Incendio y muertes en el penal de Victoria
Miércoles 13 de Junio de 2018

Un sobreviviente de la masacre relató el infierno en la celda 2

Emilio Suárez declaró ante el fiscal Eduardo Guaita y recordó los dos minutos de terror entre las llamas en el pabellón N° 3 de la UP de Victoria

El espanto y la atrocidad se pudieron observar con mucha crudeza en el testimonio de Emilio Suárez, el joven de 29 años que es uno de los dos sobrevivientes de la masacre perpetrada en la Unidad Penal N° 5 de Victoria el jueves de la semana pasada. El fiscal Eduardo Guaita le tomó la declaración ayer en el hospital Salaberry, y seguirá con más testimoniales a la espera de resultados periciales científicos, en la investigación de un hecho criminal sin precedentes: cinco muertos en la emboscada por parte de tres presos que metieron un colchón encendido en una celda y trabaron la puerta por fuera.

TE PUEDE INTERESAR: Muerte en el penal: Uno de los acusados de matar a los cinco presos, asegura que es inocente

Según se informó a UNO, el interno contó en forma muy gráfica que al momento de ser atacados recién habían abierto las celdas, pero seguían durmiendo, como era habitual. Dijo que le cayó encima el colchón en llamas y se lo sacó hacia atrás. Cuando intentó salir comprobó que la puerta había sido cerrada. Había quedado entre el fuego, los otros internos y la puerta de la celda. Cuando los penitenciarios abrieron alcanzó a salir junto a Francisco Coronel, el otro sobreviviente que está muy grave.
Suárez está con graves quemaduras en las manos y los pies, ya que tuvo que caminar sobre el fuego para poder salir. Su familia pidió que sea trasladado a Paraná, porque allí no sienten seguridad.
Además, la víctima dijo que pudo reconocer a los de la celda 3 (contigua a la que estaban ellos) como los autores de la agresión, pero dijo que no sabe cuál era el conflicto que existía con los otros internos, ni ningún motivo para semejante masacre.


Ayer también brindaron testimonios varios agentes penitenciarios que estaban de guardia y actuaron en el hecho. Confirmaron su versión de que al principio no sabían si se trataba de un motín, por lo que corrieron a buscar armas, pero enseguida supieron que era un problema entre los internos.
Tras abrir la puerta de la celda, primero salieron Suárez y Coronel, y luego lo hicieron Vladimir Casco y Marcelo Rodríguez, pero estos estaban ya muy quemados y no lograron sobrevivir. Así como Justo Silva, Marcelo Beber y Brian Alarcón, quienes también fallecieron.
Ahora quedan tomar algunas otras declaraciones testimoniales, mientras se solicitarán pericias psicológicas y psiquiátricas a los imputados. A su vez, se aguarda por las pericias que realizaron los Bomberos Zapadores en el lugar del hecho, y otros resultados que harán los científicos de la Policía sobre rastros levantados en el lugar del hecho y de los hisopados a los cuerpos de las víctimas.
Además de todo esto, la Fiscalía cuenta con el video de la cámara de vigilancia del pabellón, en el que queda muy claro quiénes fueron los autores de la masacre: Kevin Paniagua, de 20 años, Ramón Ismael Framulari, conocido como Bebe, de 19, y Maximiliano Exequiel Chamorro, alias Coyi, de 20. Fueron imputados por Quíntuple homicidio calificado, que implica la pena máxima: prisión perpetua.

Comentarios