Policiales
Miércoles 07 de Noviembre de 2018

Apartan sin goce de sueldo al enfermero del San Roque que filmó en el baño a compañeras

Al trabajador del San Roque se le inició un sumario y se le suspendieron las tareas en el nosocomio de Paraná. También tiene la causa penal por haber tomado imágenes clandestinas de mujeres en los sanitarios o el cambiador.

El Ministerio de Salud de la provincia dispuso varias medidas para aclarar la denuncia en la cual se vio involucrado un trabajador del hospital San Roque acusado de filmar a compañeras de trabajo en los baños y cambiadores de la Unidad de Terapia Intensiva.

De esta manera, desde el punto de vista administrativo el organismo inició un sumario administrativo, luego de ser notificada la grave situación por el director del hospital Marcelo Itarte. Si bien hay una denuncia penal en la Justicia, paralelamente Salud ordenó la investigación interna donde resuelve apartar de sus funciones preventivamente y sin goce de sueldo de Walter Monzón.

El instrumento legal es a través del decreto 3.706, firmado por la ministra de Salud Sonia Velázquez y otras autoridades del organismo como del San Roque.

Allí se hace saber que el acusado colocó un celular escondido en una campera donde gravaba las imágenes de enfermeras y otras trabajadoras del San Roque dentro del baño, como también en los cambiadores.

Se pudo conocer que del testimonio de las víctimas, algunas tras encontrar el celular observaron varios videos con mujeres haciendo sus necesidades o bien cambiándose las prendas íntimas o de trabajo en el vesturario. Incluso en uno de los archivos, se pudo apreciar al acusado "tocándose sus partes íntimas".

En los fundamentos de la medida se hace saber que se está frente a una falta grave, donde varios testimonios los incriminan y los responsabilizan de ser el titular del celular y responsables de las filmaciones clandestinas en la cuál las personas no sabían de "semejante acto" considerado como "Violación calificada a la intimidad".

En el decreto, también se mencionó que el director del nosocomio al tomar conocimiento habló con sindicado quién le admitió que estaba con un cuadro de "angustia", manifestando que se encontraba con un "desequilibrio emocional y psicológico".

El sumario administrativo seguirá su curso en la Fiscalía de Estado, donde si se constatan los hechos, es muy posible que se disponga la cesantía.







Comentarios