Transporte público
Viernes 29 de Junio de 2018

Vecinalistas rechazan intento de veto del intendente a la ordenanza regulatoria del transporte

El veto ingresará el lunes 2 de julio. La normativa aprobada que quieren vetar, modifica la ordenanza 9.462, del marco regulatorio del servicio público de pasajeros de la capital entrerriana.

La Asamblea Vecinalista presentó una nota en la Municipalidad de Paraná donde se rechaza la decisión del intendente Sergio Varisco de vetar la ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante que modifica el marco regulatorio del servicio de transporte urbano de pasajeros. A la vez que se rechaza la intención de vetar la modificación del órgano de control del transporte público para evitar la participación del usuario.



TE PUEDE INTERESAR: Varisco enviará al Concejo el veto a la ordenanza que incorpora a los usuarios al órgano de control del transporte


En ese sentido, este jueves había ingresado al cuerpo deliberativo para su tratamiento el rechazo a la modificación aprobada recientemente por mayoría de Concejo respecto a la participación ciudadana en el Órgano de Monitoreo y Control del Sistema Integral del Transporte Urbano (SITU). La normativa, presentada por el edil Enrique Ríos, modificaba la ordenanza 9.462, del marco regulatorio del servicio público de pasajeros de la capital entrerriana.


LEE MÁS notas sobre los problemas en el transporte público de Paraná


El Órgano de Control del SITU fue creado en el marco de la implementación del nuevo sistema integral y se encuentra conformada por cinco representantes del Poder Ejecutivo, seis del Concejo Deliberante, uno del sindicato de la UTA, otro de las empresas a cargo de la explotación de la licitación y un representante de la Defensoría del Pueblo.


Embed


En el texto los representantes de usuarios consideran "injusta la decisión de proscribir la participación de los vecinos en la toma de decisiones que afectan sus derechos como usuarios del servicio", habida cuenta del intenso trabajo que la Asamblea ha venido desarrollando en materia de Transporte Urbano.


A su vez indicaron que se trata de un "rechazo sistemático a cualquier participación ciudadana por parte de un gobierno que en lugar de dar respuestas a las legitimas demandas de los vecinos, ha tomado las peores decisiones en la materia, que van desde el último aumento exorbitante de la tarifa, la modificación disfuncional de los recorridos, hasta la falta de control de las deplorables condiciones de en que se presta el servicio".



Asamblea.jpg


Crisis institucional y actitudes violentas

Consideran además que pese a la grave crisis institucional que provocó el procesamiento del intendente, un concejal y de varios funcionarios municipales, incluyendo prisiones preventivas y una caución de parte del intendente para conservar la libertad realiza un "abuso de la facultad de vetar que la ley le concede, desconociendo la voluntad expresada a través del voto de los concejales, lesionando así gravemente el sistema representativo y republicano de poder".


Por otra parte se repudió los "graves hechos de violencia" de público conocimiento ocurridos en las últimas sesiones del Concejo Deliberante y solicitaron que "se abstengan de ejecutar y/o consentir cualquier acto que pudiera importar un obstáculo para el normal funcionamiento de las instituciones democráticas".


Finalmente manifestaron que el transporte público "no debe ser un negocio para unos pocos sino un servicio digno, de calidad y accesible para la mayoría de los paranaenses" y exigieron que se modifique el marco regulatorio del servicio para que se "permita a los usuarios canalizar sus reclamos y propuestas a través de un sistema democrático y efectivo, con participación directa en la determinación de tarifas y control en la calidad del servicio".

Comentarios