Frente de Todos

Cristina pidió que el Estado retome el control de los planes sociales

En el acto de la CTA, la vicepresidenta criticó el manejo de los planes sociales en manos de las organizaciones. "El Estado debe recuperar el control", dijo.

Lunes 20 de Junio de 2022

En el acto organizado por la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) este lunes en Avellaneda, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo una fuerte crítica del actual mecanismo de manejo de los planes sociales, "tercerizado" en las organizaciones, ante lo cual exigió que "el Estado retome el control" de esos programas.

Casi sobre el final de su discurso, la expresidenta se refirió a los planes sociales y a la desocupación. En ese sentido recordó que en 2003, cuando asumió Néstor Kirchner, había 2.200.000 planes Jefes y Jefas de Hogar y 22% de desocupación. "Cuando terminó la gestión, en el Ministerio de Desarrollo Social quedaban algo así como el 10% de aquellos planes", continuó.

"Yo quiero ser absolutamente sincera: hoy tenemos 7% de desocupación, estamos solamente a 1,1 de alcanzar el 5,9% que teníamos allá por el 2015, pero tenemos 1.300.000 planes. Hay algo que va a haber que revisar porque con esa desocupación deberíamos tener menos planes sociales", afirmó.

Embed

"No estoy poniéndome en el lugar de los que andan contando cuánta plata le dan a los pobres. Puedo pararme frente a cualquier argentino para decirles que somos nosotros los que creamos la Asignación Universal por Hijo", aclaró Cristina Fernández de Kirchner.

Pero enseguida enfatizó: "El Estado nacional debe recuperar el control, la auditoría y la aplicación de las políticas sociales que no pueden seguir tercerizadas", en una fuerte crítica al actual manejo de los planes en manos de las organizaciones sociales.

LEÉ MÁS: En el acto de la CTA, Cristina volvió a pedir "usar la lapicera"

"Sé que hay cooperativas que laburan, que producen, pero así como el Estado tiene el monopolio de la fuerza, ¿o se le ocurre a alguien que podemos tercerizar la Policía?, el Estado debe recuperar ese rol y transparentar frente a la opinión pública todo esto", argumentó.

"Eso no es peronismo. El peronismo es trabajo. El peronismo no es depender de un dirigente barrial para que me dé el alta y la baja. Y sobre todo las mujeres, que son las más explotadas", remarcó la vicepresidenta. "Si Evita los viera, ¡mamita!"; agregó.

Embed

Finalmente, en un discurso donde hubo fuertes críticas a una serie de políticas del gobierno de Alberto Fernández, fundamentalmente en el plano económico, reiteró la importancia de la unidad en el Frente de Todos. No obstante, advirtió: "Ganar las elecciones para no cambiar nada, mejor quedarse en la casa".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario