Secciones
Paraná

Pedirán 16 años de prisión para taxista por intento de femicidio

En la audiencia de remisión de la causa a juicio, Dato adelantó la pena que pedirá por el intento de femicidio. El defensor Cánepa reclamará la absolución

Jueves 13 de Agosto de 2020

La causa judicial por intento de femicidio (un violento episodio ocurrido el 28 de enero de 2019 en Paraná ) tiene dos versiones contrarias: la Fiscalía sostiene que el taxista Nelson Servin intentó asesinar a una trabajadora sexual santafesina, y la defensa que se trató de un conflicto entre el chofer y su pasajera que terminó a los golpes. En la audiencia de remisión de la causa a juicio, el fiscal Leandro Dato adelantó que pedirá la pena de 16 años de prisión para el imputado.

El miércoles se desarrolló esta última instancia del proceso judicial previo al debate, que posiblemente tendrá lugar el año que viene, luego de que concluyera la Investigación Penal Preparatoria. Mientras, Servin esperará el juicio en libertad.

En la audiencia que se realizó ante el juez de Garantías, Ricardo Bonazzola, el fiscal Dato explicó el hecho que se investigó desde aquella mañana de enero de 2019, cuando una mujer pidió auxilio, denunció que sufrió una golpiza y que le robaron sus pertenencias. Según el acusador público, Servin intentó terminar con la vida de la víctima y la dejó abandonada en la zona este de la ciudad. Por esto, la imputación es por el delito de Homicidio calificado por violencia de género, en grado de tentativa, y solicitará 16 años de cárcel.

A su turno, el abogado defensor del taxista, Franco Azziani Cánepa, aseguró que se demostrará en el juicio cómo sucedió el hecho, que la víctima sufrió lesiones que no pusieron en peligro su vida y adelantó que solicitará la absolución de Servin.

Tal como ha informado UNO en la cobertura de este caso desde el inicio, la trabajadora sexual oriunda de Santa Fe describió en su testimonio que esa madrugada subió al taxi en calle Belgrano y Alem; que el conductor la llevó a un lugar alejado, donde se detuvo y la hizo pasar al asiento de atrás; allí empezó a ahorcarla y golpearla. Cuando recuperó el conocimiento, se encontraba en una zanja.

Por su parte, el acusado afirmó que se trató de un altercado, una pelea entre ambos, y no un ataque del cual nadie encontraba explicaciones, y mucho menos aún tenía como objetivo matar a la mujer. Dijo que la pelea se produjo cuando quiso bajar a la mujer del vehículo, porque no quería pagarle el viaje, luego de un largo recorrido.

En una entrevista con UNO la mujer contó que el hecho sucedió en el contexto en el cual el taxista era su cliente. “Dijo que me llevaba ahí para que no viera nadie, por el auto que no era suyo. Cuando llegamos, me da el dinero que le había pedido y me dice que cruzara para el asiento de atrás. Él sale del auto, veo una actitud rara y no me bajo, sino que me cruzo por entremedio de los asientos. De todas maneras no tenía para dónde escapar porque era un descampado. Me dice ‘acostate’, y cuando me acuesto se me tira encima y empieza a ahorcarme. Yo lo único que me acuerdo es que lo rasguñé en la cara”, contó la mujer.

Luego, cuando recobró la consciencia, se encontró perdida, desnuda y dolorida: “Cuando me levanto y me acuerdo lo que me había pasado empecé a correr, hice una cuadra. Me escondo en el fondo de una casa. Me asomo a mirar y veo que el tipo vuelve corriendo al lugar. Estaba aterrorizada, del susto que tenía veo en la parte de atrás de la casa que había una escalera y me subí al techo. Hasta que amaneció y veo un hombre que sale para ir a trabajar y empecé a gritar para que llamaran a la Policía”, relató.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario