Secciones
Hoy por hoy

De expertos y opinadores seriales

"La medida no tiene la vocación de perseguir a nadie", aseguró el presidente Alberto Fernández.

Jueves 11 de Junio de 2020

“Hoy la compañía está en convocatoria de acreedores, sin desplazamiento de las autoridades. Hoy el directorio le responde al juez, no es que la compañía hace lo que quiere. Hoy el juez está administrando la compañía, a través de los ojos del síndico”. El autor de las citas es Guillermo Moreno, exsecretario de Comercio en la gestión kirchnerista. La posición del hombre que supo tener bajo mano firme a los empresarios nacionales hace ruido en el gobierno nacional pero no sorprende: Moreno está lejos de formar parte del equipo del presidente Alberto Fernández y más lejos aún de ser convocado para cumplir alguna función. Con todo, su posición en torno a la intervención de la cerealera Vicentín se instaló en el renglón de opinadores expertos.

En contraposición, dijo el mismo Presidente, “la medida no tiene la vocación de perseguir a nadie, por el contrario, tiene la vocación de que una empresa de esa talla, que es una empresa argentina, siga siendo argentina y que sea rescatada de la situación en la que está”. Incluso ayer el jefe de Estado se reunió con el gerente Sergio Nardelli y, según informaron las agencias de noticias, le dijo más o menos lo mismo. Otro que puso paños fríos fue el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien habló con ejecutivos argentinos en un chat grupal para decirles que la iniciativa es excepcional: “Cuando finalice esta etapa de incomodidad que ha generado, con alguna reacción política que entendemos porque son las reglas de juego, creo que vamos a disipar las dudas. Claramente cuando esto se ponga en marcha y funcione como una empresa pública, pero con un management profesional serio. YPF es una marca que da mucha confianza, una empresa que cotiza en la bolsa de Nueva York”, indicó el ministro.

Quienes llevan adelante el proceso de intervención de la empresa centenaria con raíces profundas en la vecina provincia de Santa Fe van desentrañando con datos su intención de ingresar a la compañía. Admiten que la firma tiene una participación de entre 10% y 12% del negocio granario nacional, marca que se aleja bastante de la inicialmente proclamada soberanía alimentaria”.

En definitiva, los hombres del Presidente se esmeran especificar que van más por un rescate que por una expropiación al estilo de los años dorados del peronismo con el mismísimo general ocupando industrias para ponerlas al servicio de los intereses del Estado. Como Perón no está, tampoco las condiciones económicas y geopolíticas que dieron el marco a aquellos años de bienestar nacional.

Así es que resultan también anacrónicas las declaraciones de los dirigentes de la oposición cuando se esfuerzan en poner a Fernández en la misma vereda que la Venezuela chavista o la Cuba castrista. Si se trata de un chiste, vaya y pase, pero de oír al entrerriano senador Alfredo De Angeli o a la titular del PRO, Patricia Bullrich queda claro que hablan convencidos de que la Argentina se encamina al socialismo. La información indica, huelga precisar, que nada más alejado de la realidad. La Argentina de esta hora no da para tanto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario