Chacho Comar
Lunes 09 de Julio de 2018

El periodista del pueblo, el gran tipo

Su inconfundible voz se escucha a lo lejos: saluda con buena onda al guardia que le abre la puerta de la Redacción los fines de semana, y al instante, con un par de adjetivos, a los gritos, resume el partido que acaba de ver. La sonrisa lo invade y su presencia se hace más notoria cuando sus pasos retumban en la escalera que lo transporta al primer piso de Diario UNO. Sus chicanas o parodias generan una atmósfera distinta en el ambiente. Es auténtico como pocos, bondadoso e inteligente. De barrio, de su amado Corrales y de Universitario, el club que levanta con orgullo siempre y al que le creó una peña para reconocer a los intérpretes y protagonistas que hicieron algo por la historia de la institución. Vio millones de entrenadores pasar por sus ojos y sus grabadoras, pero para él, Pocho Montero fue el mejor. El DT que sacó campeón a Universitario en 1982 de la Liga Paranaense.


Su otro amor es Boca. Cada tanto se toma un cole para ir a La Bombonera. Y en algunos casos aprovecha para comprar ropa en Once y entra a La Bombonera con el bolso repleto de productos, como si nada. Es el Chacho. Su carisma supera las fronteras de Paraná y la provincia. Su segundo hijo se llama Blas Rodrigo Román. No hace falta agregar más. Nació el 9 de diciembre de 1968 en Paraná.



>> Leer más: "Nos duele enormemente tu partida inesperada", Por Mauro Meyer



Tras un breve paso por el básquet y el fútbol decidió abrazar la profesión de periodista. Relator, comentarista y conductor. Siguió la campaña de varios equipos de Paraná. Trabajó en Hora Cero, LT 14 y varios medios. Forma parte de Diario UNO desde 2000, relata la Superliga para Radio La Red Paraná, conduce el Expreso de la Mañana por FM San Agustín y es panelista del programa de televisión Fútbol 11. En su profesión es pasional, visceral, con una honestidad intelectual inquebrantable. En la Superliga, la Libertadores, la Liga Paranaense o en un partido de la liga independiente su criterio es el mismo. Nunca "se casa" con nadie y nos enseña que la profesión está por sobre cualquier tipo de valoración afectiva.





>>> Leer más: "Chacho amaba el fútbol, y tenía con él ese compromiso que se aprende en la calle, en la tribuna", Por Carlos Matteoda





Con aciertos y errores, siempre fue sincero y nunca se corrió de sus convicciones. Todos en el ambiente saben que Chacho no regala elogios porque sí. Con esa característica siempre fue al hueso en cada análisis, tocando intereses deportivos y políticos dentro del fútbol. Sin discriminar los vínculos en una ciudad donde se convive a diario. Desde el micrófono le habla al laburante; al hincha le transmite esas sensaciones del fútbol que, como dijo el Maestro Tabarez, a veces la vida no les da.




>>> Leer más: "Un luchador de la vida", Por Daniel Caraffini




Y al "papel" siempre le pone su impronta y se echa a volar generando siempre una historia. Humilde, original y desinteresado de las apariencias Chacho es más que un gran periodista, un buen padre o un excelente compañero y amigo. Chacho es un personaje de la ciudad, del barrio. Es el auténtico buen tipo que no necesita caretearla. Me resisto a escribir en pasado, estoy en la computadora que usaste el sábado y estaba tu sesión abierta, se me caen las lágrimas y todavía no puedo entender lo que pasó. Estoy seguro de que esta Redacción ya no será nunca más lo mismo. "Terrible Chacho", no te das una idea cómo voy a extrañar tus ironías y las miradas cómplices. Hasta siempre amigo.

Comentarios