Policiales
Sábado 30 de Diciembre de 2017

Un apuñalado en María Grande llegó al hospital con el cuchillo clavado

Una reyerta sucedida ayer en las primeras horas de la mañana en la localidad de María Grande terminó con un joven apuñalado y tres hermanos detenidos. Se supo que la víctima llegó a Paraná con el cuchillo clavado en el tórax, pero ya se encuentra fuera de peligro en el hospital San Martín.
Una ambulancia asistió al joven, de apellido Hirsfield, de 22 años, en el barrio Castaldo, y lo trasladaron de urgencia hacia Paraná con patrulleros haciendo "vía libre", es decir abriendo el paso para evitar demoras.
Cuando ingresó al nosocomio de la capital provincial la víctima estaba consciente, y antes de que lo ingresaran al quirófano, efectivos policiales de la División Homicidios lo entrevistaron, y confirmó lo que el personal policial de María Grande ya sospechaba. Que tres hermanos de apellido Villalba habían sido los autores del ataque.
Luego el muchacho que tenía un cuchillo incrustado en el intercostal izquierdo fue sometido a una cirugía y quedó en observación en una sala del hospital, sin riesgo de vida ya que no sufrió lesiones en ningún órgano vital.
El arma blanca, de una hoja de 20 centímetros de largo y tres de ancho, fue secuestrada. La fiscal en turno de Investigación dispuso la detención de los hermanos. En la comisaría local ya estaban alojados dos de ellos, y luego personal de Homicidios localizó al tercero. Tienen 18, 22 y 26 años y serán imputados por el hecho, ya que los investigadores reunieron testimonios que involucran a los tres en el episodio.

Violencia familiar y armas
La Policía llevó adelante un allanamiento en la ciudad de Crespo, en el marco de una causa por violencia familiar. Los uniformados requisaron una vivienda de calle Catamarca, donde secuestraron una escopeta calibre 12 y una pistola 9 milímetros. Por orden de la Justicia, fue excluido del hogar un hombre de 47 años, quien se encuentra identificado y supeditado a la causa.

Comentarios