Bordet
Lunes 12 de Noviembre de 2018

Salidas y amenaza de fractura en el bloque se senadores nacionales que conduce Pichetto

Los tucumanos Alperovich y Mirkin dejarán el bloque antes de la votación del presupuesto. Puntanos, formoseños y pampeanos podrían seguirlos. Otros ya no se alinean automáticamente. Se fortalece la posición de Cristina Fernández

El exgobernador de Tucumán José Alperovich y su comprovinciana Beatriz Mirkin abandonarán en las próximas horas el bloque que conduce Miguel Pichetto y conformarán un interbloque con el Frente para la Victoria-PJ, que lidera Cristina Kirchner.

Si bien la mayoría de las publicaciones originadas en el Senado nacional reconocen que la decisión no responde solo a la estrategia legislativa desarrollada en Buenos Aires, sino también a situaciones de la realidad política tucumana; el impacto de la salida de Alperovich y Mirkin podría ser el efecto dominó de un bloque que siempre tuvo fuertes tensiones internas, originadas en el modo de conducción del representante de Río Negro.

"Estoy trabajando muy fuerte con la senadora Beatriz Mirkin. Yo no voy a hablar mal de nadie, pero ese bloque a mí no me representa. Vamos a ver qué decisión tomamos en las próximas horas, mañana o pasado", anunció ayer a la mañanaAlperovich, e insistió: "No me siento contenido ideológicamente con este bloque".

En diálogo con El Destape Radio, el legislador tucumano se refirió a las diferencias existentes en el interbloque peronista Argentina Federal. "Todos hablan, pero nadie da el primer paso", comentó. Y agregó: "Si queremos sacar al país adelante, tiene que ir un peronismo unido. Y cuando digo peronismo unido, tiene que estar Cristina, porque sino son funcionales a (Mauricio) Macri".

En este sentido, Alperovich cuestionó que en el acto por el Día de la Lealtad en Tucumán, encabezado por Manzur el pasado 17 de octubre, haya estado presente el exinterventor del PJ Luis Barrionuevo y no Cristina. "En Tucumán vamos a trabajar fuerte con Cristina y queremos un peronismo unido. Arreglemos entre todos o vayamos a las PASO, pero nadie es quien para expulsar a nadie", advirtió.

El quiebre se produce a pocas horas del tratamiento en la Cámara alta del proyecto de presupuesto 2019. Al perovich dejó en claro que no seguirá a Pichetto y a la mayoría del bloque en su decisión de apoyar la iniciativa del gobierno nacional.

Alperovich dijo que rechazará el proyecto por considerar que "va a hacer que la gente esté mucho peor. Solo ajustando no van a llegar nunca al déficit cero. Todos los gastos innecesarios hay que sacarlos, pero tiene que haber un crecimiento del mercado interno", señaló.
S espera que ambos senadopres formalicen hoy la ruptura, para llegar a la sesión del presupuesto ya separados del bloque colaborativo que conduce Pichetto.
No se trata del único problema que tiene el candidato presidencial Pichetto, ya que también hay tensión por la decisión de dejar afuera del temario de la sesión de mañana en el Senado la discusión sobre de la eliminación del Fondo Sojero, algo que impulsaban varios gobernadores peronistas.
Por decreto, Macri eliminó el reparto a las provincias de una parte del Fondo Federal Solidario, quedándose con la totalidad el gobierno nacional, y algunos gobernadores peronistas intentaban que el tema se discutiera junto al proyecto de presupuesto.

El mapa del bloque
Con el cambio en la relación de fuerzas del bloque senadores peronistas, Cristina armará un interbloque con 11 senadores, mientras que la bancada de Pichetto quedará en 22.

Pero hay quienes estiman que la fractura podría ser mayor. La discusión de la semana pasada entre Pichetto y el formoseño José Mayans dejó en evidencia la fractura, y el formoseño -que responde a Gildo Insfrán- es otro de los nombres que podría alejarse junto a María Teresa González.

En una situación similar están los pampeanos Norma Durango y Daniel Lovera, mientras que tampoco le responde a Pichetto la catamarqueña Inés Blas, cercana a la gobernadora Lucia Corpacci. El chubutense Mario País, por su parte, viene endureciendo su discurso contra el Gobierno y sabe que no volverán promoverlo para el Consejo de la Magistratura, según publicó ayer La Política On Line.

Los fueguinos José Ojeda y Julio Catalán Magni fueron leales al rionegrino hasta que les pidió habilitar los allanamientos a Cristina y dejaron sus bancas vacías. Su gobernadora, la concordiense Rosana Bertone, dijo que al igual que muchos de sus colegas no quiere dos frentes peronistas que dividan a la oposición.

Leales a Pichetto se sostienen el cordobés Carlos Caserio, el salteño Rodolfo Urtubey, el catamarqueño Dalmacio Mera, el correntino Carlos Espínola, y el chaqueño Eduardo Aguilar. Suelen acompañarlo también los entrerrianos Pedro Guastavino y Sigrid Kunath, aunque allí suele mediar el gobernador Gustavo Bordet. De Guastavino se dice que es hombre de consulta de Pichetto; Kunath en cambio se muestra más distante en las posiciones políticas, postura que ya adoptó en el encuentro de Gualeguaychú que Pichetto encabezó en abril de este año.

Omar Perotti, Alfredo Luenzo y Guillermo Snopek eran de los que participaban de las mini cumbres pichettistas, pero ya no manifiestabn ese apoyo y no se preocupan por disimularlo. Y los sanjuaninos José Uñac (hermano del gobernador sanjuanino Sergio Uñac) y Cristina Valverde, como su jefe, no hablan de Cristina pero no avalaron sus allanamientos y levantan el discurso de la unidad peronista.

El problema inmediato para Pichetto es que en estos días deben definirse los asientos del Consejo de la Magistratura y el peronismo está en serio riesgo de perder los dos por la mayoría. Su interbloque tiene menos senadores que el de Cambiemos pero pretende superarlo con firmas de aliados como los santiagueños y los misioneros. Ahora el rionegrino podría depender de una negociación con Cristina que por supuesto le exigiría un lugar.

Comentarios