Secciones
El Mundo

Video sexual golpea duro al candidato de Macron a la alcaldía de París

Los macronistas pierden el sueño de conquistar la joya más preciada en estas elecciones: la capital. El presidente está al frente de la campaña.

Viernes 14 de Febrero de 2020

París.- Un nuevo contratiempo complica el invierno político al presidente francés, Emmanuel Macron. Benjamin Griveaux, candidato de su partido, La República en marcha (LREM), en las elecciones municipales de París y miembro del círculo más próximo a Macron desde que este se lanzó a la carrera presidencial en 2016, anunció ayer que abandonaba la carrera a la alcaldía de la capital francesa. Un video sexual, no verificado, en el que aparentemente aparece el propio Griveaux, es el detonante de una crisis que dinamita la ya frágil estrategia del presidente para las municipales.

“No deseo exponernos aún más, a mi familia y a mí, cuando todos los golpes están permitidos. Esto va demasiado lejos”, declaró a la agencia France Presse Griveaux, quien denunció ser víctima de “ataques innobles”.

La condena a la filtración fue unánime en la clase política. “Llamo al respeto de la vida privada de las personas y de las familias también”, reaccionó la alcaldesa de París, la socialista Anne Hidalgo.

Stanislas Guérini, delegado general de LREM, elogió a Griveaux por “colocar el colectivo por encima de su persona”. Entre los nombres que suenan, se encuentra la actual ministra de Igualdad, Marlène Schiappa, y la ministra de Sanidad, Agnès Buzyn.

Griveaux, diputado por La República en marcha y exportavoz del gobierno, era el candidato de este partido en París a las municipales del 15 y el 22 de marzo. Procedente del ala liberal del Partido Socialista y antiguo colaborador de Dominique Strauss-Kahn –el aspirante presidencial que cayó en desgracia al ser denunciado por agresión sexual en un hotel de Nueva York en 2011– había cortejado el voto conservador parisino en la campaña.

Griveaux, de 42 años, se encontró además con un obstáculo imprevisto: la candidatura alternativa en París de otro diputado de LREM, el matemático Cédric Villani. Macron terció a finales de enero en favor de su amigo Griveaux y, tras desobedecer al líder, Villani acabó expulsado del partido.

El daño, para los macronistas, estaba hecho: la división del voto entre el oficialista Griveaux y el disidente Villani consolidó como favorita a Hidalgo. Y alejó el sueño de los macronistas de conquistar la joya más preciada en estas elecciones: la capital de Francia que, además, resulta ser un bastión de LREM. Macron había ganado ahí con holgura en todas las elecciones en las que él o su partido se han presentado desde 2017.

Los rumores sobre el video privado empezaron a circular en la tarde del jueves, alentados en las redes sociales, entre otros, por el diputado Joachim Son-Forget, expulsado hace unos meses de LREM por sus repetidas salidas de tono, y autoproclamado esta semana en un show televisivo de máxima audiencia candidato a las elecciones presidenciales de 2022.

Le Monde explica que las imágenes y otros mensajes difundidos se enviaron en mayo de 2018, cuando Grivaux era portavoz del gobierno, y que la destinataria era una mujer que no era su esposa.

Piotr Pavlenski, un artista ruso refugiado en Francia y condenado en 2019 a un año de prisión por incendiar una sede del Banco de Francia, se atribuyó la difusión del video. En declaraciones al diario Libération, afirmó que su objetivo era denunciar lo que considera la “hipocresía” de los políticos que en público defienden los “valores familiares” y en privado “hacen todo lo contrario”.

Juan Branco, activista próximo a los chalecos amarillos y abogado de Julian Assange, explicó a Le Point que Pavlenski le había consultado antes de difundir los mensajes. “Entendí que, para él, era un acto político”, dijo.

Macron ha superado una de las huelgas más largas de la historia reciente de Francia y la tasa de desempleo se ha reducido a su nivel más bajo desde 2008. Pero la economía sigue creciendo a un ritmo lento y, aunque la polémica reforma de las pensiones está en la Asamblea Nacional, controlada por LREM, el pulso no ha terminado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario