Visita pastoral del 24 al 30 de julio

Francisco: próximo a viajar a Canadá le pidió protección a la Virgen

Antes y después de cada viaje internacional, el Papa se detiene durante varios minutos en oración ante el icono mariano que se conserva en Roma.

Viernes 22 de Julio de 2022

“Esta mañana, viernes 22 de julio, el papa Francisco ha visitado la Basílica de Santa María La Mayor para rezar ante el icono de la Virgen Salus Populi Romani y encomendarle su próximo viaje a Canadá. Al final regresó al Vaticano”, así informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede en un comunicado.

Dos días antes de su partida hacia Canadá, el pontífice visitó la basílica de Santa María La Mayor para encomendar a la Virgen María su 37º viaje internacional, en programa del 24 al 30 de julio.

Ante el icono de la Virgen María, la Salus Populi Romani, patrona de la Ciudad de Roma, el Papa rezó unos instantes a solas, en silencio, sentado en su silla de ruedas, pidiendo protección y apoyo para lo que describió como una "peregrinación penitencial" que tiene como núcleo la reconciliación entre la Iglesia y los pueblos indígenas canadienses, víctimas en el pasado de políticas de asimilación perpetradas también por institutos religiosos católicos.

Desde el inicio de su pontificado, en marzo de 2013, el papa Francisco, antes y después de cada viaje internacional, se detiene durante varios minutos en oración ante el icono mariano que se conserva en la capilla Borghese, tan querida por el pueblo de Roma. Se han realizado más de 60 visitas a esta basílica mariana.

Canadá será el 56º país visitado por Francisco en estos casi 10 años de pontificado. Este próximo domingo 24 de julio el Papa emprenderá su 37º viaje apostólico que, en esta ocasión, lo llevará a estas tierras.

El director de la Oficina de Prensa vaticana, Matteo Bruni, recordó que Francisco es el segundo Papa que visita Canadá. San Juan Pablo II estuvo allí tres veces: 1984, 1987 y 2002.

En 1984, Wojtyla desarrolló un extenso programa, del 9 al 20 de septiembre; en 1987, del 10 al 20 de septiembre; y, por último, en 2002, del 23 al 29 de julio, durante la XVII Jornada Mundial de la Juventud.

“Una peregrinación penitencial”

El vocero retomó la definición que Francisco acuñó para referirse a este viaje, la de una “peregrinación penitencial”. En efecto, tras el rezo del Ángelus del domingo pasado, 17 de julio, el Santo Padre Francisco, dirigiéndose a los hermanos y hermanas de Canadá, dijo que irá “sobre todo en el nombre de Jesús para encontrar y abrazar a las poblaciones indígenas”. A continuación, Francisco, explicando el contexto que motiva su peregrinación, enfatizó que, “lamentablemente, en Canadá, muchos cristianos, incluidos algunos miembros de institutos religiosos, han contribuido a las políticas de asimilación cultural que, en el pasado, han dañado gravemente, de diferentes maneras, a las comunidades nativas”.

Bruni también insistió que el encuentro del Papa con el conjunto de las delegaciones indígenas que vinieron al Vaticano el 1º de abril pasado es esencial para comprender el trasfondo de este viaje apostólico. En aquella oportunidad, el Sucesor de Pedro recordó que, en los últimos días de marzo, se reunió con los pueblos originarios, escuchó sus testimonios y les agradeció que hayan abierto sus corazones, “y que con esta visita hayan expresado su deseo de caminar juntos”.

El Obispo de Roma reiteraba su pedido de perdón y expresaba la vergüenza y pena que siente “por el papel que varios católicos, sobre todo con responsabilidades educativas, han jugado en todo lo que les ha dolido, en los abusos y faltas de respeto a su identidad, a su cultura e incluso a sus valores espirituales”. Y se unió a sus “hermanos obispos de Canadá para pedir disculpas”. “Es evidente, sostenía el Papa, que no se pueden transmitir los contenidos de la fe de una manera ajena a la misma fe: Jesús nos enseñó a acoger, amar, servir y no juzgar; es terrible cuando, precisamente en nombre de la fe, se rinde un contratestimonio del Evangelio”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario