La policía científica, personal de la Comisaría Crespo, Bomberos Zapadores y Bomberos Voluntarios, llegaron al lugar que está abandonado desde hace unas tres décadas, y retiraron con bastante dificultad el cuerpo.


Ahora están trabajando en distintas pericias para determinar la identidad de la víctima como así también las causas del deceso y las razones por las cuales fue encontrado dentro del silo.


De acuerdo a los datos que pudo recabar Paralelo 32, en el lugar del hecho, el cuerpo estaba "momificado" por el calor del silo y pertenecería a Miguel Ángel Céspedes, apodado Tete, que hacía algunos meses vivía en el interior de la fábrica abandonada.


Según las primeras estimaciones, la muerte dataría de unos 90 días. En la Municipalidad de Crespo confirmaron que Céspedes hace dos meses no pasa a cobrar el subsidio.