Secciones
Paraná

Sorprendidos en la habitación por dos ladrones armados, con cascos y tapabocas

A una familia de la zona sureste de Paraná le exigieron dinero pero no tenía, y se llevaron celulares. Cayeron por un rastro y los allanaron.

Lunes 25 de Mayo de 2020

A integrantes de una familia de Paraná les llevará mucho tiempo pasar el susto y el miedo que sintieron en la madrugada del sábado en su vivienda. Una mujer con tres chicos fueron sorprendidos en la habitación por dos delincuentes armados, con sus rostros ocultos con cascos y tapabocas. Les exigían dinero que no tenían y se llevaron tres celulares.

En la investigación del hecho, la Policía localizó a los ladrones gracias a un rastro encontrado en la casa y recuperó los elementos robados.

Según se informó a UNO, el asalto se produjo pasadas las 0.30, en una vivienda de la zona sureste de la capital provincial. Las cuatro víctimas se encontraban acostadas todas en un dormitorio de la casa, cuando escucharon un ruido que a la mujer le llamó la atención, pero pensó en principio que podría ser su esposo. Cuando se levantó para ver qué sucedía, de repente se apareció en la pieza un sujeto que les apuntó con un arma de fuego.

El ladrón les exigió en forma insistente que les entregaran la plata, y parecía no entrar en razón cada vez que la mujer le decía que no tenían un peso en la casa. El delincuente tenía un casco colocado solo hasta la frente y el rostro cubierto con un tapaboca. Además de reclamar dinero, les dijo: “esto es un allanamiento”, aunque fue más una confusión que un intento real por simular una requisa policial. En seguida irrumpió en la escena su cómplice, quien también tenía colocado un tapabocas, de otro color.

Revisaron las diferentes dependencias de la vivienda, revolvieron muebles y cajones, y sólo encontraron como cosas de valor tres celulares y una netbook. Se fueron, sin lesionar a nadie, y la mujer llamó en seguida a la Policía.

En el lugar trabajó personal de la Comisaría 15°, de la Dirección Criminalística y de la División Robos y Hurtos. La actuación de los peritos de la División Rastros resultó positiva ya que hallaron en un mueble una huella dactilar. Al cotejarla con la base de datos, los investigadores tuvieron el nombre, apellido y domicilio de uno de los delincuentes.

Con esta información la Fiscalía solicitó allanar la vivienda del sospechoso, en la zona de Villa Mabel, medida que fue autorizada por el Juzgado de Garantías. En la requisa localizaron al acusado y también uno de los celulares robados. Luego, los policías obtuvieron más información que los llevó a la casa del cómplice, en el barrio Paraná V, y allí encontraron además los otros dos teléfonos robados y la computadora sustraída.

Los elementos fueron restituidos a las víctimas y ambos sospechosos fueron identificados y quedaron vinculados a la causa, por lo que serán citados en los próximos días a la Fiscalía para la declaración de imputados.

Tenía droga y celular robado

Efectivos policiales de la comisaría Tercera de Paraná intervinieron en un hecho delictivo denunciado, cuya causa está caratulada como Hurto. Se realizaron tareas investigativas y lograron localizar el domicilio del supuesto autor. Se solicitó el allanamiento a la vivienda de calle Gobernador Quiroz, de la capital entrerriana, el cual fue otorgado por el Juzgado de Garantías Nº 6.

Cuando arribaron a la finca los uniformados, informaron a un hombre de 37 años acerca del procedimiento con la orden judicial, y tras revisar las distintas dependencias encontraron un trozo de sustancia vegetal compactada, la que verificada con los reactivos se confirmó que se trataba de marihuana. También se localizó la suma de 6.910 pesos y un celular.

Al chequear el teléfono por su número de Imei, surgió de la base de datos de la Policía que el mismo presentaba denuncia por haber sido robado. Esos elementos, como otros que había en la casa relacionados al hecho investigado, fueron secuestrados.

Por disposición de la fiscal de Investigación y Litigación en turno, se trasladó al hombre a la Alcaidía de Tribunales, por la tenencia de estupefacientes, por lo que lo imputarían por narcomenudeo.

Policías de la Comisaría 11º realizaron investigaciones para dar con el paradero de un perro que había sido sustraído de la casa de su dueña. La denuncia se realizó el jueves pasado, cuando la mascota desapareció de su hogar ubicado en calle Larramendi. El domingo localizaron al perro en una casa. Según confirmaron fuentes oficiales de la policía, las personas que tenían a la mascota declararon que se la habían vendido.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario