Ambiente
Miércoles 18 de Abril de 2018

Estela Gariboglio: "la Biodanza te da herramientas para ser feliz"

Una red de facilitadores organizó el festejo del Día Mundial de la Biodanza que se realizará con una clase abierta desde las 17 en la plaza Alvear de Paraná.

Estela Gariboglio es facilitadora de Biodanza y asegura que la técnica brinda herramientas para recuperar la vitalidad porque "todo lo que se mueve tiene vida".


Las personas interesadas en experimentar tendrán la chance este jueves a las 17 cuando en Paraná se festeje el Día Mundial de la Biondanza. El encuentro se realizará en la plaza Alvear, sobre la explanada de la peatonal San Martín con entrada libre y gratuita. En el caso de que llueva, porque hay algunas probabilidades, el evento se trasladará a la sede de la Facultad de Trabajo Social (Brown 54).


La celebración por el Día de la Biodanza está organizada por la red de facilitadores que viven en la región. En las últimas semanas un equipo de 10 personas se encargaron de trabajar en todos los detalles.


La energía está puesta con el objetivo de integrar a la Biodanza en la sociedad mediante una clase abierta que tendrá la dinámica habitual con el objetivo de sumar personas sin experiencia que siempre quisieron y quizás nunca se animaron a probar.



estela 3.jpg
Una de las preguntas más importantes es ¿Dónde queremos vivir? Foto UNO Juan Ignacio Pereira.
Una de las preguntas más importantes es ¿Dónde queremos vivir? Foto UNO Juan Ignacio Pereira.



Los organizadores calculan que participarán de la clase una buena cantidad de personas que aprovecharán además para celebrar el nacimiento del creador del sistema, Rolando Toro.


En la capital de la provincia se calcula que están activos unos 30 grupos de Biodanza. Además en la escuela se vienen preparando unos 25 facilitadores que son parte de la cuarta promoción. En este caso todos tienen como gran objetivo "integrar" a la Biodanza en la sociedad


UNO le preguntó a la facilitadora Estela Gariboglio ¿Por qué hay que practicar Biodanza? y ella respondió: "Porque la Biondanza te da herramientas para ser feliz".


Convencidos de los beneficios organizaron el evento porque quieren llegar a la mayor cantidad de personas posibles para que observen que no hay nada extraño. "Biodanza es restaurar el gesto, lograr un movimiento natural".


biodanza adentro
Las rondas se multiplicarán en diferentes puntos del planeta. Foto Internet.
Las rondas se multiplicarán en diferentes puntos del planeta. Foto Internet.



Mundial

El festejo que se repetirá en diferentes ciudades del planeta se caracterizará por sus grandes rondas. "La ronda genera un espacio ritual en donde se cruzan miradas, nos agarramos las manos y se recupera la ancestralidad. Se genera un grupo que a su vez crea una linda energía", remarca y luego parafrasea a Juan L. Ortiz hablando de la "eternidad del instante".

En tiempos de marcada individualidad volver a estar en grupo es como retornar a los juegos de niños en donde se vive el momento por lo que desaparece el pasado y el futuro. Con la mente trabajando al ritmo de las redes sociales pensando en lo que vamos hacer después se hace muy difícil valorar lo que tenemos porque enseguida entramos en la lógica de desear lo que nos falta. "Siempre estamos nostálgicos y carentes", agrega Estela en su casa mientras se suma a la charla Víctor Beziner que también es facilitador de Biodanza.

Él agrega que en días en donde lo único que hacemos es cumplir y cuando frenamos no sabemos muy bien lo que estamos haciendo la pregunta es ¿Dónde está la felicidad? Buscando el camino para encontrarla, Rolando Toro, recomendaba preguntar: ¿Qué me hace feliz? ¿Dónde quiero vivir (y con quién)? y ¿Cómo me quiero ganar la vida?

estela adentro posta.jpg
En Biodanza acondicionan los ambientes para la comodidad de las personas. Foto <b>UNO</b> Juan Ignacio Pereira.
En Biodanza acondicionan los ambientes para la comodidad de las personas. Foto UNO Juan Ignacio Pereira.


Mientras Estela recuerda las palabras de Toro, pasa como una brisa en el veranito de otoño su hija Eva y de repente la mujer, que comenzó a practicar Biodanza en 1991 y enseña desde 1998 vuelve a quedar sola centrada en explicar la teoría. "La Biodanza recupera los instintos, a tener una guarida, a conseguir los alimentos, a estar con otros, a explorar".

Para ella es recuperar la salud biológica del ser pero también reconoce que estos son tiempos difíciles en donde la lucha es por conseguir la casa y la comida. Para ejemplificar la gravedad de la situación trae a la conversación al pensador, geógrafo y educador ambiental Carlos Galano quien fue el que advirtió que "está en peligro la extinción de la humanidad del humano".

Entonces Biodanza toma preponderancia porque "ayuda a cuidar al otro, a cuidar la vida, porque estamos cada vez más solos y estar en grupo es un re aprendizaje, para educarnos y recuperar el ser humano natural".

estela adentro.jpg
La Biodanza vuelve a explorar para potenciar el instinto. Foto <b>UNO</b> Juan Ignacio Pereira.
La Biodanza vuelve a explorar para potenciar el instinto. Foto UNO Juan Ignacio Pereira.


La clase

La dinámica de una clase de Biodanza es de dos horas y aconsejan a tomar una por semana. La cuota ronda entre los 500 y 700 pesos por mes según la facilitadora o el facilitador y el espacio en donde se realiza la práctica.

Para la Biodanza el ambiente es clave y destacan que la persona es el principal factor. Entonces desde el recibimiento ya preparan todo para que sientan la comodidad. La mirada tiene un rol fundamental. Uno de los grandes objetivos es "poder estar cómodos en nuestros cuerpos, aceptar a los otros y entender que cada persona trae su potencial".



Comentarios