Caso Gabriel Flores
Jueves 16 de Noviembre de 2017

El docente buscado pasó dos días en la isla y se presentó en la comisaría 13ª

Gabriel Flores cruzó el río Paraná a nado a la isla frente al paraje La Virgen. Quedó demorado por la denuncia de padres de un alumno

El profesor de música que estuvo desaparecido dos días y sobre quien pesa una denuncia de abuso sexual a menores se presentó esta mañana en Tribunales para ser notificado sobre el particular por la fiscal Patricia Yedro.


Ampliaremos


El caso
La primera denuncia de la desaparición de un docente causó preocupación en Oro Verde y en particular en el ámbito de la escuela parroquial de la localidad. Pero poco tardaron en circular los comentarios sobre una reciente acusación por abuso sexual contra Gabriel Flores, que luego se confirmaron al conocerse la denuncia formal radicada en la comisaría local, con intervención de la Fiscalía. En las recorridas y averiguaciones realizadas por la Policía, ayer por la tarde hallaron el auto del joven de 29 años, abandonado en la zona costera del paraje La Virgen. Cuando todo apuntaba que se podría estar ante un suicidio, Flores apareció anoche: se había ido a nado hacia la isla y luego de dos días regresó. Se presentó en la comisaría 13ª de Paraná y quedó a disposición de la Fiscalía.
Según pudieron reconstruir los investigadores, en la noche del martes Flores se reunió con unos amigos a comer un asado en la zona rural de Oro Verde. En un momento, recibió un llamado telefónico y se retiró.



Poco antes de la medianoche, el docente de Música llegó a su casa de calle Los Cardenales y a los 20 minutos se fue, según lo constatado en los registros fílmicos de las cámaras de vigilancia de la localidad.


El miércoles a las 5, Flores debía presentarse a trabajar en la escuela parroquial Jesús Maestro y Señor, pero nunca llegó y tampoco respondía las llamadas. Esto a las autoridades les llamó la atención, por lo cual fueron al domicilio del docente a buscarlo, pero no lo encontraron y tampoco vieron su auto Renault 9. Entonces decidieron radicar la denuncia en la comisaría local.
La investigación comenzó con el personal de esta dependencia policial y luego la Fiscalía dio intervención a la División Homicidios, que comenzó con averiguaciones y el rastreo de Flores. Pidieron informes de entrecruzamientos de llamadas a la empresa de telefonía celular, de los movimientos de su cuenta bancaria y las cámaras de la ruta 11, entre otros.
Se supo que de la línea de Flores la última llamada fue a las 0.07 del miércoles, con interlocutor desconocido, ya que las empresas demoran mucho tiempo en ampliar las informaciones sobre una línea. En tanto que el último movimiento de la tarjeta de débito se registró el lunes 13.
En las redes sociales, muchos comenzaron a comentar sobre la noticia de la desaparición que había un caso de abuso sexual que le endilgaban al docente, en el trasfondo del caso. El rumor se pudo confirmar luego con la existencia de una denuncia formal en la comisaría de Oro Verde.
En horas de la noche del martes, un alumno de la escuela, de 11 años, contó en su casa una situación de abuso sufrida por parte de Flores. Esto enfureció al padrastro, quien habría sido la persona que llamó al docente esa misma noche, y acordó un encuentro un rato después. En esa instancia, el hombre lo habría agredido, mientras le reprochaba su conducta.
Mientras el paradero de Flores era un misterio, en horas de la tarde de ayer, alrededor de las 15.30, una mujer de paraje La Virgen llamó a la comisaría de Aldea Brasilera, Departamento Diamante. Dijo que en la madrugada había visto un auto con un muchacho a bordo, y que durante el día el vehículo quedó estacionado en el mismo lugar, lo que le llamó la atención. Cuando los uniformados concurrieron al sitio indicado por la vecina constataron que era el Renault 9 con la misma patente TXG 248 que estaban buscando.
Los investigadores se constituyeron en el lugar y comenzó un rastrillaje por toda la zona. En particular, se contó con la presencia de los perros de rastreo, que marcaron el trayecto de Flores desde el auto hasta la orilla del río.
Con la hipótesis de una muerte por ahogamiento (en lo que podría ser un suicidio), estaba todo listo para que en las primeras horas de hoy comenzara la búsqueda con los buzos tácticos de la Policía y el personal de Prefectura naval Argentina. La presencia de un papel con una frase de despedida y un pedido de perdón reforzaba aún más esta versión.
Pero cuando ya había anochecido, Flores apareció vivo. Al parecer, en la madrugada del miércoles se metió al río con intenciones de quitarse la vida, pero se habría arrepentido y cruzó a nado al menos 500 metros hacia la isla de enfrente, donde pasó casi dos días. Tal vez no supo cómo sobrevivir, y regresó a bordo del bote de un pescador que lo auxilió. No pisó la costa del paraje La Virgen, sino en otro lugar cercano a Paraná, por lo que se dirigió a la dependencia policial de calle Báez. Lo vieron agotado y quemado por el sol.
Quedó en la comisaría 13ª a disposición de la Fiscalía, iba a ser revisado por un médico forense y hoy deberá dar explicaciones acerca de su ausencia. Mientras se reúnen más pruebas en la causa por abuso sexual, no se descarta que en las próximas horas lo citen a declarar como imputado por este delito.
Flores es oriundo de la localidad de Puerto Rico, en la provincia de Misiones. Hace unos años se radicó en Oro Verde para trabajar como docente de Música en dicha institución educativa de la religión católica. Aunque no quedó del todo claro el motivo de su decisión de radicarse en Entre Ríos, se mencionó que por medio de un conocido viajó y se instaló en dicha localidad.
Hace un tiempo que algunos episodios que se podrían relacionar con abusos sexuales eran comentados por lo bajo en el ámbito de la escuela parroquial. Algunos padres de alumnos expresaron ayer fuertes críticas a las autoridades de la misma. "Había denuncias de abuso hace un año y no se sabía nada, taparon todo los directivos, una vergüenza que pase esto", comentó un hombre en la publicación de Facebook sobre la búsqueda de Flores que se hizo en la cuenta de la escuela, y era solo uno de los tantos en el mismo tono.
El comunicado que un grupo de padres difundió ayer señalaba: "Debido a los últimos acontecimientos ocurridos en la escuela de nuestros niños, y no habiendo obtenido ninguna respuesta concreta por parte de los directivos, se convoca a todos los padres a firmar una nota donde se solicite el reemplazo de todas las autoridades de la escuela. Motiva esta solicitud el hecho de que no han sabido manejarse correctamente ante hechos de extrema gravedad, poniendo en peligro la integridad de los menores. Nuestros hijos".
Asimismo, anoche se reunió un grupo de vecinos de Oro Verde que se había manifestado el año pasado cuando supieron del alojamiento del sacerdote recientemente condenado por abusos sexuales en una parroquia de Lucas González, Juan Diego Escobar Gaviria. Habían hecho panfletos y reclamaron al municipio la decisión de trabajar en la problemática del abuso sexual infantil, y afirman que no tuvieron respuestas.

Comentarios