Secciones
Marihuana

Tras tres años de proceso condenaron a un preso por siete gramos de marihuana

La Fiscalía Federal lo acusó por más que la marihuana haya sido para consumo personal. La defensa irá en Casación contra el fallo.

Viernes 23 de Octubre de 2020

Tras tres años de investigación penal, la Justicia Federal de Paraná condenó a un hombre que está preso en la cárcel de la capital entrerriana a la pena de dos meses de prisión efectiva por tener en su poder siete gramos de marihuana.

UNO reveló el caso el domingo 18 cuando se conoció que la fiscalía había mantenido la acusación contra el muchacho que está encerrado por haber matado a otra persona en el barrio Los Arenales. Ese crimen como otros tantos que ocurren en zonas alejadas del centro capitalino se dio por el enfrentamiento entre dos familias, en un contexto de vulnerabilidad social absoluto.

Si bien el juez Daniel Alonso resolvió aplicar la pena solicitada por la fiscalía a cargo primero el fiscal Mario Silva (jubilado) y luego el subrogante Carlos García Escalada, la defensa recurrirá en Casación, ya que desde hace algunos años en Argentina la tenencia de drogas para consumo personal está permitida en cualquier lugar, pero la Fiscalía exceptúa a las cárceles e imputa a los presos que tengan en su poder sustancias para uso propio.

Embed

Hace un año, un dictamen del Procurador General de la Nación, Eduardo Casal, por un caso ocurrido en Entre Ríos, planteó que dentro de una unidad penitenciaria un interno no cuenta con el ámbito de privacidad como si estuviera en su casa, por lo cual expone al riesgo la salud de los otros presos.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación aún debe resolver sobre esa causa, mientras se siguen tramitando otros procesos en la Justicia Federal con la impronta de la acusación pública.

Requisa y castigo

cárcel.jpg
Tras tres años de proceso condenaron a un preso por siete gramos de marihuana  

Tras tres años de proceso condenaron a un preso por siete gramos de marihuana

UNO contó que el 1° de junio de 2017, durante una requisa de rutina en el pabellón Primer Patio B de la Unidad Penal 1 de Paraná, los agentes penitenciarios entraron en el rancho de P.B. (la celda 11), revisaron sus pertenencias y en el bolsillo de una bermuda de jean encontraron un envoltorio blanco con marihuana, que pesó 6,9 gramos. Se labró un acta que fue enviada a la Fiscalía Federal, mientras al preso le impusieron una dura sanción administrativa: 15 días en el calabozo de aislamiento.

Tras ser procesado por el Juzgado Federal, el abogado defensor Juan Pablo Temón apeló la medida. En la Cámara Federal de Apelaciones, se confirmó la resolución con voto dividido: la camarista Beatriz Aranguren hizo lugar al pedido de declarar inconstitucional la persecución penal contra una persona que tenga droga para consumo personal, más allá de que esté en una cárcel, y dictó el sobreseimiento. Pero Mateo Busaniche y Cintia Gómez opinaron lo contrario y consideraron que el caso debía ir a juicio. Finalmente se llegó al juicio y una condena.

Doble castigo

El defensor Juan Pablo Temón se refirió que el imputado ya recibió un castigo por la mencionada sanción disciplinaria. Agregó que el joven es consumidor de marihuana según los informes médicos, y que vivió siembre en una absoluta marginalidad, en una casilla de chapa que encima fue destruida.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario