Secciones
Política

La Justicia brasileña tipificó la homofobia como delito

Los actos de homofobia y transfobia serán considerados delitos y tendrán el mismo trato penal que el racismo -con penas de hasta cinco años de prisión-

Viernes 14 de Junio de 2019

Brasil dio un paso importante para la comunidad LGTB después de que el Tribunal Supremo del país decidiera hoy que los actos de homofobia y transfobia serán considerados delitos y tendrán el mismo trato penal que el racismo -con penas de hasta cinco años de prisión- hasta que el Congreso legisle sobre ese asunto.

La decisión, tomada en pleno mes del orgullo mundial LGTB,contó con ocho de los 11 magistrados votando a favor, en una decisión esperada desde que los jueces empezaron a debatir el tema en febrero.

La tesis fijada por el Supremo es válida hasta que el Congreso apruebe una ley específica.

En un momento en que el conservadurismo hace fuerza para ganar espacio en Brasil en el Legislativo y en el Ejecutivo, la decisión de la Corte refuerza el pulso que se hizo evidente desde la elección del presidente Jair Bolsonaro, que ya se declaró, en el pasado, un "homófobo orgulloso".

Embed

El presidente Jair Bolsonaro volvió a criticar la decisión del Supremo Tribunal brasileño, que el jueves tipificó la homofobia y transfobia como delitos de racismo.

Según reportó hoy la prensa local, durante un desayuno con periodistas en Brasilia, Bolsonaro dijo que la decisión de la Corte fue un “completo error” que puede resultar perjudicial para la comunidad homosexual.

De acuerdo con los diarios O Globo y Folha de Sao Paulo, el mandatario aseguró que de ahora en adelante un empleador va a “pensar dos veces” antes de contratar a un homosexual para trabajar para “evitar problemas” ya que --según Bolsonaro-- podría ser acusado de homofobia.

Por una mayoría de ocho votos a tres, los jueces de la Corte determinaron que las prácticas de discriminación a homosexuales y transgéneros queden tipificadas como crímenes de racismo hasta que el Congreso apruebe una ley que aborde la cuestión. Están previstas penas de hasta cinco años de prisión.

Bolsonaro ya había criticado el fallo al asegurar que los magistrados estaban superando sus atribuciones al “legislar”. El presidente insistió en su plan de candidatear a un juez evangélico para la Corte en un intento de contrapesar opiniones.

“Tiene que haber equilibrio allá adentro”, dijo.

Fuente: Associated Press/ Diario El Pais

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});