Secciones
Seguridad vial

Conductores alcoholizados, un flagelo que pone en peligro la vida en las rutas

La falta de conciencia al volante persiste a pesar de las campañas de concientización y de la prohibición de ingerir alcohol al conducir.

Martes 21 de Enero de 2020

Si bien todas las infracciones de tránsito son graves, conducir bajo los efectos del alcohol en una ruta resulta de una extrema gravedad que en alguno casos ha llegado a cobrar la vida de una decena de personas. Quién no recuerda lo ocurrido el 8 de octubre de 2006 cuando un colectivo que transportaba a estudiantes del Colegio Ecos de Buenos Aires fue embestido por un camión conducido por un camionero que iba borracho. Nueve estudiantes, una docente del colegio porteño perdieron la vida, más el chofer del camión y su acompañante.

En Entre Ríos como en otros puntos del país se realizan en los puestos camineros controles de Alcoholemia. Lejos de disminuir esta infracción producto de las persistentes campañas publicitarias y de la prohibición que siempre existió, la Policía sigue encontrando conductores manejando bajo los efectos del alcohol. El fin de semana, de 1.000 controles que se ejecutaron se detectaron 12 casos de automovilistas que no estaban en condiciones de estar al frente de un volante.

UNO dialogó con Néstor Fabián Blanco, que está a cargo de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial de la Policía de Entre Ríos.

El funcionario policial destacó el trabajo que vienen realizando en las rutas de la provincia para prevenir accidentes y combatir diversos delitos. En la actualidad hay 19 puestos fijos de control, más otros 19 móviles que se instalan en distintos puntos del territorio entrerriano según las necesidades. Por ejemplo, explicó Blanco que cuando llueve y hay zonas inundables la Policía corta el tránsito o advierte a los conductores las condiciones de la trama vial.

Los primeros datos del año son satisfactorios. Según las estadísticas propias de UNO, hasta ayer cinco personas perdieron la vida en las rutas producto de dos choques en la autovía 14, uno a la altura del Departamento Uruguay y el otro en Concordia. El número es sensiblemente menor que el año pasado cuando para el misma fecha ya habían muerto 12 personas en seis siniestro viales.

“Durante todo el año pasado hubo una disminución de fallecidos en las rutas bastante importante”, y añadió: “En enero venimos muy bien porque hay menos siniestros. Hay muchos más controles, tenemos más gente en las rutas que no solo controlan sino que asesoran y ayudan al conductor”. Además, Blanco precisó que “la lucha contra el narcotráfico está latente, y hoy cuentan con perros detectores de narcóticos en todos los puestos camineros que trabajan todos los días”.

Alcoholemia positiva

“Controles de alcoholemia se realizan todo el año, pero durante la temporada de verano se acentúan”, detalló Blanco quien aseguró que cuando detectan un conductor alcoholizado el auto se retiene si no hay otra persona en el vehículo que este habilitada para manejar y obviamente no este alcoholizada.

Sobre las infracciones más comunes que los policías detectan, Blanco señaló que son: por no llevar las luces encendidas, por exceso de velocidad, usar el celular mientras se maneja o pasar en doble linea amarilla. Todas estas contravenciones son consideradas graves.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario