Secciones
Agrotóxicos

Productores agropecuarios amenazan con vaciar las escuelas rurales para no perder hectáreas productivas

En una protesta realizada frente a Tribunales protestaron contra el fallo judicial que dispone las distancias de fumigaciones de los agrotóxicos sobre las escuelas rurales.

Jueves 23 de Mayo de 2019

Productores agropecuarios pidieron que cierren o trasladen las escuelas rurales. Están decididos a trasladar a los niños en transporte escolar a la ciudad para no perder sus hectáreas productivas ubicadas en la áreas vetadas por el fallo judicial


Este jueves, productores agropecuarios se manifestaron frente a los Tribunales de Paraná, contra el fallo de Justicia que prohíbe fumigar a 1.000 metros de las escuelas rurales.


Embed



Embed

Un grupo de delegados ingresó al palacio de Tribunales para entrevistarse con autoridades del Superior Tribunal de Justicia (STJ) y le entregaron un petitorio con unas 300 firmas que fuera consensuado en una asamblea realizada en Crespo.


"No se pueden producir alimentos si no utilizamos herbicidas. No hay pasturas para tambos si no combatimos la maleza. La agroecología en nuestros suelos arcillosos y sucios con camas amplias de malezas es inviable", señaló uno de los productores que fue aún mas lejos. "Tenemos una propuesta drástica de retirar los niños y padres de las cooperadoras escolares de las escuelas. Nos conviene cerrar las escuelas y llevar los niños en transporte escolar a la ciudad", explicó Carlos Wendler, productor de Puiggari, a UNO y radio 97.1 La Red.


La idea es vaciar las escuelas. "Si no podemos producir en esas hectáreas, que son unas 320.000 llevaremos los niños a la ciudad. Sabemos que es una medida antipopular pero tenemos el poder de hacerlo. Son nuestros hijos los que concurren a esas escuelas que están en predios donados por los productores", señaló.


En otro punto de la manifestación otro productor tomó el altavoz y expresó: "Sería bueno que expliquen por qué en las escuelas no hay alumnos y están llevando un alumno de un pueblo para mantenerla abierta y por la cual no solo se inutilizan varios centenares de hectáreas sino también están pagando tres sueldos por un solo alumno".



Embed

Por su parte Matías Martiarena, vicedirector de la Federación Agraria de Entre Ríos (FAA) señaló la apremiante necesidad de revisar el fallo judicial que está afectando más de 300.000 hectáreas de pequeños productores que quedan sin producir: "Queremos demostrar la arbitrariedad y lo demagógico del fallo. La mayoría de los productores afectados no tienen respuestas de cómo van a solucionar esta decisión que afecta a sus campos y qué sistema productivo van a utilizar de aquí en adelante", expresó.


Se refiere al fallo que anuló el decreto N° 4407 del 2 de enero de 2019, que está firme y prohíbe fumigar en forma terrestre a 1.000 metros de las escuelas. "Esto significa afectar 300.000 hectáreas productivas, la misma cantidad de superficie de trigo sembrada en la provincia, lo cual genera un perjuicio económico muy grande. Pero más allá de lo económico es un problema social y no se sabe qué va a pasar, por ejemplo con los tamberos, muchos de los cuales tienen que cerrar e irse con sus familias y también sus empleados con sus familias. Esto genera muchas complicaciones que este fallo no tuvo en cuenta", explicó a UNO.


También se preguntó qué pasará con el macizo citrícola del cual unas 27.000 hectáreas de 52.000 quedan afectadas por este fallo y no se van a poder aplicar los herbicidas contra la mosca del fruto. "Entre Ríos es el mayor productor citrícola del país y exportador. Y esa producción quedará devastada", indicó.


¿Es posible otra forma de producción?


"Es imposible a aplicarlo hoy en día. Se puede ir viendo solo para algunas producciones. Hay dos caras en esto y la Justicia tiene que encontrar la huella del medio. No se puede prohibir por prohibir. Esa no es la solución con una provincia que no controla eficientemente", indicó y ejemplificó que en Córdoba tienen un programas de buenas practicas agrícolas y no se contamina, ni quedan productores sin producir, y nadie se perjudica.


"No son todos ambientalistas los que están detrás de esto, son ciertos sectores que nos acusan de asesinos. Somos todos ambientalistas. Nosotros aprendimos a cuidar nuestro medio ambiente porque es nuestra forma de vida", aseguró.


Sobre las soluciones posibles a corto plazo


Según Martiarena hay predisposición de la Provincia. "De esto se sale con una ley. Había un proyecto de fitosanitarios que dos años atrás fue vetada por Sergio Urribarri. Si hubiese estado vigente hoy no estaría enfrentado el campo con la ciudad como lo han logrado ciertos sectores, poniéndonos a nosotros como asesinos malos de la película. Nosotros no somos inmunes y a los agroquímicos los aplicamos y no padecemos estas dolencias de las que nos acusan".


También pidió a los jueces que se interioricen y a los legisladores una ley. Además consideró que las autoridades no deben dejarse abrumar por el temor social sino analizar todas las aristas de este complejo tema.




Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});