Robo
Martes 16 de Octubre de 2018

Madrugada repleta de robos: asaltos callejeros, atracos en viviendas y golpe en Gigared

Una mujer y su nieto fueron maniatados. En la empresa reventaron la caja fuerte. Robos callejeros y en casas completaron una madrugada delictiva

Los ladrones aprovecharon el momento ideal para salir a robar: mientras se desarrollaba la Fiesta de Disfraces se produjeron numerosos robos, en algunos casos violentos, en distintos puntos de la ciudad de Paraná. Desde arrebatos callejeros a mano armada hasta ingresos a viviendas con víctimas maniatadas. Entre los más resonantes, estuvo el golpe que dieron delincuentes en la sede central de la empresa Gigared, donde ingresaron tras desactivar la alarma con clave, reventaron la caja fuerte y se alzaron con la recaudación del viernes.
Vecinos que se comunicaron con UNO preocupados por la notable menor presencia policial que lo habitual en distintos barrios dieron cuenta de varios hechos de inseguridad. Cabe recordar que para la megafiesta desarrollada entre la noche del domingo y la mañana de ayer la Policía destinó 800 uniformados para trabajar en adicionales, en su gran mayoría de la Jefatura Departamental Paraná, comisarías y direcciones de la Jefatura Central. De hecho, la seguridad en el evento fue un éxito.
Pero esta situación fue aprovechada tanto por los ladrones oportunistas que circulan al acecho de víctimas desprevenidas en las calles, y de viviendas deshabitadas, como por aquellos que perpetran robos planificados.

Un plan perfecto
En horas de la mañana de ayer, un empleado de Gigared llegó a trabajar en el turno que le tocaba cubrir en el feriado. Cuando colocó la clave de la alarma para poder ingresar, advirtió que la misma estaba desactivada. De inmediato dio aviso a sus superiores y tras ingresar se dieron cuenta de lo sucedido y llamaron a la Policía.

Poco antes de la medianoche del domingo, un grupo aún no establecido de ladrones llegó a la sede de la empresa de cable, telefonía e Internet ubicada en la intersección de Gualeguaychú y Cura Álvarez. Forzaron una puerta ubicada sobre el ingreso de calle Cura Álvarez, donde está el estacionamiento y por donde entra el personal.
Para entrar a las oficinas, fue muy fácil: marcaron la clave de la alarma en el tablero ubicado al lado de la puerta. Una vez en el interior, trabajaron con tranquilidad para poder romper la caja fuerte. Se alzaron con una suma que hasta anoche no estaba determinada, ya que hoy se hará el balance contable de la recaudación del viernes.
En el lugar trabajaron peritos de Criminalística, quienes advirtieron que los que dieron el golpe no eran improvisados, por el contrario, se demostró un trabajo profesional para lograr abrir la caja de seguridad.
Por su parte, quienes están en la investigación para identificar a los autores del atraco, indagan en el entorno de los empleados debido a que sospechan que alguien de adentro de la empresa aportó la información de la clave de la alarma.
En la empresa hay cámaras de vigilancia, pero ninguna apuntaba a los lugares por donde se movieron los ladrones. Otro dato que seguramente conocían.
Por el momento se siguen diferentes pistas y se aguarda por novedades en los próximos días. Llama poderosamente la atención que el lugar del robo fue a pocas cuadras del centro de la ciudad, en una zona teóricamente custodiada, ya que hay entidades bancarias, aseguradoras y hasta la sede de la División 911 de la Policía a solo dos cuadras. Pero hasta ahora nadie vio nada.

Maniatados
En horas de la madrugada de ayer, delincuentes armados ingresaron a una vivienda ubicada en avenida De las Américas al 3000, en inmediaciones de la estación de servicios El Rutero. Allí vive una mujer de 70 años, madre de un importante empresario de la ciudad. Estaba junto a su nieto, de 8 años, y ambos fueron despertados por los asaltantes, que lograron ingresar por el fondo.


Los maniataron mientras revolvieron toda la casa en busca de dinero. Había varios elementos de valor, pero una vez que encontraron los 7.000 dólares que la mujer tenía guardados se retiraron.
Cuando la víctima pudo pedir auxilio llegaron familiares y llamaron a la Policía. El personal de la comisaría 13ª llegó al lugar y se dio intervención a Criminalística e Investigaciones.
Se trabaja sobre las cámaras de vigilancia de la zona, y se indaga sobre el entorno de las víctimas, ya que se presume que los ladrones actuaron con información fehaciente sobre la familia asaltada.

Robo
En el barrio Los Gobernadores se produjo otro hecho delictivo, donde ladrones entraron a robar en una vivienda y se llevaron una importante suma de dinero.
Fue, también, durante la madrugada de ayer en una casa ubicada sobre calle Medus. La misma estaba deshabitada, entraron por el fondo y revisaron cada ambiente en busca de dinero. Finalmente encontraron 12.000 pesos que estaban guardados en un mueble y se retiraron sin dejar rastros.
Los dueños de casa, cuando llegaron, se sorprendieron al encontrar la casa desordenada y llamaron de inmediato al 911 para luego radicar la denuncia en la comisaría tercera.
Por otro lado, se informó que un hombre que asistió a la fiesta de disfraces denunció que le robaron el auto. Lo había dejado estacionado sobre calle Blas Parera, lugar que estaba siendo vigilado por cuidacoches. Ya le había pagado, pero al regresar no encontró el VW Gol rojo ni al "trapito".

Baleados
Entre la noche del domingo y la madrugada de ayer la Policía intervino en dos hechos de violencia. Por un lado, en calle Baxada del Paraná y Procesión Náutica dos personas protagonizaron una fuerte discusión, que terminó con uno de ellos herido de bala. La víctima, de 30 años, fue asistida en el hospital San Martín, sin riesgo de vida.
Por otro lado, en calle Díaz Vélez se produjo un confuso hecho en el que un hombre de 44 años sufrió un disparo de arma de fuego en una pierna. El hecho fue en la puerta de su vivienda, y en principio se informó que se podría haber tratado de un intento de robo, pero también se indicó que podría haber sido un conflicto personal entre la víctima y un familiar.

Comentarios