Es el segundo caso en pocos días que se denuncia en Entre Ríos. En Paraná, un nene fue encontrado en una casa de comidas rápidas, y luego se estableció que la madre se encontraba en el casino. Con la intervención del Copnaf, se supo que la progenitora sufría de ludopatía.