Caso Horacio Martín Eyssartier
Domingo 10 de Febrero de 2019

La carta abierta desde el dolor de la familia de Horacio Eyssartier por la condena al médico Marín

Expusieron duras críticas a la sentencia por los atenuantes que "favorecieron" al médico Javier Marín que recibió una pena condicional de tres años

El adelanto de sentencia que condenó al médico y psicólogo Francisco Javier Marín a tres años de prisión en suspenso por encontrarlo culpable de los delitos de Ejercicio ilegal de los actos de una profesión y de Homicidio culposo en concurso real, por la muerte de Horacio Martín Eyssartier ocurrida en diciembre de 2012 generó el repudio de la familia de la víctima.

En la misma resolución, el juez Alejandro Cánepa le impuso la inhabilitación por cinco años para ejercer la Medicina y la Psicología, así como también tareas comunitarias que deberá cumplir durante 96 horas anuales por un período de dos años. Esto no alcanzó para paliar el dolor y las expectativas que tenían los familiares de la víctima, que renovaron su reclamo por justicia. En una carta abierta que acercó a UNO su padre, Horacio Ariel, se formulan duras críticas a la valoración de los hechos que hicieron tanto el fiscal Álvaro Piérola como el juez Alejandro Cánepa.

Concretamente, atacó los atenuantes que favorecieron la situación de Marín, y que por ende, evitó la cárcel común. "Los atenuantes constituyen una burla para la familia de la víctima; decir que merece un atenuante por no tener antecedentes penales es sinónimo de que podés cometer un delito, incluso provocar la muerte de una persona, total sin antecedentes te reduzco la pena", planteó Eyssartier padre.

El hombre, que con su denuncia inicial por mala praxis promovió la apertura de la causa penal, invitó a los juristas a leer el expediente, donde constan los antecedentes del psicólogo. "Estableció sus propias leyes, además se arrogó el título de psiquiatra y trabajó sin matrícula de psicólogo durante 18 años", recriminó.

El denunciante recordó que cuando se desempeñaba en el Instituto Palas "fue despedido por mantener cautivo a los pacientes en condiciones de ser ambulatorios para cobrar su participación mientras los mantenía dopados con psicofármacos".

En otro pasaje del escrito renovó sus críticas hacia la resolución y más precisamente a los atenuantes formulados por el titular del Tribunal. "El señor Cánepa sostuvo como atenuante que constituyó –por Marín– una familia, con hijos menores de edad, pero no considera que destruyó una familia de por vida provocando la muerte de Horacio. Como si fuera poco, impidió que formara su propia familia y tuviera sus propios hijos, ya que lo obligó a dejar su noviazgo a los siete años, a dejar sus amigos y a vivir solo", reprochó. También puso reparos en que el magistrado tuviera en cuenta entre los atenuantes "el tiempo desde que se inició la investigación y la falta de dilaciones de la defensa" , por lo que consideró a esta decisión "como una burla hacia la víctima; es una cachetada hacia sus padres que perdieron su salud durante seis años de desidia judicial".

Descansa cómodo en su casa
En otro de los planteos se advirtió que pese a todos los agravantes incorporados al expediente, sumado a la condena por Homicidio Culposo –artículo 84 del Código Penal– y Ejercicio Ilegal de la Medicina –artículo 247 del mismo Código–, Marín "descansa cómodamente en su casa con todos los agravantes que constan en la causa. No se tuvo en cuenta la determinante aseveración de todos los peritos y médicos forenses, tanto de la Corte Suprema de Justicia como del Superior Tribunal de Entre Ríos, quienes coincidieron en que la conducta de Marín provocó la muerte de Horacio". En función de todos estos elementos la familia expuso su desacuerdo con el desempeño de la Justicia. "Tenemos la impresión de que la Justicia menosprecia la voluntad y la inteligencia de las víctimas y solo ve el enfrentamiento entre querellantes y defensores. Los querellantes particulares no comemos vidrio. Señores magistrados no hay atenuantes para un psicópata que ha cometido tantos delitos graves en los últimos 18 años; hay mucho más en el expediente, léase los sufrimientos que padeció Horacio durante la dependencia con Marín, la historia clínica de la traumatóloga Silvina Abichain, que asistió por lesiones y luxaciones a nuestro hijo", reflexionó Eyssartier.
Recordó que en una de las instancias el juez José María Chemez dictó el sobreseimiento del imputado haciendo lugar a la apelación presentada por la defensa, la cual "estuvo cajoneada por 19 meses".

El juez que pidió excusarse por falta de parcialidad
Daniel Malatesta, vocal de Juicio y Apelaciones, se excusó de integrar el tribunal que deberá juzgar al médico, que también enfrenta una segunda demanda por mala praxis, alegando que un familiar había sido tratado "en numerosas sesiones" por Marín. No es un antecedente menor en la causa, que fue recordado por el papá de Horacio. "Dio cuenta de cómo salvó a su familiar de una muerte segura en manos de Marín", expuso.
Y compartió lo que el magistrado dijo en la foja 494: "Expongo que un familiar fue atendido en calidad y bajo el título de psiquiatra por el hoy imputado Francisco Javier Marín en numerosas oportunidades, experimentando durante largo tiempo consecuencias negativas en su salud y por la medicación prescripta pasó a sufrir estados de fobia, pánico, incoherencias en la expresión oral, dificultad de razonamiento, ansiedad, trastornos de comprensión e imposibilidad de comunicarse". Eyssartier lo comparó con el caso del paciente Zacarías.

Comentarios