Secciones
Hidrovía Paraguay-Paraná

Hidrovía: finaliza la concesión de un negocio millonario

La hidrovía Paraguay-Paraná representa un gran negocio para la empresa adjudicataria. El 30 de abril vence el contrato, por lo que piden cambios de reglas.

Sábado 24 de Abril de 2021

El 30 de abril vence la concesión que hace 25 años administra Hidrovía S.A (integrada por la empresa belga Jan del Nul y la argentina EMEPA) sobre el corredor natural Hidrovía Paraguay-Paraná. No obstante, se evalúa una prórroga de 90 días. Este corredor acuático del Río Paraná tiene 3400 kilómetros de extensión (desde Puerto Cáceres, Brasil, hasta Nueva Palmira, Uruguay) por donde pasan las materias primas y derivados que Argentina exporta al mundo, el 90% de los containers y el 100% de los autos que se comercializan por esta vía. Esta empresa concesionaria realiza el dragado, que implica el trabajo sobre el canal para que pase el transporte, y balizamiento, es decir la marcación por dónde va a pasar cada barco, a cambio de un peaje que garantiza una millonaria ganancia: más de US$300 millones al año.

La Radio de Uno por Radio La Red (88.7) dialogó sobre esta cuestión con Carlos Del Frade, periodista y escritor de la ciudad de Rosario y diputado provincial de la oposición de Santa Fe, quien indicó: “El gran negocio de la hidrovía es quién cobra el peaje por cientos y cientos de barcos que cruzan por el río Paraná y se llevan la riqueza de la Argentina, sin dejar ni un peso en provincias y muy poco en el país. Tenemos la oportunidad histórica que si en medio de esta concesión, Argentina negocia su lugar para defender su propia riqueza. Si nos quedamos, por lo menos, con el 51% de las riquezas que se van por el Paraná, sería un fantástico negocio. El año pasado por las cinco aduanas que tiene la provincia de Santa Fe, salieron 21.000 millones de dólares y no quedó ni un solo peso en las provincias, porque desde la constitución de 1866 se prohíbe a las provincias cobrar ingresos brutos por las exportaciones. Y de esos 21.000 millones que se fueron, sólo quedó mucha pobreza”.

Desde esta perspectiva y teniendo en cuenta que el parte del Río Paraná está en jurisdicción argentina, quien debe convalidar un contrato sobre la explotación del peaje es el Estado Nacional, y lo debe hacer junto a los estados provinciales. “Como dijeron las autoridades del Ministerio de Transporte de la Nación, debe haber transparencia, de tal manera que se le digan a las provincias de Entre Ríos, Santa Fe, Chaco, Corrientes, Buenos Aires qué porcentaje de dinero les va a quedar de las exportaciones que salen por el Río Paraná. Por eso, queremos que el Estado en un futuro pueda decir: ‘nosotros somos los dueños y propietarios del río’ y tenemos no sólo control sino también administración política de desarrollo’. Hasta ahora no he oído a los gobernadores de Entre Ríos y Santa Fe proclamarse por esta cuestión; deben alzar la voz al respecto porque la pobreza crece y las provincias no ven ni un solo peso frente a sus narices”, indicó Del Frade.

En términos de ganancias, a la Argentina le queda sólo un 15% de las exportaciones que se realizan por el Paraná. “El contrato vigente nos obliga a ser bobos y cómplices y el problema serio le tenemos nosotros porque falta plata para ayudar a la gente, generar trabajo y ayudar a las pequeñas empresas tanto urbanas como rurales”, finalizó Del Frade.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario