorga hasta diez años de extensión para el repago con un período de gracia de hasta cuatro años, un plazo que tampoco luce viable teniendo en cuenta el monto en cuestión y la escasez de divisas que atraviesa el país.

Lo que aún se desconoce son los detalles de las metas fiscales, monetarias y cambiarias que reclama el Fondo. Por lo pronto, el proyecto de Presupuesto 2022 de Guzmán adelanta una continuidad de la reducción gradual del déficit y del financiamiento del Tesoro por parte del BCRA.

LEER MÁS: Presupuesto 2022: crecimiento 4%, inflación 33% y dólar $131

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario