Homicidio

Crimen del peruano: testigos dudosos y préstamos informales

La investigación del crimen de "Jairo" Tello Morales avanza, con testigos allegados al peruano muy reticentes. Se dedicaba a los préstamos informales en Paraná.

Viernes 01 de Abril de 2022

Jairo corría en zig-zag, de un lado a otro de calle Ameghino, intentando esquivar los disparos. Pero los sicarios tenían suficientes municiones para tirar a mansalva y dar con su blanco. Uno, dos, tres balazos y se tiró detrás de un pequeño tapial para guarecerse, donde lo remataron para asegurar su muerte. Desde ese momento, el crimen de Carlos Daniel Tello Morales, Jairo, de 37 años y de nacionalidad peruana, es un misterio, pero de a poco se va descubriendo una trama con demasiadas intrigas en su entorno y negocios ilícitos que asoman como posibles trasfondos.

La investigación a cargo del fiscal Mariano Budasoff y la División Homicidios de la Policía ha reunido varios testimonios que permiten reconstruir el momento del ataque mortal y de las horas previas.

Se supo que Jairo iba a la casa de un tío de su novia, ubicada a metros de donde cayó muerto. La testigo más cercana al episodio es una mujer que iba caminando con un niño y cuando escuchó los tiros alzó a la criatura y buscó cubrirse en una casa.

En lo que todos coinciden es que los asesinos son dos hombres jóvenes que iban en una moto de 110 cc., aunque las descripciones físicas son muy genéricas.

Un dato que llamó la atención es la ausencia del celular de Tello Morales. No lo había olvidado en ningún lado y no estaba en la escena del crimen. No se descarta que los asesinos se lo hayan sacado antes de huir. Ni tampoco que algún oportunista lo haya manoteado antes de la llegada de la Policía.

Homicidio Ameghino republica de siria.jpg

Oficialmente, nadie declaró la versión que circuló velozmente el miércoles poco después del homicidio, sobre que los sicarios llamaron a Jairo, le preguntaron su nombre y luego le dispararon.

Hasta avanzada la madrugada de ayer varios testigos estuvieron declarando ante los investigadores y el fiscal. Debido a algunas imprecisiones y dudas que se generaron se realizaron allanamientos en busca de indicios para descartar sospechas o confirmar las dudas.

La novia de Jairo es una chica de 22 años, con quien la víctima mantenía una relación desde hace un año y medio aproximadamente. Según su relato, había estado en su casa ubicada en inmediaciones del barrio Belgrano, con su novio, hasta poco antes de que lo mataran. Alrededor de las 16.30 tomó un remís para ir a la casa del tío de ella, porque a la noche se juntarían a cenar.

LEÉ MÁS: Identificaron a la víctima de homicidio en la zona oeste de Paraná

Durante la tarde y la noche del miércoles, muchas personas que viven en la zona oeste de la ciudad consultadas por UNO, dijeron que Jairo se dedicaba al préstamo de dinero, el famoso método “gota a gota” que hace años llevan adelante personas de nacionalidad colombiana, tanto en Paraná como en todo el país.

La novia de la víctima habría confirmado que él se dedicaba a esa actividad, pero que la había abandonado hace un par de meses, debido a que por la falta de pago de los deudores el negocio no era redituable y trabajaba a pérdida.

homicidio.jpg

A los investigadores hay muchas cosas que no les cierran y no se descarta que existan otros motivos del ambiente delictivo detrás del crimen. La reticencia en la mayoría de los testigos es un signo de este tipo de circunstancias.

Por otro lado, se informó a UNO que, si bien todo indica que la identidad de la víctima es la informada, aún no pudo ser legal y fehacientemente confirmado, debido a que sus huellas no se encuentran en ningún registro. Esto es porque el muchacho nunca hizo los trámites para obtener un permiso de residencia en Argentina. Por ello, esperarán otra forma a través del cruce de datos con la Policía peruana, o bien por la documentación y reconocimiento que pudieran hacer sus familiares.

Jairo tiene parientes en Buenos Aires, pero su familia más directa aún está en Perú, y a la espera del avance de la investigación y los trámites para poder despedir sus restos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario