Secciones
Homicidio

Lo mató su hijastro en la ciudad que sigue sumando homicidios intrafamiliares

Oscar Almada, de 36 años, asesinó de un escopetazo en la cabeza a Ramón Ortiz, de 61, al parecer para defender a su madre de una agresión

Martes 08 de Enero de 2019

Un nuevo capítulo de crímenes intrafamiliares ocurridos en la ciudad de Victoria se escribió en la noche del lunes en una vivienda de calle Mastrángelo, cuando un hombre asesinó a su padrastro de un disparo en la cabeza tras una discusión.
Según se informó a UNO, en el domicilio vivía Ramón Ortiz, de 61 años, junto a su pareja, María del Huerto Carrizo, de 65. Al fondo, en una habitación independiente de la casa, residía el hijo de la mujer, Oscar Alejandro Almada, de 36 años.

Alrededor de las 22.30, Ortiz estaba discutiendo con su pareja, y le recriminaba por el excesivo consumo de energía eléctrica de parte de su hijastro, por el que le llegaban montos altísimos para pagar en la boleta. La discusión fue subiendo de tono, hasta que el hombre mayor blandió un machete. Por su parte, el muchacho agarró una escopeta, según una versión, con la intención de defender a su madre de un ataque.
Fue Almada quien decidió poner punto final a la pelea, de la peor manera: le apuntó a la cabeza y gatilló el arma de un caño calibre 14 UAB, marca IGA Gaucha, industria brasileña.
Alguien llamó a la Policía, y enseguida llegó el oficial de calle a la casa de calle Mastrángelo, entre Yrigoyen y Gobernador Solá. Se encontró con Ortiz agonizando en el suelo, a su mujer desesperada, y el agresor ya se había ido del lugar. Una ambulancia trasladó al herido al hospital Fermín Salaberry, donde a las 23 confirmaron su deceso a causa del balazo.
En ese momento, Almada se hizo presente por su propia voluntad en la Jefatura Departamental de la Policía, al mando de una camioneta Toyota Hilux, y entregó a las autoridades el arma con la cual poco antes había puesto fin a la vida de su padrastro.
Ortiz era jubilado, oriundo de Corrientes, donde tiene varios hijos. Hace varios años que se radicó en Victoria y se juntó con María del Huerto. Por su parte, Almada es un oficial de la construcción, con varias obras importantes a su cargo en la localidad.
El fiscal Eduardo Guaita quedó a cargo de la investigación del hecho, y dispuso la intervención policial para recabar testimonios, así como del personal de Criminalística para las pericias de rigor en la escena del crimen. Se levantaron muestras de sangre y otras evidencias, al tiempo que se remitió para peritar el arma de fuego secuestrada, así como la prueba de dermotest que le practicaron a Almada. Se informó, por otro lado, que no se registran denuncias por violencia familiar previas al luctuoso hecho.
El hombre fue detenido de inmediato y alojado en los calabozos de la Jefatura, a la espera de la imputación y posterior definición de la medida cautelar por parte del Juzgado de Garantías local, probablemente la prisión preventiva.
El homicidio de Ortiz tiene el sello de la mayoría de los crímenes ocurridos en la ciudad de Victoria en los últimos años: matar puertas adentro. Por ejemplo, en abril de 2013, tres personas murieron apuñaladas y luego la vivienda de calle 9 de Julio fue incendiada. Se habló como una de las hipótesis principales que se trataba de un trío amoroso, donde una mujer mató al hombre y a la otra señora para quedarse con una herencia, dinero y propiedades, pero al incendiar la casa quedó atrapada entre las llamas.
En octubre de ese mismo año, un hombre asesinó a otro en su casa al sorprenderlo en la cama junto a su pareja.
En 2014, un hombre asesinó a su madre a martillazos, al igual que lo había hecho 17 años antes con su abuelo, y en la misma vivienda de calle Suipacha de la Ciudad de las siete colinas.
Otro matricidio ocurrió al año siguiente, cuando un joven de 21 años, en medio de un brote psicótico, mató a puñaladas en el cuello a su madre de 40, una docente de la localidad.
Además, también en 2015, en calle Lamadrid, un hombre mató a la pareja de su ex de un balazo en el pecho.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});