Ballena Azul
Domingo 11 de Junio de 2017

Sigue en estado delicado el joven que habría jugado a la ballena azul

El adolescente de 16 años, oriundo de El Palenque, continúa en Terapia Intensiva peleando por su vida

El adolescente de 16 años de El Palenque que intentó quitarse la vida hace 11 días, presuntamente al participar en el juego de la ballena azul, sigue internado en la sala de Terapia Intensiva en el hospital San Martín, en Paraná, en estado delicado.


LEE más >>> Habló el padre del chico que está grave tras jugar a la Ballena Azul en El Palenque
"Sigue igual. Su cerebro no despierta y tenemos que seguir esperando", dijo a UNO su mamá, quien ayer esperaba en el nosocomio para ingresar a la sala donde está el joven, en el horario de visita permitido.


La mujer, cuyo rostro delataba el dolor y el cansancio por estar atravesando una situación tan crítica, señaló: "Es la tercera vez que pasamos una instancia así. Primero fue cuando a él lo operaron del corazón, al año de vida; después durante un accidente que tuvo, y ahora pasó esto". Cabe recordar que fue ingresado al nosocomio el 31 de mayo, luego de intentar quitarse la vida, y fue ella quien lo encontró, en estado "desesperante".
En tanto, Adrián Palavecino, el papá del menor, comentó: "Está bien, dentro de los parámetros normales. Su problema es su cabecita, por la falta de oxígeno que tiene. En este momento sigue con respirador artificial. Hay que seguir esperando, no sé cuántos días más, hasta que se despierte".


ballena azul2.jpg


El caso está siendo investigado por la Justicia, luego de que Palavecino hiciera la denuncia y entregara a la Fiscalía el celular de su hijo y otros documentos, papeles y elementos que deben ser analizados para llegar hasta el primer emisor que contactó al adolescente para que ingresara a participar de el macabro juego. "La Justicia está trabajando, pero hasta el momento no hubo avances. Yo estoy investigando por mi parte también, recibiendo ayuda de parte de sus compañeros", dijo, y recordó que tras el triste episodio del 31 de mayo comenzó a indagar en el perfil de Facebook de su hijo, donde encontró indicios del juego de la ballena azul: "Lo descubrí investigando, entrando a sus redes sociales, donde advertí que tenía contacto con chicos de otras partes de Latinoamérica en un estado lamentable, con expresiones muy deprimentes; aparte también por charlas que he tenido a través de mensajes con sus compañeros de escuela. Son cosas que a veces uno no las puede controlar y pasan estas cosas", expresó afligido.

ballena azul.jpg


Desde que ocurrió el hecho, el hombre remarcó: "Lo que le ocurrió a mi hijo por estos juegos psicológicos, como es el de la ballena azul, le puede suceder a cualquiera. Por ello les pido que estén atentos, que conversen con ellos, que los miren y vean si tienen algunos cambios en su comportamiento".
Por último, agradeció a quienes lo están acompañando en este momento y lo alientan: "Hay personas que no conozco y me escriben en las redes sociales, me saludan, me brindan su apoyo; nos acompañan en sus oraciones o en las misas. Y agradezco también a los médicos y enfermeros del Hospital que lo están atendiendo tan bien y eso es muy importante. Nuestra fe está depositada en ellos".

Comentarios