Fútbol
Viernes 25 de Mayo de 2018

"Fui como un nene con juguete nuevo"

Emanuel Moreno está de vacaciones. El Huevo volvió a "vivir". Después de siete meses sin jugar cerró un semestre bárbaro en Brown de Puerto Madryn donde jugó todos los partidos y ahora va por más.

Con la sonrisa a flor de piel como si fuere un registro indeleble de su rostro, Emanuel Moreno, está siempre "para arriba". Y más ahora, luego de terminar la temporada en la Primera B Nacional con Brown de Madryn donde jugó todos los partidos de la B Nacional desde su llegada.
El mediocampista nacido el 19 de marzo de 1990 "volvió a nacer" luego de un 2017 durísimo en el cual sufrió una lesión cuando vestía la camiseta de Los Andes (fractura en el quinto metatarsiano). Jugó su último partido el 24 de junio y volvió al ruedo el 4 de febrero de 2018.
En el medio pasó por todo: quedó libre y "parado", esa trágica definición de cualquier deportista y tuvo que reinventarse y entrenar duro: gimnasio, fútbol y algún que otro entrenamiento en Argentino Juniors, su equipo de barrio en Zanni y Newbery.
Hoy descansa en Paraná con un año más de contrato en la ciudad de las Ballenas y va por más. Además de jugar, el Huevo quiere marcar goles y ser importante en el equipo. Hizo un balance de estadía en el sur, habló de Patronato y celebró la continuidad de Pumpido a quien confesó "conocer muy bien".
—¿Cómo fue volver a jugar después de tanto tiempo?
—Fui un nene con juguete nuevo. Fue algo hermoso que disfruté mucho después de tanto tiempo. Era lo que más deseaba.
—¿Qué se te cruzaba por la cabeza en esos primeros partidos?
—Una sensación de nervios y ansiedad como me pasaba antes. Volver a pisar una cancha y volver a sentirme importante en un equipo fue algo muy lindo.
—¿Cómo fue reinsertarte en un fútbol tan competitivo?
—El fútbol argentino es muy competitivo y difícil. Sabía que me iba a costar al principio, pero lo pude manejar por el grupo que encontré y fue muy importante. Eso me hizo más fáciles las cosas y los primeros partidos, obviamente costó.
—¿Qué balance hacés en lo personal y colectivo?
—En lo personal, mejor imposible. Me había puesto como objetivo desde el principio poder jugar todos los partidos y lo cumplí. Pasaron dos técnicos, primero Pancaldo que fue el que me llevó y después vino Barrientos y también. En lo colectivo no salió como lo esperábamos porque no encontrábamos en una posición expectante, pero después terminamos el torneo bastante bien.
—¿Le sacaste el ascenso a Leo Acosta en ese último partido en el cual Almagro le tenía que ganar a Madryn?
—Sí, ja. Deseaba que ascienda, después del partido con nosotros claro. Era un gran equipo y tal vez uno de los más sólidos de la B Nacional.
—¿Y ahora se viene otro desafío porque ya pasó la parte dura?
—Obviamente mi objetivo será distinto. Ya estoy afianzado y conozco bien el club. El técnico me demostró interés y a eso uno lo valora y le hace tener otra mentalidad. Quiero hacer una buena pretemporada que ahora me va a acostar menos y después voy a tratar de jugar todos los partidos y poder convertir goles que es lo que me faltó.
—¿Qué ventajas y desventajas tiene vivir en una ciudad con Madryn y tan lejos de tu cuidad?
—La verdad que estoy en una ciudad que aparte de ser muy linda es cómoda y es cómoda para el jugador, ya que todo queda más o menos cerca y al ser chica la unión del grupo es muy importante. Pero por otra parte estoy lejos y se extraña bastante. Pero bueno, uno ya está acostumbrado.
—¿Como paranaense qué significa que Patronato haya mantenido la categoría?
—Es muy importante. Hace al fútbol de Paraná más atractivo. No es lo mismo decir que tenés un equipo en la B Nacional que tener un equipo en Primera. La verdad que me pone muy contento porque lo conozco a Juampi Pumpido y sé la clase de persona que es y sé lo que trabaja. Me pone contento por él y por la ciudad. A Juampi lo tuve de ayudante de campo cuando el padre era el entrenador de Unión así que lo conozco muy bien.
—¿Está bien que se apueste a lo continuidad, sobre todo en Patronato donde los entrenadores por lo general no están más de una temporada?
—No es común en el fútbol y creo que Patronato hizo una gran campaña y se merece seguir. Y también es lindo mantener un cuerpo técnico porque a lo largo del trayecto se va viendo la manera de trabajar y de construir en el club.

Comentarios