Apostasía Colectiva
Viernes 24 de Agosto de 2018

La Iglesia sale al cruce de la apostasía colectiva y elabora una "guía sobre cómo apostatar"

"Si el Estado ayuda en lo económico, no lo hace en base a la cantidad de fieles", expresó la Iglesia en un comunicado a horas de la nueva Apostasía planteada por un colectivo de personas que desean dejar de pertenecer a este credo.

El Arzobispado de Paraná emitió un comunicado en el que hace referencia al fenómeno de la apostasía que en el caso la capital entrerriana tendrá este viernes una nueva edición colectiva.


"Si el Estado ayuda en lo económico, no lo hace en base a la cantidad de fieles; ni siquiera hacemos mención a eso porque no sabemos cuántos bautizados hay", aseveró el sacerdote Mauricio Landra, decano de la facultad de derecho canónico de la UCA con sede en Buenos Aires a la vez que dijo que hay "desinformación" en torno a esta práctica. También admitió que la iglesia "está elaborando una guía sobre cómo apostatar".


TE PUEDE INTERESAR: Crece el movimiento para renuncia a la Iglesia Católica: Ya lo hicieron 280 personas


"Si el Estado ayuda en lo económico, no lo hace en base a la cantidad de fieles. No nos manejamos por la cantidad de bautizados, ni siquiera hacemos mención a eso porque no sabemos cuántos bautizados hay. En ningún momento se ha considerado un aporte a la iglesia por cantidad de bautizados".


Lo dijo el sacerdote Mauricio Landra, decano de la facultad de derecho canónico de la UCA con sede en Buenos Aires, en una entrevista realizada por Radio Corazón de la ciudad de Paraná que fue difundida a través de un comunicado por el arzobispado local.


El reportaje aborda una práctica que está siendo noticia por estos días y en el caso de la capital entrerriana a través del movimiento Apostasía Colectiva Entre Ríos, precisamente este viernes tendrá una nueva edición cuando desde las 11 un grupo de personas se acerque a la Catedral para "desafiliarse" de la institución.


Embed


"El término 'apostasía' tiene que ver con dejar de hacer algo. Esta práctica no es algo novedoso. El abandono de la fe, por distintas razones, siempre ocurrió. Este apartarse de la fe requiere de un acto humano concreto. El hecho de realizarlo, desde lo espiritual, nunca produce alegría en el pueblo de Dios. En otras palabras, lamentamos profundamente que alguien solicite esto. El dolor del abandono de la fe nos afecta a todos. Se considera un acto individual, más allá de que la solicitud sea colectiva", sostuvo Landra.


"Una vez que la persona decide apostatar el registro de su bautismo no se borra en la Iglesia Católica", aclaró después en tanto "los archivos eclesiásticos en Argentina gozan de cierto respeto por acuerdos que existen. Los registros no se borran porque no hay una modificación en lo civil. Cuando se hace un reclamo de esto, muchas veces hay un corte y pegue de sitios web y se menciona la ley de Habeas Data. Hay un artículo en esa ley que permite a la iglesia llevar un registro de sus miembros. Lo que se protege en esa ley es la utilización de datos".


Además, al hacer referencia al concepto de bautismo impuesto que sirve como fundamento para fomentar la apostasía, dijo que "la invitación es verlo como hijos. A cada uno de nosotros no nos preguntaron muchas cosas, eligiendo lo que consideraban mejor. La fe es un regalo, no es una imposición".


"La Iglesia Católica tiene un status jurídico que lo se lo dio el Estado Nacional por lo que hizo la Iglesia para construir el país. Es una posición que se le da en la Constitución, en el Código Civil y también por supuesto un reconocimiento a los otros credos. Nunca en ningún momento de la historia de la relación Iglesia Estado argentino, se ha considerado la cantidad de fieles bautizados", remarcó a continuación el sacerdote.


Y respecto al dinero que recibe la Iglesia Católica del Estado, aseguró que "la Constitución no habla de un sostenimiento económico. El Estado quiso reconocer el culto preconstitucional del Estado que tenemos todos".


Para Landra hay "desinformación" en torno a la apostasía: "El fenómeno va más allá de la apostasía. Nos incluye en varios temas que no construyen al dialogo. Cuando algunos grupos impulsan estos movimientos, hablan de adoctrinamiento por parte del pueblo de Dios a la sociedad. Yo pienso que es al revés. Es lamentable porque el adoctrinamiento hace que uno copie y pegue conceptos que no entiende. Hay gente que va a apostatar sin entender el concepto de lo que quiere hacer", señaló en el escrito.


Para finalizar, aseguró que "hay que reconocer que falta un dialogo profundo. Hay muchos que dicen que lo hacen porque quieren, porque les gusta. Son expresiones que se objetivizan demasiado. Y en muchos órdenes de la vida, hay cosas que uno tiene que hacer cosas sin quererlas".


Adelantó en este sentido que "a nivel Iglesia Argentina se está elaborando una guía sobre cómo apostatar. La idea es unificar criterios. Una de las consignas que se pondrán es que la solicitud debe ser presencial".


Fuente: APF

Comentarios