Secciones
jóvenes

Tres jóvenes acusados como mano de obra de un asalto mortal

Dos jóvenes fueron detenidos por el crimen del empresario santafesino Héctor Cornalis. Hay un prófugo que fue condenado en el jucio a Celis y Varisco.

Miércoles 05 de Mayo de 2021

Los dos jóvenes que fueron detenidos en Paraná ayer a la madrugada y el tercero que se encuentra prófugo, habrían sido contratados para cometer un asalto, robar una suma millonaria a un empresario en el interior de la provincia de Santa Fe, pero por inexperiencia terminaron matando a la víctima, dejando el botín en el vehículo y dejando tantos rastros que permitieron a los investigadores llegar a ellos.

Tal como anticipó UNO ayer, en el marco de la investigación del asesinato de un empresario lácteo santafesino, ocurrido el 16 de abril en la zona de María Juana de la vecina provincia, surgieron tres nombres que dirigió la pesquisa hacia la ciudad de Paraná. Por esto, ayer por la madrugada se desplegaron cuatro allanamientos en la capital entrerriana, donde detuvieron a dos jóvenes, mientras que todavía buscan al tercer sospechoso. Además, les secuestraron pruebas que los incriminan en el asalto mortal.

El procedimiento estuvo a cargo de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Policía santafesina, y contó con la colaboración del personal de la División Homicidios de Paraná. Los allanamientos tuvieron lugar en la zona de la Base Aérea, donde localizaron a los dos detenidos, y en el barrio La Floresta, donde vive el prófugo.

Cornalis era el gerente de la fábrica de quesos Cooperativa 22 de Marzo, ubicada en la Ruta Provincial 13, a unos 60 kilómetros de la ciudad de Rafaela. El viernes 16 de abril llegó a su trabajo y fue interceptado por al menos tres desconocidos que bajaron de un auto y lo privaron de su libertad. Luego lo introdujeron en su Ford Focus blanco, giraron en “U” y escaparon a toda velocidad hacia la Ruta 13 y desde ahí hacia la autovía 19 con destino hacia el oeste, a la ciudad de San Francisco (provincia de Córdoba). Los trabajadores que llegaban en bicicleta a trabajar a la fábrica se convirtieron en testigos del secuestro del gerente y llamaron al 911. Así fue como desde la jefatura de la Unidad Regional V Castellanos, de la Policía de Seguridad Vial y con efectivos de la AIC iniciaron procedimientos conjuntos en las rutas nacionales 19 y 34, en rutas provinciales y caminos vecinales con rastrillajes para ubicar el vehículo. Unas horsa después, encontraron el cadáver en la zona rural de la localidad de Colonia Cello, en el departamento Castellanos, sobre la ruta provincial 20.

Un hombre de 38 años fue detenido en los primeros pasos de la investigación. R. M. A. quedó en prisión preventiva imputado por el delito de secuestro coactivo agravado. “De la investigación se desprende que contrató a tres personas para que lleven adelante un plan del que, conforme a la teoría del dominio del hecho, resultó en la muerte de la víctima como consecuencia no querida por el imputado. Las tres personas debían secuestrar a Cornalis y robarle el dinero”, sostuvo el fiscal Carlos Zoppegni y subrayó que “no tenían armas de fuego en su poder. Por lo tanto, el imputado sabía que necesariamente debían golpearlo para poder maniatarlo y sustraerle el efectivo”. Sin embargo, hizo hincapié en que “la frustración del plan fue el motivo por el cual las personas contratadas decidieron consciente y voluntariamente darle muerte a Cornalis”.

“El imputado y Cornalis se conocían. Habían trabajado juntos en la empresa láctea Lugui SRL y en 2016 –junto con otros 11 trabajadores– integraron la cooperativa que se hizo cargo de la firma”, señaló el fiscal, pero el año pasado fue despedido. Por eso, se cree que el asalto de fatales consecuencia fue también una venganza.

En la pesquisa surgió la información de un chofer de camiones, dato que habría sido clave para poder dirigirse hacia Paraná. De este modo, identificaron a las tres personas que habrían estado involucradas en el hecho delictivo. Los jóvenes paranaenses habrían sido contratados como mano de obra para el asalto. Se informó a UNO que ninguno tiene antecedentes por robos ni experiencia en este tipo de hechos, lo que quedó en evidencia tanto en el resultado mortal del episodio como en que dejaron rastros por todos lados e inclusive tenían en sus viviendas pruebas que los incriminan en el homicidio de Cornalis.

Uno de ellos es apodado “Colo” y tiene de 20 años, y el segundo detenido tiene 28. Ambos viven en calle Aeronáutica de Paraná. El tercero fue buscado en su vivienda de calle Burmesteir, en barrio La Flroesta, pero no lo encontraron y está prófugo. Se trata de Miqueas Córdoba, de 24 años, quien estuvo imputado en la causa narcoavioneta, y fue juzgado junto a otras 30 personas a fines de 2019, entre ella el jefe narco Daniel “Tavi” Celis y el exintendente Sergio Varisco. Córdoba pasó dos años y medio en la cárcel con prisión preventiva, pero finalmente fue condenado a tres años de prisión condicional por haber tenido un rol absolutamente secundario en la operación de la avioneta que aterrizó en Colonia Avellaneda con 317 kilos de marihuana, en 2018. Ahora, otra vez está en medio de una causa penal grave.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario