Secciones
Educación

UNER: La virtualidad dejará una huella en el planteo pedagógico futuro

El secretario académico de UNER hizo un balance de UNER Conect@, el plan de becas para resolver el cursado virtual en ASPO y analizó el panorama para 2021

Sábado 31 de Octubre de 2020

El secretario académico de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Guillermo López, realizó un balance de la actividad académica, en un año muy particular por la pandemia del Coronavirus Covid-19, no sólo para la Universidad sino también para toda la ciudadanía, y en el que la virtualidad tomó protagonismo.

“Este año nos tomó por sorpresa, pero la Universidad, con sus nueve facultades, logró trabajar y resolver esta situación y poder brindar educación virtual durante todo el año” dijo al programa la Radio de UNO por la 97.1 La Red Paraná.

El secretario académico explicó que, ni bien surgieron las medidas de Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (ASPO) en el país, las facultades dispusieron una modalidad de consulta, a través de una encuesta rápida, para saber la situación real del estudiantado respecto a la conectividad y a la tecnología disponible para enfrentar el año académico en la pandemia. “Una vez identificado el problema en un grupo de estudiantes, y a través del programa UNER Conect@, se brindó conectividad a través de becas para que estos estudiantes pudiesen interactuar académicamente, y se atendieron todos los pedidos y solicitudes”.

Sobre los resultados de esta experiencia, López confió que el balance fue positivo. “Hace poco hicimos una evaluaron de los resultados de este programa y fue satisfactorio. Estuvo acorde a las necesidades y se impactó positivamente en este proceso. Los estudiantes pudieron seguir las clases y dar sus exámenes”, refirió.

conectividad1.jpg

La Conectividad

A través de UNER Conect@ para estudiantes, la Universidad promueve el acceso igualitario a la conectividad a Internet para el cursado virtual de las carreras universitarias de las distintas unidades académicas.

Este programa se puso a disposición a través de la Secretaría de Asuntos Estudiantiles, a fin de promover el acceso igualitario a la conectividad a internet para el cursado virtual de las carreras universitarias de las distintas unidades académicas con el fin de “garantizar la inclusión social, la equidad y el bienestar de la comunidad estudiantil”.

Está dirigido a estudiantes de carreras presenciales, de pregrado y grado que no cuenten con acceso a Internet en el lugar desde el cual se encuentran cumpliendo con el período de aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Poder Ejecutivo Nacional y contempla dos modalidades: UNER Conect@ CHIP, a través de un chip telefónico que les permite tener acceso a la red de datos 4G desde un teléfono o tableta propiedad del o la estudiante; y UNER Conect@ Modem, con un Modem USB 4G que permitirá conectar un equipo informático de su propiedad, ya sea de escritorio o portátil, a la red 4G.

En ambos casos, el beneficio está disponible para dispositivos conectados a la compañía Personal, desde el momento del otorgamiento hasta que se normalicen las condiciones de cursado.

La beca es puesta a disposición para estudiantes que no cuentan con conectividad de Internet en sus domicilios o recursos socioeconómicos suficientes para afrontar los gastos que implica. En tanto, las postulaciones tienen los mismos requisitos que para el sistema de becas de estudio de la Universidad.

Como se prepara la Universidad para 2021

La experiencia y el esfuerzo de docentes, no docentes y estudiantes, en esta peculiar etapa, ha dado la garantía que se puede encarar la actividad docente en este tipo de adversidad. Este 2020 pudimos reconvertir nuestras actividades presenciales a la virtualidad, salvo algunas pocas excepciones, y hemos salido adelante -esto expresado por docentes y estudiantes- con rendimientos académicos acordes a las necesidades. Entendemos que estamos mejor preparados para la virtualidad en el 2021”, señaló.

Asimismo expresó: “Esta oportunidad que abre la educación virtual, si bien no reemplaza la educación presencial, es una herramienta que contribuye al proceso de formación y tiene sus potencialidades. Articuladamente con la educación presencial, dejará una huella que será considerada a futuro como estratégica en el planteo pedagógico de las cátedras, no sólo para compartir materiales de estudio, sino también propuestas académicas enriquecedoras. El desafío es a futuro y superador de las actuales ofertas académicas”, resumió.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario