Secciones
juicio

"Si la cuentan así, ya está": aceptó la condena por narco y una balacera

Facundo Siegfried acordó cuatro años de prisión tras confesar vender droga en su casa de La Milagrosa y por un ajuste de cuentas a balazos.

Jueves 11 de Junio de 2020

Septiembre de 2018 fue el mes en que Facundo José Siegfried cayó por tres delitos: el 4 lo detuvieron por una balacera contra una vivienda y en el allanamiento le encontraron droga para la venta; el 25, mientras debería haber estado con prisión preventiva domiciliaria, asesinó de un disparo en la cabeza a su novia Alejandra Silva. Por los dos primeros hechos, ayer firmó un juicio abreviado de cuatro años de prisión; por el femicidio, espera el juicio oral donde podría recibir la prisión perpetua.

El acuerdo de juicio abreviado fue presentado ayer por el fiscal Ignacio Aramberry y el defensor Joaquín Pérez, al juez de Garantías de Paraná Mauricio Mayer.

Siegfried, de 24 años, está alojado en la Unidad Penal N° 1. Luego de ser detenido por narcomenudeo, le dieron el arresto domiciliario en una casa del barrio El Morro, donde mató a la joven de 28 años; un par de meses después volvieron a darle el beneficio, y se comprobó que violaba la medida porque salía de la vivienda.

Uno de los hechos imputados ocurrió el 4 de septiembre de 2018 alrededor de las 19, cuando Siegfried fue junto a su hermano Martín y otras personas de identidad desconocida a una vivienda del barrio 4 de Junio, en calle Francia, pasando Circunvalación. Irrumpieron en la misma fuertemente armados, donde estaba un hombre con su hija, a quienes les apuntaban mientras les gritaban: “¿Dónde está Julio? ¡Nos sacaron la falopa!”.

Luego salieron de la casa y efectuaron disparos contra el frente de la misma, y finalmente huyeron del barrio en el Honda Fit gris conducido por Facundo Siegfried. Los llamados al 911 de las víctimas y vecinos alertaron a la Policía, que iniciaron una persecución que finalizó en la vivienda de los acusados, en calle Zavalía y Santamaría de Oro, en el barrio La Milagrosa. Con la autorización judicial, allanaron la casa, donde los detuvieron, pero además encontraron droga.

Por esto, se supo que tiempo antes personal policial de Toxicología los estaba investigando por narcomenudeo, por lo cual las pruebas de esta pesquisa se sumaron a lo hallado en la vivienda: se trataba de marihuana y cocaína fraccionadas en bolsas de nailon: uno con cinco gramos de cocaína, 32 con 47 gramos de marihuana, otros tres de cannabis que pesaron cuatro gramos, y otra bolsa más con 168 gramos de clorhidrato de cocaína. Estaba todo en una caja negra con varios celulares.

Por el ataque a balazos y por la droga, Siegfried acordó con la Fiscalía ser condenado a cuatro años de prisión, por los delitos de Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y Amenazas agravadas por uso de armas. Antes estaba imputado por narcomenudeo agravado y por intento de homicidio.

Tras mencionar las principales evidencias, el fiscal dijo que las mismas dan cuenta de que en la casa de Siegfried “funcionaba la actividad ilícita y la frecuencia con que concurrían diversas personas a la vivienda del imputado, sin que tenga alguna actividad lícita que lo justifique, y se observaba cambio de productos por dinero”.

Además, se remarcó que de las pericias a la droga incautada se confirmó que se trataba de clorhidrato de cocaína, que estaba cortada con novocaína, así como las que corroboraron la presencia de cannabis sativa. “Tenía esta empresa delictiva montada en su domicilio”, aseveró Aramberry.

Además, fue entrevistado el titular del auto Honda Fit en que se movilizaba Siegfried, quien contó que se lo había entregado como moneda de cambio por la venta de estupefacientes.

Finalmente, el juez explicó la imputación a Siegfried, quien estaba siguiendo la audiencia por videoconferencia desde el Juzgado de Ejecución, y le preguntó si confesaba los hechos descriptos. El joven dijo: “Si la cuentan así, vamos a dejarla ahí, ya está”. Mayer le aclaró: “No, el reconocimiento tiene que ser liso y llano”, por lo que el acusado respondió: “Sí, lo reconozco”.

El juez de Garantías pasó a analizar las pruebas del legajo de investigación, y el miércoles al mediodía dará a conocer la resolución.

Se aguarda por el juicio del crimen de “Rucu” Silva

En un tramo de la audiencia de ayer, luego de explicar el acuerdo de juicio abreviado, Facundo Siegfried le preguntó al juez Mauricio Mayer: “Después me queda la causa el homicidio nomás, ¿no?”. “Eso debería consultarlo con su defensor, ahora estamos resolviendo esta causa”, le explicó Mayer.

Efectivamente, ahora el joven de 24 años espera saber qué sucede con la causa del femicidio de Alejandra Rucu Silva, ocurrido el 25 de noviembre de 2018 en el barrio El Morro. Como ha informado UNO, la Fiscalía había llegado a un acuerdo de juicio abreviado con la defensa, donde bajaban la imputación de Homicidio agravado por el vínculo (femicidio) a Homicidio simple, y pactaron la pena de 18 años de prisión. No obstante, este acuerdo fue rechazado por el Tribunal de Juicio presidido por Alejandro Cánepa, quien consideró que debía imputarse el homicidio agravado porque se demostró en la causa que la víctima y el imputado habían sido pareja, más allá de los “lazos volátiles” y la “precariedad de vínculos” invocados por los fiscales Pablo Zoff y Gonzalo Badano.

Ahora se espera saber si las partes llegarán a un nuevo acuerdo o si la causa directamente irá a un debate oral y público, donde acusarían a Siegfried por el asesinato y pedirán la perpetua, o si la Fiscalía se mantendrá en la postura de que no se trató de un femicidio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario