Secciones
Paraná

Liberaron al joven que mató a su hermano para defender a su madre

El homicidio sucedió el jueves a la tarde en el barrio Mosconi Viejo. La mamá de los protagonistas del violento hecho declaró.

Viernes 31 de Julio de 2020

En la tarde de este viernes, Willy Arenales recuperó la libertad que perdió producto del sangriento altercado que tuvo con su hermano el jueves al atardecer en el barrio Mosconi Viejo de Paraná.

La decisión la tomó el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull después de escuchar el testimonio de la principal testigo del hecho: la madre de los protagonistas del incidente mortal incidente.

Todo indica que Brian de 25 años quiso matar a Willy tras destruir gran parte del mobiliario de la vivienda de su progenitora. Además según sus amenazas una vez que matará a su madre, a quien hacía 24 horas había golpeado como sucedía casi todos los días, iba a terminar con Willy.

El denodado trabajo del fiscal, sumado a los aportes que realizó la División Homicidios llevaron a tomar la determinación de liberar a Willy, quien sufrió tres cortes en su cuerpo producto del feroz ataque que le propinó la víctima.

Tal cual publicó UNO en su edición de ayer, y la mujer confirmó en su declaración, Brian llegaba todos los días a la casa de su familia y la agredía. Sin embargo todo cambió en miércoles, cuando la mujer decidió contarle a su hijo Willy y al padre de Brian la violencia que venía soportando. Esto provocó que el jueves, cerca de las 17.10, los gritos y destrozos se hicieran presente otra vez en la humilde vivienda ubicada en la cortada 542. La víctima, según declaró su madre, se enojó porque ella le había contado a sus familiares que él la golpeaba. Molesto y enojado, empezó a romper todo. Justo llegó Willy, que vive en otra zona del barrio, y se desató una pelea previa amenaza de muerte.

Según la mujer y otros testigos, Brian, cuchillo en mano, prometió terminar con la vida de Willy, una vez que terminara con la de su madre, a quien ya estaba golpeando.

En ese momento, Willy decidió defender a su madre. Se produjo un forcejeo entre los dos que terminó con Brian herido de dos puñaladas a la altura del estómago. Mientras que Willy padeció tres cortes en el cuerpo.

Willy Arenales fue acompañado por el defensor oficial Fernando Callejos, quien le sugirió que por el momento no era adecuado declarar. Ahora la Fiscalía avanzará con más testimonios y pruebas para que más adelante pueda dictaminar si se está ante una legítima defensa de terceros como le determina el artículo 34 del Código Penal Argentino o ante un homicidio simple.

Hoy Arenales no tiene ningún tipo de restricción. Ayer se retiró de la Alcaidía, donde pasó la noche tras presentarse ante la Policía para reconocer lo que había hecho.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario